Carmen Molinas, una maestra que también propaga versos

Poemas de Carmen Isabel Molinas Bonilla ocupan hoy esta página. Nacida en Artigas, radicada durante un buen tiempo en Salto. Maestra, Psicopedagoga, Especializada en Educación Inicial. Maestra de escuelas públicas y privadas de Salto y de Montevideo. CARMEN MOLINAS

Profesora en: Liceo Piloto, Liceo Nocturno, Colegio Inmaculada Concepción, Colegio Salesianos e Instituto de Formación Docente de Salto. Profesora en UCUDAL, Mdeo. Coordinadora del Sector Inicial del Colegio Misericordista, Mdeo.
Fundadora y Directora general de Jardín de Infantes “Les Petits” y de “Pocitos Day School”, Mdeo. Investigadora psicopedagógica. Disertante en Congresos y Eventos Internacionales de Educación, Psicopedagogía y temas relacionados. (Información biográfica y poemas: Revista Ámsterdam Sur Nº 11).

PERDURABLE
Parva dormida,
establo solitario
canción ungida
por señales de llanto.
Solamente quizá lo sorprenda
el rasgado de las fibras íntimas,
recién entonces puede que lo aprese
en soliloquio de sombras,
en diálogo de niebla,
en monólogos de brumas repetidas.
Podrán reconocerse en un instante,
mágico y hechicero como aquellos,
que quieren perdurar
y lo consiguen.

LA ESPERA INÚTIL
Está allí …esperando lo imposible,
solitaria y estéril,
sin los trucos de ovarios fraudulentos,
con la congoja de no poder lograrlo.
El sueño aquel, se quedó en el rellano
de la escalera mustia de sus ansias.
A lo lejos, se asoma en lontananza,
una silueta, no reconocible.
Vuelve a tejer su mística utopía,
tratando de lograr,
lo que no existe.

SURREALISTA
Abro las alcobas secretas,
donde hay nieve y estímulos y luces,
me pierdo en el fasto de sus ejes,
candelabros de setenta velas.
Todos los fuegos se encienden a un tiempo.
Hay rescoldos de sol en la escalera.
Las literas pequeñas se amontonan
entre joyas antiguas, recluidas.
Es aquí donde el sueño daliniano,
termina de imponerse en la vigilia,
mientras tanto,
cual náufrago hechizado,
permanezco hasta ahogarme
en sus desbordes
y dejo que la vida se deslice
sobre curvas de aliento y de relojes
Soñar de una manera irreverente,
con trigales conversos y con frutos,
despedir a las últimas esdrújulas
sin el pesar de primaveras rotas.
Esquivar las actuales circunstancias,
como un cometa errante que divaga
y retozar en el pequeño espacio,
que permite la estación del desánimo.
Asumir como propio el desencanto
las tan desbaratadas fantasías
reconvertir imágenes y sueños,
sin extrañarse de que no perduren.
Escuchar el temblor de las acacias,
cuando ya viene culminando el día.
Expropiar sus temores
y olvidarlos
en un arcón perdido.

DESCONFIANZA
Desiguales los mundos que parecen,
ser gemelos del día y de la noche,
desconfío de aquellas apariencias,
desdobladas,
simétricas,
perfectas.
Ni siquiera el espejo nos revela
nuestro doble completo,
nos muestra siempre en sentido contrario
lo derecho es izquierda y viceversa.

ANHELOS INCUMPLIDOS
Los anhelos que no han tenido eco,
son cristales quebrados,
esparcidos por los prados del alma,
son restos que han quedado allí ,
como seres yacentes
en campos de batalla.
Nadie los reclama, están perdidos,
en el fondo cenagoso,
de donde no se sale,
abandonados,
negados, omitidos,
se van desvaneciendo descuidados,
empañados
de óxido y olvido.