A propósito de Rodó

“José Enrique Rodó no nació en 1872 y así lo hizo saber al excelente crítico “Lauxar”, ni falleció en setiembre de 1917, como dice Alberto Zum Felde en su “Proceso Intelectual del Uruguay”. Un norteamericano, Guillermo Berrien, precisó, incontestablemente las fechas de nacimiento y de muerte de Rodó. Nació en Montevideo el 15 de julio de 1871 y murió, a las 10 y 15 del 1º de mayo de 1917, en Palermo (Italia), dos meses y medio antes de cumplir 46 años. Resulta curioso que, por bastante tiempo, el día del fallecimiento se refiriese al 2 de mayo y no al 1º. Tal era esta persistencia que, por repetidas veces, nos creímos obligados a señalar públicamente el error en que se incurría. Al fin obtuvimos esta explicación: el hecho se fundamentaba en que el aniversario de la muerte coincidía con el Día de los Trabajadores:  no aparecían diarios para recordar al Maestro y, por falta de medios de locomoción –debido al paro habitual- era poco menos que imposible reunir un grupo de admiradores en torno a las cenizas de Rodó, depositadas en el panteón Nacional…” (De José Pereira Rodríguez, prólogo a “Ariel, liberalismo y jacobinismo”, Ediciones biblioteca Artigas, Colección Clásicos Uruguayos).