“Niños y niñas”, “uruguayos y uruguayas”, “todos y todas”…Y la deformación del idioma continúa

El pasado viernes, miles y miles de uruguayos recibimos desde Antel el siguiente mensaje de texto en nuestros teléfonos celulares: “Tener un nombre y una nacionalidad es derecho de niñas y niños desde su nacimiento. 20/11 Día de los derechos de niñas, niños y adolescentes. UCC/MIDES”.
El mismo nos lleva a referirnos una vez más a un tema que desde esta misma página hemos tratado en otras oportunidades. Y consiste en recordar que la Real Academia Española (RAE) “no acepta la utilización redundante del masculino y del femenino”, es decir, por ejemplo: ciudadanos y ciudadanas, uruguayos y uruguayas, niños y niñas…y lo que es peor: todos y todas.
Esto es, para la RAE, sencillamente “un circunloquio innecesario”. Y argumenta: “El criterio básico de cualquier lengua es economía y simplificación. Obtener la máxima comunicación con el menor esfuerzo posible, no diciendo con cuatro palabras lo que puede resumirse en dos. A lo largo de los últimos años, destacados miembros de la RAE han venido rebatiendo la actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina”.
¡Cómo nos cuesta aprenderlo! ¡Qué maldita tendencia a la deformación del idioma!







El tiempo


  • Otras Noticias...