Alrededor de 1.200 jóvenes del país participan en Salto del programa Arte y Juventud hasta mañana

Alrededor de 1.200 jóvenes del país participan en  Salto del programa Arte y Juventud hasta mañana
Unos 1.200 jóvenes de todo el país se reúnen en Salto financiados por el Gobierno nacional y con el apoyo logístico de la Intendencia de Salto, en un programa denominado “Encuentro Arte y Juventud”, que ya tiene cinco ediciones, pero que por primera vez se lleva a cabo en nuestro medio con distintos escenarios y múltiples espectáculos artísticos.
La inauguración se llevó a cabo ayer en la Plaza Artigas con un imponente escenario que luego de tener diversos oradores en el acto de apertura y peculiares presentadores que poco conocían de la ciudad, desfilaron una serie de bandas y de escuelas de danza que confluyeron en una diversidad de ritmos y colores que hizo ruido hasta entrada la madrugada.
Los espectáculos proseguirán entre hoy y mañana, culminando en la noche del lunes con el regreso a destino de los centenares de jóvenes que llegaron desde todos los puntos del país.
DIVERSIDAD
Un grupo importante de jóvenes recorre las calles de la ciudad desde la pasada jornada y distintos lugares del centro están repletos de ómnibus de excursiones, ya que se calcula que son alrededor de 30.
Al caer el sol los mismos se aglomeraron en la Plaza Artigas, donde podía verse una importante manifestación de diversidad entre los que se encontraban personas de todas las edades, vestidos en alusión a su participación en este encuentro y otros simplemente coloridos luciendo la alegría que busca imprimirse en estos casos.
La actividad comenzó con un desfile de grupos de candombe y escuelas de samba que llegaron desde la Plaza Treinta y Tres por calle Uruguay, hasta el escenario mayor donde estaba todo pronto para la apertura.
El imponente escenario que fue armado por la Comisión de Eventos de la Intendencia de Salto contaba con un espectacular despliegue de luces y sonidos contratados por los organizadores, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y el de Desarrollo Social (Mides) a través del Instituto Nacional de la Juventud (INJU).
Una vez allí, tanto los representantes de INJU, Mides y MEC, que dieron la bienvenida a los participantes y hablaron de que la fiesta era una expresión de pluralidad y democracia, agradecieron a la Intendencia de Salto por la cual hicieron uso de la palabra los directores de Cultura, Mario Kroeff y Juventud, Marcelo Galarza, quienes junto a Víctor Hugo Solís, coordinador de Eventos, destacaron la actividad y dieron a conocer el apoyo logístico que dio la Intendencia en el armado de los escenarios y otros aspectos.
Un aspecto singular de la presentación, fue cuando los presentadores del evento, Maxi Orta y Richard Trivel, dos murguistas capitalinos contratados por el MEC para hacer la presentación del evento, convocaron a participar del escenario montado “en el lugar popularmente conocido por los salteños como el callejón”, cuando se trataba del Mercado 18 de Julio.
Tras esto, comenzó el espectáculo con la participación del dúo salteño de Darío y Germán Figueroa, siendo el primero además coordinador territorial del Mides en Salto.
Entre los jóvenes, estaba un grupo de colaboradores que vestían una remera otorgada por el INJU que decía “No estoy escapando, estoy corriendo, ser joven no es delito”, en el marco de una campaña de parte del gobierno en contra de las medidas adoptadas por el Partido Colorado para bajar la edad de imputabilidad, los que obsequiaban pegotines y librillos a todo color con el programa de las actividades.
Pero además había otro grupo denominado “La Corriente Estudiantes del Pueblo” que entregaba a los participantes una publicación gratuita al estilo de una volanteada, con un pliego de cuatro páginas en blanco y negro, que databa de un “boletín informativo” sobre actividades impulsadas por el Frente Amplio como la movilización por los detenidos desaparecidos durante la última dictadura.
Además de promover actividades tales como “movimiento estudiantil combativos”, plegarse a la “lucha” con los trabajadores por mayor presupuesto para la educación, impulsar “planes de estudio populares”, “rechazo a la megaminería”, un llamado a “derrotar el proyecto reaccionario de la baja de la edad de imputabilidad”, entre otras adhesiones a los planes del gobierno nacional como la ley del aborto.
COSTOS
Los costos que supone para las arcas del Estado la organización de una megafiesta como ésta, fue evaluada por algunos referentes locales que trabajan en la organización de actividades artísticas, quienes a su juicio manifestaron a este diario que en total debe haber un gasto superior a los dos millones de pesos para una actividad de tres días.
En ese sentido y teniendo en cuenta que estas actividades comenzaron a prepararse desde hace varios días, con el armado de los escenarios, las contrataciones de los ómnibus para los traslados de los grupos desde los distintos departamentos del país, el traslado de los representantes institucionales, las contrataciones de los distintos vehículos para los organizadores del evento, el alquiler de los costosos equipos de sonido e iluminación de los escenarios, los contratos de los animadores y presentadores, la alimentación para alrededor de unas 1.500 personas, que era proporcionada por el Batallón local del Ejército Nacional, los guardias de seguridad y gastos en merchandising, la fiesta le costó al gobierno nacional aproximadamente 2 millones de pesos. Sin sumarle el costo caché de los grupos que actúan.
En tanto, las actividades, que cuentan con un marco de despliegue importante, “busca la integración e inclusión de los jóvenes”, como dijo a este diario en anterior oportunidad el director del INJU Matías Rodríguez.

