- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Plácido Domingo es señalado por acoso sexual

Ocho cantantes y una bailarina reportaron que la estrella de ópera las presionó para tener sexo; él asegura que las interacciones fueron “bienvenidas y consensuadas”. Plácido Domingo, de las figuras más grandes y poderosas de la ópera, fue acusado de cometer acoso sexual durante décadas, en un artículo publicado por The Associated Press (AP). El artículo citó a varias mujeres que acusan a Plácido Domingo de haberlas presionado para tener relaciones sexuales con él por medio de ofertas laborales y dicen que tomó represalias profesionales contra ellas cuando rechazaron sus acercamientos. PLACIDO [1]
The Associated Press dijo que ocho cantantes y una bailarina dieron sus testimonios sobre acoso en diversos encuentros con Plácido Domingo a partir de finales de la década de 1980. Siete de ellas dijeron que su carrera se vio afectada después de rechazarlo.
Plácido Domingo, de 78 años, respondió a la agencia noticiosa en un comunicado que “las acusaciones de estas personas no identificadas, que se remontan hasta treinta años, son profundamente preocupantes, e inexactas tal como se describen”, pero añadió: “Aún así, es doloroso saber que puedo haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodas, sin importar cuánto tiempo haya pasado y pese a mis mejores intenciones”.
También declaró que “las normas y estándares por los que se nos mide hoy, como debe ser, son muy diferentes de lo que eran en el pasado” y prometió atenerse “a los estándares más altos”.
EL TIMES Si quieres recibir las noticias diarias de The New York Times en Español en tu correo, suscríbete aquí a nuestro boletín.
Domingo tiene una posición única en el mundo de la ópera. Después de saltar a la fama como tenor estrella —catapultado especialmente ante el público global junto con Luciano Pavarotti y José Carreras como parte de los Tres Tenores— también se volvió director. Además, fundó la prestigiosa competencia de artistas jóvenes Operalia y ha tenido puestos administrativos; fue director de la Ópera Nacional de Washington y sigue siendo director de la Ópera de Los Ángeles. También continúa su carrera como cantante, ahora barítono.
Las mujeres que hablaron con The Associated Press (todas excepto una mantuvieron su anonimato) dijeron que Plácido Domingo usó el poder de esas posiciones para buscarlas para fines sexuales; comentaron que las llamaba seguido y hacía citas con ellas con el supuesto de ofrecerles consejos profesionales. Una de las acusadoras le dijo a AP que Domingo le metió las manos por debajo de su falda; otras tres afirmaron que las besó indeseadamente en un camerino, una habitación de hotel y una reunión para almorzar.
Una cantante joven y casada le dijo a AP que Plácido Domingo se le insinuó varias veces en la Ópera de Los Ángeles en 1998, cuando la compañía anunció que él iba a ser el director artístico y ella dice que estaba empezando su carrera, y que Domingo después la llevó a su apartamento donde hubo “tocamientos” y “manoseo”.
“Estaba totalmente intimidada y sentí que decirle no a él sería como decirle no a Dios. ¿Cómo le dices que no a Dios?”, declaró, según The Associated Press.
La mujer comentó a AP que ella le pidió a Plácido Domingo que la dejara de llamar y aseguró que no la volvieron a contratar en la Ópera de Los Ángeles cuando él quedó a cargo de las decisiones de contratación.
Patricia Wulf, mezzosoprano y la única mujer citada por nombre en el artículo de AP, dijo en entrevista telefónica con The New York Times que sus experiencias negativas con Plácido Domingo ocurrieron desde 1998, cuando ella apareció en la La flauta mágica de la Ópera de Washington en momentos en que él era el director artístico.
Wulf dijo que Domingo la estaba esperando entre bambalinas después de un ensayo y que se le acercó: “Patricia, ¿tienes que ir a casa esta noche?”.
Según Wulf, ella se rio porque consideró que era una broma, pero que la situación se repitió varias veces. “Recuerdo que pensé: ‘Esto no es aceptable”.
Domingo no la tocó de maneras inapropiadas, dijo Wulf, pero ella se sentía tan incómoda en la ópera que él dirigía que se escondía en su camerino y hacía que una amiga la acompañara al auto para evitar encontrárselo. Wulf dijo que no reportó esa conducta de Plácido Domingo porque sintió que de hacerlo pondría en riesgo su propia carrera.
En la entrevista, comentó que constantemente rechazó los acercamientos de Domingo hasta que él dejó de buscarla dos años y medio después.
En su comunicado, que fue enviado a The Associated Press y después a The New York Times, Plácido Domingo dijo que todas las interacciones descritas le habían parecido consensuadas.
“Yo creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consensuadas”, declaró Domingo, casado desde hace más de cincuenta años. “La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie a propósito”, aseguró.
Domingo tiene programada una actuación en un concierto este mes en el Festival de Salzburgo. La presidenta del festival, Helga Rabl-Stadler, declaró que esa actuación de Luisa Miller de Verdi por el momento no será cancelada.
“Conozco a Plácido Domingo desde hace más de veinticinco años”, dijo Rabl-Stadler en un comunicado. “Además de su competencia artística, me impresionó desde un inicio su tratamiento tan admirable de los empleados del festival. Se sabe cada uno de los nombres, nunca se olvida de agradecer a quien realice el servicio más pequeño por él. Si las acusaciones en su contra hubieran sido expresadas dentro de la Festspielhaus en Salzburgo, seguramente yo me habría enterado”.
Funcionarios de la Ópera de Los Ángeles y de la Ópera Metropolitana de Nueva York, compañías donde tiene programadas funciones esta temporada, no respondieron de inmediato a solicitudes para hacer comentarios. Tampoco lo hicieron oficiales de la Ópera Nacional de Washington.
Un portavoz de la Royal Opera House de Londres no respondió a preguntas sobre si Domingo todavía actuará ahí o no el próximo año, como tiene programado hacerlo. El portavoz indicó que a la compañía “no han llegado acusaciones respecto a los tiempos en que Plácido Domingo fue artista visitante o director”. Agregó: “Sin embargo, tenemos una política de cero tolerancia para cualquier tipo de acoso”.
(THE NEW YORK TIMES)