“Hoja de ruta”, el nuevo libro del salteño Daniel Abelenda Bonnet

De Daniel Abelenda Bonnet y desde Carmelo, donde reside este salteño desde hace muchos años, nos llega una postal. Nos llega en realidad un libro de 24 poemas, llamado “Hoja de ruta”, recientemente editado en una muy original presentación, como una verdadera postal, de 16 x 10 cm., 32 páginas, en cuyo frente (tapa del libro) se lee los nombres del libro y del autor ubicados en dos carteles como los que indican los nombres de las calles en una esquina de una ciudad cualquiera, más un sello postal y la inscripción “Postal de Poesía”; y en el reversContratapao (contratapa del libro) lucen dos sellos postales (el de la tapa y otro con la foto del autor) más algunos datos del poeta, escritos con su propia letra: “Daniel Abelenda Bonnet (Salto, 1962) es periodista, docente de Historia e investigador en Ciencias Sociales e Historia Regional. Ha participado en varias antologías de cuento corto y poesía. Publicó dos novelas (El día del plomo y El americano discreto) y los libros de poesía 30 Poemas y Postales y Fotografías”. Los poemas son breves; muchos de ellos con un acápite (palabras extraídas de los más diversos autores) y/o una dedicatoria y con frecuente aparición de expresiones en inglés (Abelenda es también docente de Inglés). Son poemas que parecen nacer, en su mayoría, del recuerdo de momentos o situaciones concretas, puntuales, de ahí que en el título de varios de ellos (de la mayoría) se mencionen algunos años y lugares en particular. Y en ese sentido no faltan las referencias al Salto natal y de buena parte de la infancia, como en el que se titula “Salto Chico, 1967”. Compartimos seguidamente con los lectores de EL PUEBLO una pequeña muestra del contenido de esta nueva obra, esta “Hoja de ruta” que viene a engrosar la lista de los buenos libros que constituyen la literatura de Salto contemporánea.

SALTO CHICO, 1967
El cielo abierto de tus otoños
Y el aire verde del naranjal…
Víctor Lima
Hago sapitos en el agua,Tapa
mis manos lanzan guijarros
que se unen en círculos
concéntricos cerca de la orilla.
Vuelven a ser canto rodados
en el lecho del gran Uruguay.
La vida fluye incesante,
nada se está quieto;
el río baja entre cascadas
sin mirar nunca atrás…
Pronto ya no seré un niño,
y dejaré esta ciudad
de naranjas y azahares.
Muy lejos quedará la casa,
las noches estrelladas en el patio
con helechos, los rostros queridos
y las voces primeras del alma.
¿Qué haré entonces con esta alegría,
dónde guardar la dicha por las cosas simples?

CAMPAMENTO, 1974
Magia nocturna del fogón,
alguien toca una guitarra,
cantando nos hermanamos.
Aquellos días y noches azules
ardieron rápida, imperceptiblemente.
La eternidad estaba en la palma de la mano
y el futuro era sólo un horizonte lejano.
Vivir es vivir intensamente,
ser hoy, ser aquí y ahora.
(Ya vendrán los años del desencanto
y la gris melancolía).

LIBRO DEL TAO, 45
Confía en el no-hacer
y lograrás todo
en su tiempo y medida.
Hazte amigo de los años,
no ofrezcas resistencia
y fluye con la corriente.
Acepta lo que ha sido
y deja ir lo que ya no es.
El Camino Integral (Tao)
se recorre por disminución
y olvido de sí mismo…
El verdadero viaje es interior.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...