El artista y escultor Diego Santurio expone “Meiosis” en una de las prestigiosas salas de la Fundación Atchugarry

El artista y escultor Diego Santurio expone “Meiosis” en una de las prestigiosas salas de la Fundación Atchugarry
El artista y escultor salteño Diego Santurio, de notable destreza técnica en sus obras de hierro y acero inoxidable, inauguró recientemente una exposición en una de las salas de la Fundación Pablo Atchugarry (próximo a la zona de Punta del Este), la cual permanecerá abierta al público hasta el próximo 8 de marzo.
La Fundación Pablo Atchugarry, es uno de los lugares más importantes y destacados del país para realizar exposiciones artísticas.
Santurio había solicitado el verano pasado la posibilidad de realizar una muestra allí, pero según dijo a EL PUEBLO “no se pudo dar” y en este año 2014, logró obtener la distinción junto a otros  dos artistas uruguayos (Eduardo Cardozo y Miguel Herrera), que inauguraron sus exposiciones el mismo día, cada uno en una sala diferente.
Sobre la muestra que expone en este prestigioso lugar, el artista salteño expresó que se denomina “Meiosis” y consta de 9 piezas, donde “la pieza más chica tiene 1,50 metros de altura y de ahí va hasta los 3 metros”.
El escultor explicó a este diario, que Meiosis es una continuación de Mitosis, exposición que Santurio realizó con anterioridad en el Mercado 18 de Julio de nuestra ciudad y se propone con esta muestra plantear un paralelismo entre la reproducción celular y el proceso creativo, “es como plantear un paralelismo en  cómo el artista se reproduce en las obras, porque es algo que sale de uno y exporta mucha información genética, desde cómo sos a lo qué te pasa en ese momento, en Mitosis se exporta la misma información genética ahora en Meiosis ya es como que depende de otra célula”, explicó.
Las obras que constituyen la muestra son en su mayoría de acero inoxidable y algunas en hierro, “que es parte del centro del lenguaje que vengo utilizando. El montaje lo realizamos con Alejandro Baldasini y José Santurio (hermano), que fueron quienes me ayudaron desde el traslado de las obras a cómo montarlas”, agregó.
La inauguración de la muestra fue muy exitosa y causó muy buena impresión en el público que se hizo presente en estos primeros días de febrero, esperando que continúe en lo que resta del mes con una importante concurrencia y grandes elogios para el artista salteño.
“Esto es un paso muy importante, me siento muy cómodo y en un lugar privilegiado, pero éste es un paso que yo quería dar porque significa mucho, yo había pedido la sala en el verano pasado y no se pudo dar, pero este año surgió de manera más apresurada, pero se llegó bien a la inauguración. Yo tenía que mostrar algo fuerte y creo que se logró hacer una muestra importante”, comentó Santurio.
RESUMEN DE SU TRAYECTORIA
Diego Santurio, nació en Salto en el año 1977. Hijo de metalúrgico, desde su infancia siempre estuvo en contacto con el taller donde fue adquiriendo el lenguaje de diferentes materiales.
Su adolescencia fue marcada por una tendencia al desarrollo artístico en distintas actividades.
En 1995 y 1996 cursa soldadura y forja en Universidad del trabajo del Uruguay.
Desde entonces inicia una incesante búsqueda, individual y particular, sobre el material y sus límites, la forma, el espacio. En el año 2004 trabaja junto a Octavio Podestá en su obra “Homenaje a la Producción Ovina”, en Salto, Uruguay.
En 2009 realiza una estancia de trabajo en Shanghái, China. Ha participado de diferentes proyectos, talleres, montajes, escenografías, exposiciones, instalaciones, documentales, intervenciones, etc.
Santurio ha representado a Uruguay en diferentes exposiciones y simposios internacionales.
Cuenta con obras monumentales y públicas en el Parque Matos Neto en Salto, Plaza Flores en Salto, en el Lago de Palmar Soriano, Torre 3 del World Trade Center en Montevideo, en el Parque de Esculturas y Museo de la Fundación Pablo Atchugarry en Maldonado, en el Parque de Esculturas Antoine de Saint-Exupéry en Argentina, en la Fundación Villacero de Monterrey en México; en el Museo LAKMA de Amersfoor en Holanda y en Daning Lingshi Park de la ciudad de Shanghái, China.
n

El artista y escultor salteño Diego Santurio, de notable destreza técnica en sus obras de hierro y acero inoxidable, inauguró recientemente una exposición en una de las salas de la Fundación Pablo Atchugarry (próximo a la zona de Punta del Este), la cual permanecerá abierta al público hasta el próximo 8 de marzo.