Unos 1.200 jóvenes de todo el país se reúnen en Salto financiados por el Gobierno nacional y con el apoyo logístico de la Intendencia de Salto, en un programa denominado “Encuentro Arte y Juventud”, que ya tiene cinco ediciones, pero que por primera vez se lleva a cabo en nuestro medio con distintos escenarios y múltiples espectáculos artísticos.

La inauguración se llevó a cabo ayer en la Plaza Artigas con un imponente escenario que luego de tener diversos oradores en el acto de apertura y peculiares presentadores que poco conocían de la ciudad, desfilaron una serie de bandas y de escuelas de danza que confluyeron en una diversidad de ritmos y colores que hizo ruido hasta entrada la madrugada.

Los espectáculos proseguirán entre hoy y mañana, culminando en la noche del lunes con el regreso a destino de los centenares de jóvenes que llegaron desde todos los puntos del país.

DIVERSIDAD

Un grupo importante de jóvenes recorre las calles de la ciudad desde la pasada jornada y distintos lugares del centro están repletos de ómnibus de excursiones, ya que se calcula que son alrededor de 30.

Al caer el sol los mismos se aglomeraron en la Plaza Artigas, donde podía verse una importante manifestación de diversidad entre los que se encontraban personas de todas las edades, vestidos en alusión a su participación en este encuentro y otros simplemente coloridos luciendo la alegría que busca imprimirse en estos casos.

La actividad comenzó con un desfile de grupos de candombe y escuelas de samba que llegaron desde la Plaza Treinta y Tres por calle Uruguay, hasta el escenario mayor donde estaba todo pronto para la apertura.

El imponente escenario que fue armado por la Comisión de Eventos de la Intendencia de Salto contaba con un espectacular despliegue de luces y sonidos contratados por los organizadores, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y el de Desarrollo Social (Mides) a través del Instituto Nacional de la Juventud (INJU).

Una vez allí, tanto los representantes de INJU, Mides y MEC, que dieron la bienvenida a los participantes y hablaron de que la fiesta era una expresión de pluralidad y democracia, agradecieron a la Intendencia de Salto por la cual hicieron uso de la palabra los directores de Cultura, Mario Kroeff y Juventud, Marcelo Galarza, quienes junto a Víctor Hugo Solís, coordinador de Eventos, destacaron la actividad y dieron a conocer el apoyo logístico que dio la Intendencia en el armado de los escenarios y otros aspectos.

Un aspecto singular de la presentación, fue cuando los presentadores del evento, Maxi Orta y Richard Trivel, dos murguistas capitalinos contratados por el MEC para hacer la presentación del evento, convocaron a participar del escenario montado “en el lugar popularmente conocido por los salteños como el callejón”, cuando se trataba del Mercado 18 de Julio.

Tras esto, comenzó el espectáculo con la participación del dúo salteño de Darío y Germán Figueroa, siendo el primero además coordinador territorial del Mides en Salto.

Entre los jóvenes, estaba un grupo de colaboradores que vestían una remera otorgada por el INJU que decía “No estoy escapando, estoy corriendo, ser joven no es delito”, en el marco de una campaña de parte del gobierno en contra de las medidas adoptadas por el Partido Colorado para bajar la edad de imputabilidad, los que obsequiaban pegotines y librillos a todo color con el programa de las actividades.

Pero además había otro grupo denominado “La Corriente Estudiantes del Pueblo” que entregaba a los participantes una publicación gratuita al estilo de una volanteada, con un pliego de cuatro páginas en blanco y negro, que databa de un “boletín informativo” sobre actividades impulsadas por el Frente Amplio como la movilización por los detenidos desaparecidos durante la última dictadura.

Además de promover actividades tales como “movimiento estudiantil combativos”, plegarse a la “lucha” con los trabajadores por mayor presupuesto para la educación, impulsar “planes de estudio populares”, “rechazo a la megaminería”, un llamado a “derrotar el proyecto reaccionario de la baja de la edad de imputabilidad”, entre otras adhesiones a los planes del gobierno nacional como la ley del aborto.

COSTOS

Los costos que supone para las arcas del Estado la organización de una megafiesta como ésta, fue evaluada por algunos referentes locales que trabajan en la organización de actividades artísticas, quienes a su juicio manifestaron a este diario que en total debe haber un gasto superior a los dos millones de pesos para una actividad de tres días.

En ese sentido y teniendo en cuenta que estas actividades comenzaron a prepararse desde hace varios días, con el armado de los escenarios, las contrataciones de los ómnibus para los traslados de los grupos desde los distintos departamentos del país, el traslado de los representantes institucionales, las contrataciones de los distintos vehículos para los organizadores del evento, el alquiler de los costosos equipos de sonido e iluminación de los escenarios, los contratos de los animadores y presentadores, la alimentación para alrededor de unas 1.500 personas, que era proporcionada por el Batallón local del Ejército Nacional, los guardias de seguridad y gastos en merchandising, la fiesta le costó al gobierno nacional aproximadamente 2 millones de pesos. Sin sumarle el costo caché de los grupos que actúan.

En tanto, las actividades, que cuentan con un marco de despliegue importante, “busca la integración e inclusión de los jóvenes”, como dijo a este diario en anterior oportunidad el director del INJU Matías Rodríguez.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...