Hoy: poemas de Américo Gaudín

Aunque nacido en la ciudad de Salto, parte de su infancia transcurrió en zonas rurales de este departamento, de Paysandú y de Río Grande (Brasil). Actor, cantautor, recitador criollo, locutor de radio; su trayectoria es ampliamente conocida en nuestro medio. En 1982, con su guitarra criolla, viajó a Europa y actuó en centros culturales de París junto a Marcos Velázquez, visitando además Italia, España y Holanda. Dos años más tarde actúa en círculos tradicionalistas de Ecuador, Venezuela, Bolivia, Colombia, Chile y Perú, así como de todo el norte argentino. Actualmente recrea el canto criollo, acompañándose de guitarra, en su programa Canto Oriental, que se emite en las mañanas de domingo por Radio Salto. Los poemas que hoy comparte EL PUEBLO con sus lectores pertenecen al libro “A la luz del Alba”, publicado hace 25 años. CULTURA. AMÉRICO GAUDÍN

ADIÓS
(A Fausto Carcabelos y Víctor Rolando Lima, tan poetas nuestros)
El viaje de estos dos poetas míos
que protestaron juntos en el verso
han dejado llorando al universo
en las aguas rebeldes de mi río.

El uno fue la aurora amanecida
que en las letras su amor desenvolvía.
El otro ya era un muerto que existía
en la profunda angustia de su vida.
El uno era canción, joven querido
que ya alcanzaba con la mano el cielo.
El otro era un dolor, hondo desvelo,
la espera, el no llegar, era un olvido.

Hablaron con el río y el paisaje,
hicieron naranjales con la pluma
y le dijeron cosas a la luna
que iluminó las aguas para el viaje.

Adiós hermanos de la lucha sana,
del decir andador de los caminos,
de la ausencia nacida en nuestro vino
con la sangre del pueblo que los ama.

SALTEÑA SOS
Salteña, sos el cocuyo
del territorio uruguayo
el verso dulce que ensayo
sos el más tierno capullo
sos la flor que entre los yuyos
perfuma con dignidad
sos aire que con lealtad
viaja en mi tierra aromada
sos la belleza pintada
con pinceles de verdad.

Salteña, sos el jardín
que ha florecido temprano
sos candil de este paisano
sos armonioso clarín
guitarra criolla que al fin
sin pensar en su existencia
lanza su grito de ausencia
como un canto de futuro
que ha de echar abajo el muro
que ha cercado tu conciencia.

Salteña, sos el aroma
de un guitarrero cantor
peregrino soñador
que a tu ventana se asoma
sos arrullo de paloma
que mi pensamiento puebla
sos la luz de mis tinieblas
de mis pesares el cauce
qué culpa tiene mi sauce
si es tu viento el que lo duebla.

*Coplas rebeldes

Quiero cantar mis coplas al hermano
que a la patria sostiene con su sangre
que la redime, que le quita el hambre
con la fuerza pujante de su mano.

Al que rompiendo campo bajo el sol ardiente
va preñando la tierra en su sembrado
al que deja su vida en el arado
y hace parir los surcos con su frente.

Al que sufre y desgaja su semblante
en el rigor del viento corajudo
que acera el alma en su pasaje mudo
y arroja en su mirada luz ardiente.

Al labriego curtido y resignado
al cosechero honrado en su destino
al que alza su grito en el camino
denunciando de quién es explotado.
Al que penando en su silencio vive
con la piel cuarteada y por el sol quemado
helado por la escarcha, destrozado
con su cansancio entero se desvive.
Y es por eso que en tu dolor me siento
y en tu palabra aguda también quiero
decir con fuerza, con pasión y esmero
de mi alma rebelde el pensamiento.

Si supieras que sabes lo que sabes
que es la ignorancia que tu mente enciende
que hoy el siglo te abraza y te comprende
y te llama a cantar entre las aves.

Por la grandeza que tu sangre encierra
el mundo sobre ti se inclina
y él será quien con gloria te redima
liberando del yugo nuestras tierras.
EL RANCHO
Rancho viejo de paja y palo
anda…anda, camina el tiempo
si no fuera por vos moriría, rancho.

El gaucho te canta
alegremente un estilo
de noche llueve y el rancho está solo
y yo en el camino y a pie pa´ mejor.

Por fin sale el sol
el rancho está contento y yo también
por eso siempre viviré en un rancho.

 

*De ningún modo

De ningún modo fue por olvido
yo no te pido que me des todo
nada más quiero que amarte mucho
cuando te escucho siempre te espero.

Si te has pensado que olvidaríamejor querría ser olvidado.
Vuelve al pasado con tus recuerdos
corazón lerdo, no has caminado.

El canto mío viene a decirte
que en vos al irte yo me confío
si te has cansado mejor no sigas
no me lo digas si entró el hastío.

De ningún modo nunca vendría
el alma mía sin darte todo
yo ni te pido que me recuerdes
si nada pierdes porque te has ido.

PATRIA
Del sol sus puñales rajaron tu cuero
tu cuerpo de madre que sangrando va
revientan tus venas, desbordan tu sangre,
los ríos que apagan tu sed de avanzar.
Los vientos degüellan tu grito de gloria
y el cielo llorando te quiere ayudar
besando tu boca cayó el viejo Artigas
pa´ volver adentro de nosotros hoy.