Altamides, 25 años después

Dos libros publicó Altamides Jardim en su vida: «Cielo y raíz», en 1937, y «Corazón molinero», en 1987. Dos años después de su muerte, y porque así lo había querido y solicitado él poco tiempo antes de morir, Leonardo Garet reunió y comentó su obra en el libro «Altamides Jardim – Poesías Completas» (Ediciones Casa de Nuna, Salto, 1997).Altamides
Sobre sus dos libros, en el fascículo Nº 1 de la colección «Hombres y oficios», publicado por Diario EL PUEBLO el 17 de octubre de 1993, la profesora Laura Domínguez decía con sobrada razón:

«Si buscamos donde se encuentra la continuidad de su poesía, podemos hallarla más que en la forma, en las líneas temáticas y en los motivos que aparecen en ambos libros. De estas líneas se destacan: la guitarra, el canto, el hombre en el paisaje, en definitiva, la búsqueda encarnizada y exigente de comunicación».

Hoy el homenaje de este diario, a 25 años de su partida, es el mejor que puede recibir un escritor: leerlo. Por eso le damos la palabra:

EL HOMBRE Y SUS DISTANCIAS

(De «Corazón molinero»)
Entre el cielo y la tierra su aventura.

¿A cuántos vientos de las esperanzas?

¿A cuántas lunas de la alabanza?

¿A cuántos puños de la sepultura?

En trance de medirse es su amargura.

Y el ala del rayo en sus balanzas

y la furia de espantos en sus danzas

y el signo del yunque en su estrechura.

Si de perdidos rostros se amortaja:

lobo en la esfera del jazmín que canta,

noche en la lengua de la sal que viaja.

Huye la frente con su pie de espejos…

Tapiceros de orbes, en la garganta,

labran llorando musgos de cortejos.

 

EN EL CANTO DEL HOMBRE

(De «Cielo y raíz»)
En el canto del hombre

está la música de los pechos.

En la música de los pechos,

están el amor y las lágrimas.

En el canto del hombre

está la ansiedad antigua del agua,

enturbiando olas en sus orillas

y purificándose en la fruición del cauce.

En la música de los pechos

está afirmada la vibración del cosmos.

En el canto del hombre

la vida, esenciada y plena,

tiene los brazos abiertos

a la armonía

que va de la raíz a la estrella.