El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde

Una imaginaria incursión en la dualidad del Hombre

Por José L. Guarino

Robert Louis Stevenson nació en Edimburgo el 13 de noviembre de 1850. Murió el 3 de diciembre de 1894 en una de las islas  Samoa, a donde había viajado en un último esfuerzo por aliviar su estado de salud, deteriorado por la tuberculosis.
La vida de este escritor polifacético estuvo caracterizada por su sed de aventuras, que lo llevaron a emprender numerosos viajes, cuyas experiencias pasaron frecuentemente a convertirse en materia literaria.
Su obra, prolífica si tenemos en cuenta su vida relativamente breve, abarca la poesía, la novela, el ensayo; dentro de ella hay literatura infantil, relatos de travesías, narraciones maravillosas, de terror, de fantasía, de misterio.
Un recuento de sus principales títulos incluye: “Viaje tierra adentro” (1878), “Viaje en burro por las Cevannes” (1879), “La casa solitaria” (1882) “Narraciones maravillosas” (1882)  “La isla del tesoro” (1883), “El extraño caso del Dr. Jekill y Mr. Hyde” (1886), “La flecha negra” (1888), “El señor Ballantree” (1889), “A través de las llanuras” (1892), “El diablo de la botella y otros cuentos” (1893), “Islas del sur” (1896), y la inconclusa “Weir of Herminston”.
Stevenson, que pasó viajando gran parte de su vida por el mundo exterior, realiza en esta novela un recorrido por esos laberintos secretos de la psiquis humana, esas “galerías del alma” de que hablaba Antonio Machado.
“El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” está ambientada en el Londres del siglo XIX.  Tiene la dinámica propia de un cuento policíaco, y la estructura general de  diez capítulos admite una división en dos partes: en la primera hay un narrador que cuenta la investigación sobre el misterio que envuelve a los dos personajes del título, llevada a cabo por un prestigioso abogado, y en la segunda, el narrador desaparece y es el propio Jekyll quien asume la función   en primera persona.
La novela tiene como tema la dualidad del hombre, representada en los conceptos más bipolares: el bien y el mal, aspectos que  están presentes en la naturaleza humana. De modo que Jekyll y Hyde son una misma persona. Pero en la novela de Stevenson, Jekyll, pócima mediante, logra dividir las dos naturalezas, guardando sus rasgos físicos para la parte buena, y creando para su parte mala, un ser imperfecto y terrorífico,  a quien da el nombre de Edward Hyde.  Eso permite a cada uno desaparecer para dejar lugar al otro, según adopten una buena conducta, o una mala.
Los diversos capítulos van envolviendo al lector en un clima de intriga, creada por sucesos tales como el inexplicable testamento de Jekyll a favor de Hyde, o la desaparición de éste después que una testigo lo vio asesinar a un parlamentario inglés, o
el hallazgo de Hyde muerto en el propio laboratorio de Jekyll, junto a unas cartas de este, que aparecen junto al cadáver de aquel, y le permiten al investigador – y al lector- llegar al final de la obra, a la verdad de los hechos.
El tema  de la dualidad del ser humano, viene de lejos en la literatura. Por mencionar algunos de los ejemplos más cercanos a Stevenson, recordemos, por ejemplo, “Los dobles”, de Hoffmann (1821), “William Wilson”, de Pöe (1839), “El caballero doble”, de Gautier (1840),  “El doble”, de Dostoievsky (1846), es claro que las aproximaciones de Stevenson  a cada una de los precedentes señalados., son en diferentes grados y de distinta índole..
El mensaje de la obra,  que los lectores pueden relacionar con el bien y el mal en el concepto teológico, o distinguiendo el hombre en estado natural y el modificado por la cultura y la civilización, como lo hace Borges en su libro “Discusión” abre interminables perspectivas relacionadas con la psiquis y el subconsciente.
“El Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, ha dado lugar a importantes realizaciones cinematográficas, de las que destacamos: “Dr. Jekyll y Mr. Hyde” “El hombre y la bestia”,  “El extraño caso del hombre y la bestia”, “El testamento del Dr. Cordelier”, entre otras.
También ha sido adaptada al teatro en reiteradas oportunidades.
Esto y las permanentes ediciones en todas las lenguas  muestran la plena vigencia de la obra, que más allá de lo disfrutable de su lectura, puede plantear la reflexión acerca de cuánto de Jekyll y qué dosis de Hyde componen la naturaleza humana en cada uno. Y  ya que no existe una poción maravillosa para  mejorar las cosas, y siendo la vida una etapa de construcción de uno mismo, cómo administrar esos ingredientes de luces y de sombras, para asegurar el pleno desarrollo de los valores que hacen del hombre un ser superior.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...