La Fundación Pablo Atchugarry, es uno de los lugares más importantes y destacados del país para realizar exposiciones artísticas.

Santurio había solicitado el verano pasado la posibilidad de realizar una muestra allí, pero según dijo a EL PUEBLO “no se pudo dar” y en este año 2014, logró obtener la distinción junto a otros  dos artistas uruguayos (Eduardo Cardozo y Miguel Herrera), que inauguraron sus exposiciones el mismo día, cada uno en una sala diferente.

Sobre la muestra que expone en este prestigioso lugar, el artista salteño expresó que se denomina “Meiosis” y consta de 9 piezas, donde “la pieza más chica tiene 1,50 metros de altura y de ahí va hasta los 3 metros”.

El escultor explicó a este diario, que Meiosis es una continuación de Mitosis, exposición que Santurio realizó con anterioridad en el Mercado 18 de Julio de nuestra ciudad y se propone con esta muestra plantear un paralelismo entre la reproducción celular y el proceso creativo, “es como plantear un paralelismo en  cómo el artista se reproduce en las obras, porque es algo que sale de uno y exporta mucha información genética, desde cómo sos a lo qué te pasa en ese momento, en Mitosis se exporta la misma información genética ahora en Meiosis ya es como que depende de otra célula”, explicó.

Las obras que constituyen la muestra son en su mayoría de acero inoxidable y algunas en hierro, “que es parte del centro del lenguaje que vengo utilizando. El montaje lo realizamos con Alejandro Baldasini y José Santurio (hermano), que fueron quienes me ayudaron desde el traslado de las obras a cómo montarlas”, agregó.

La inauguración de la muestra fue muy exitosa y causó muy buena impresión en el público que se hizo presente en estos primeros días de febrero, esperando que continúe en lo que resta del mes con una importante concurrencia y grandes elogios para el artista salteño.

“Esto es un paso muy importante, me siento muy cómodo y en un lugar privilegiado, pero éste es un paso que yo quería dar porque significa mucho, yo había pedido la sala en el verano pasado y no se pudo dar, pero este año surgió de manera más apresurada, pero se llegó bien a la inauguración. Yo tenía que mostrar algo fuerte y creo que se logró hacer una muestra importante”, comentó Santurio.

RESUMEN DE SU TRAYECTORIA

Diego Santurio, nació en Salto en el año 1977. Hijo de metalúrgico, desde su infancia siempre estuvo en contacto con el taller donde fue adquiriendo el lenguaje de diferentes materiales.

Su adolescencia fue marcada por una tendencia al desarrollo artístico en distintas actividades.

En 1995 y 1996 cursa soldadura y forja en Universidad del trabajo del Uruguay.

Desde entonces inicia una incesante búsqueda, individual y particular, sobre el material y sus límites, la forma, el espacio. En el año 2004 trabaja junto a Octavio Podestá en su obra “Homenaje a la Producción Ovina”, en Salto, Uruguay.

En 2009 realiza una estancia de trabajo en Shanghái, China. Ha participado de diferentes proyectos, talleres, montajes, escenografías, exposiciones, instalaciones, documentales, intervenciones, etc.

Santurio ha representado a Uruguay en diferentes exposiciones y simposios internacionales.

Cuenta con obras monumentales y públicas en el Parque Matos Neto en Salto, Plaza Flores en Salto, en el Lago de Palmar Soriano, Torre 3 del World Trade Center en Montevideo, en el Parque de Esculturas y Museo de la Fundación Pablo Atchugarry en Maldonado, en el Parque de Esculturas Antoine de Saint-Exupéry en Argentina, en la Fundación Villacero de Monterrey en México; en el Museo LAKMA de Amersfoor en Holanda y en Daning Lingshi Park de la ciudad de Shanghái, China.