Aquellos primeros españoles que llegaron a Salto

En 1867 fundaron la Asociación Española.

La inauguración el pasado viernes del nuevo local (Artigas casi Sarandí) de la Asociación Española de Socorros Mutuos, fue una ocasión propicia para que la Maestra Sara Curbelo trazara una breve reseña histórica acerca del contexto en que aquellos primeros españoles llegaron a Salto y fundaron, en 1867, la mencionada Asociación. Dijo Curbelo (integrante de la Comisión Directiva desde hace varios años) que siempre “es importante situarnos en el marco histórico de aquel 1867”. A continuación transcribimos algunos pasajes de su discurso.

Pascual Harriague y Saturnino Ribes, dos polos de atracción de inmigrantes
“Las grandes oleadas de inmigrantes fueron la que va de 1840 a 1930 y la que viene después de la Segunda Guerra Mundial, entre el 45 y el 50, para después enlentecerse la inmigración. En ese tiempo, vinieron muchos europeos, y entre ellos españoles, gente que vino de distintas regiones de España: vascos, catalanes, andaluces, gallegos, pero parece que lo que predominó fueron los gallegos porque hasta hoy a veces a un español castizo se le dice gallego…”.
“Y llegaron muchos a esta ciudad de Salto, tan al norte de los puertos de llegada. Pero hay una justificación para esto; aquí había dos polos de desarrollo de mucha importancia: al sur el emprendimiento de Pascual Harriague con varias empresas y al norte los astilleros de Saturnino Ribes. Eso necesitaba mucha mano de obra y es por eso que se asentaron tantos españoles acá en esa época”.

Surge la Asociación porque había necesidades
“La inmigración es una situación crítica, sobre todo cuando son oleadas, porque la gente se va por razones políticas o económicas, se aleja de su solar, y por eso los primeros momentos debieron ser reuniones de camaradería para compartir una fiesta, compartir una comida típica, pero con el transcurrir de los años fueron viendo que había otras necesidades: la enfermedad, la falta de trabajo o la muerte misma que inexorablemente llega. Entonces, ese grupo de españoles en ese sentido se reunieron y crearon un 22 de diciembre esta institución, y tal era el entusiasmo que la segunda reunión fue el día 24, ¡24 de diciembre!”

Fueron adelantados en lo social
“En Uruguay, esa época era muy convulsionada, con muchas guerrillas. En 1867 gobernaba el General Flores y en 1868 asume electo Lorenzo Batlle, pero llegamos a 1877, año importante por la Ley de Educación de José Pedro Varela; gobernaba entonces el General Latorre. Fue una época también de grandes epidemias, sobre todo de cólera y fiebre amarilla y no había hospitales, hasta que en el año 78 recién se crea el Hospital de Salto…”.
“Lo interesante de este grupo es que se unió y su objetivo fundamental fue la solidaridad y la ayuda mutua. Y hay que destacar lo adelantados que fueron, que no sólo ayudaban con atención médica sino que también se daba pensiones a los enfermos crónicos y se ayudaba también al desocupado. Quiere decir que se adelantaron mucho a las leyes que después tendría nuestro país, a las leyes del BPS hoy, con todos estos aspectos de la seguridad social”.

No faltaron momentos adversos
“En el marco de la vida, de la historia sabemos que una institución puede tener dificultades, va tejiendo el hilo de su actividad en el transcurrir de cada día pero muchas veces debe afrontar dificultades en su actuación, porque se dan vientos de cambio, políticos, sociales, económicos y no siempre son favorables, a veces son adversos, y esta institución de 150 años ¡si habrá tenido momentos adversos! Uno muy importante fue cuando en 1943 en nuestro país se crea la Ley de las Mutualistas, que tiene una serie de exigencias, por ejemplo en cuanto a número de socios, entre otras; en 1956 se crea en Salto el Centro Médico y ese es un momento crítico porque perdemos la condición de mutualista y había que reinventarse, había que buscar otro sentido, y la Asociación entonces va hacia lo cultural, hacia lo social, pero siempre con el objetivo trascendente de la solidaridad, de la ayuda mutua, no solamente a nuestros socios, eso por supuesto, pero también vertirlo a nuestro Salto, que tanto nos ha dado, que tanto dio a nuestros abuelos y es una forma de devolver eso”.

Compromiso de continuidad y coherencia
“Siguiendo un pensamiento de Cervantes, como todo ser y toda institución debemos pensar que hay que tener ilusiones, hay que tener sueños, proyectos y pensar realizarlos. En el marco de estos 150 años debemos pensar en el compromiso de dar continuidad y coherencia a la institución, para que otros más jóvenes continúen y para nosotros poder decir: hemos cumplido con los creadores de esta institución”, finalizó expresando la Maestra Sara Curbelo.

Españoles







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...