Ante la muerte de Tzvetan Tódorov, un brillante intelectual

No queremos que se nos vaya febrero sin recordar a una figura de enorme importancia en la cultura universal que falleció en los primeros días de este mes: Tzvetan Tódorov. En lo personal, aprendí a valorarlo apenas tuve la posibilidad de acercarme por primera vez a una parte de su extensísimo y variado trabajo intelectual. Fue cuando quise (o comenzar a estudiar, porque no sé si algún día se termina de estudiar a Tódorov) su teoría sobre Literatura Fantástica. Alteración en el comportamiento del tiempo, en el comportamiento del espacio o en el principio de causalidad, son, a grandes rasgos, las razones que hacen que un relato sea fantástico, según este pensador. Pero su obra, además de lo estrechamente vinculado a la crítica literaria y a la teoría lingüística, abarca la filosofía, la política, la historia y más.
De su extensa lista de libros publicados, recordamos entre los más recientes: «Elogio de lo cotidiano» (2013), «Los enemigos íntimos de la democracia» (2012), «Vivir solos juntos» (2011), «Nosotros y los otros» (2010), «El espíritu de la ilustración» (2008), «El miedo a los bárbaros» (2008), «Los aventureros de lo absoluto» (2007), «Elogio del individuo» (2006), «El nacimiento del individuo en el arte» (2006).
Recibió el Premio Príncipe de Asturias, de Ciencias Sociales, en el año 2008. Fue, en definitiva, un intelectual brillante, de los más completos y con mayor profundidad del último siglo. Había nacido en 1939 en Sofía (Bulgaria) y falleció en París (Francia) el 7 de febrero de 2017. Entonces, simplemente lo del principio: desde esta página de EL PUEBLO no queríamos que pasara febrero, el mes que lo despidió de la vida, sin recordarlo.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...