Se necesita Investigación nacional, de calidad internacional y con vocación social

Se necesita Investigación nacional, de  calidad internacional y con vocación social

El rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arocena, brindó una conferencia en el marco del tercer Encuentro de Investigadores del Norte, que se desarrolla desde ayer en la Regional Norte, con más de 140 ponencias a presentarse en 5 áreas: social, agraria, artística, salud y científico-tecnológica. El docente destacó que “Uruguay tiene, pero necesita tener cada vez más una investigación con tres características, que a veces se dejan de lado: investigación nacional, de calidad internacional y con vocación social”.

Afirmó, además, que la Universidad tiene “la principal responsabilidad en esa tarea y la está cumpliendo”.
INVESTIGACIÓN NACIONAL
“¿De qué hablamos cuando decimos investigación nacional? Hablamos de importancia de tener problemas propios, de no trabajar solo en las agendas fijadas por otros. Quiere decir que tenemos capacidad para afrontar los problemas de salud de nuestra sociedad, de violencia, de producción, pero también quiere decir que en aquellos problemas que pueden ser considerados generales no somos de “4ª división” y esperamos que los otros fijen los problemas”. Citó 4 ejemplos: el caso del profesor de Matemáticas José Luis Masera, el de don Roberto Caldeyro-Barcia, el de don Arturo Ardao y el caso de la mecánica cuántica (con la interpretación de Montevideo).
Es necesario, continuó diciendo, “tener autonomía cultural, pensar con cabeza propia”.
DE CALIDAD
INTERNACIONAL
“¿En qué sentido? No sometida a los dictámenes ni a los patrones y a las tareas que nos adjudican otras. Citó al politólogo argentino Guillermo O’ddonell al decir que “la academia del norte nos ve a los del sur como proveedores de mercaderías. Esperan que les pasemos los datos para que ellos hagan las cuentas”. Reflexionó que “si uno acepta el papel de que uno proporciona datos en bruto, llena formularios para que otros hagan teoría, está aceptando que no sabemos interpretar y transformar nuestra propia realidad. Esto es parte de la lucha contra la subordinación. Por eso tenemos que tener investigación de calidad internacional porque sino estamos al servicio de otros”.  Se preguntó “¿Qué le vamos enseñar a los estudiantes si aceptamos que no somos capaces de crear nuestro propio pensamiento? ¿Les vamos a enseñar todas las teorías ajenas?”.
Para el rector es necesario distinguir “calidad internacional de la manera internacional de medir la calidad. Son dos cosas claramente diferentes. Pensar con cabeza propia significa no aceptar aquellos criterios de medición que no nos convencen y no sirven. Hay que asociar calidad con fecundidad, con originalidad, con profundidad. Pero los medidores son diferentes.
Para esto se “necesita una política social para el conocimiento. Si el país no tiene una política que apoye la creación, su continuidad y dirección hacia los grandes problemas nacionales la cosa se hace difícil”.
Para Arocena este Encuentro, que continúa hoy, “es el mejor ejemplo de que se está haciendo investigación de alto nivel en todo el país. Es verdad que “es muy costa arriba hacer investigación nacional de calidad internacional con vocación social, pero gracias al trabajo de mucha gente lo estamos haciendo”
n

El rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arocena, brindó una conferencia en el marco del tercer Encuentro de Investigadores del Norte, que se desarrolla desde ayer en la Regional Norte, con más de 140 ponencias a presentarse en 5 áreas: social, agraria, artística, salud y científico-tecnológica. El docente destacó que “Uruguay tiene, pero necesita tener cada vez más una investigación con tres características, que a veces se dejan de lado: investigación nacional, de calidad internacional y con vocación social”.

Afirmó, además, que la Universidad tiene “la principal responsabilidad en esa tarea y la está cumpliendo”.

INVESTIGACIÓN NACIONAL

“¿De qué hablamos cuando decimos investigación nacional? Hablamos de importancia de tener problemas propios, de no trabajar solo en las agendas fijadas por otros. Quiere decir que tenemos capacidad para afrontar los problemas de salud de nuestra sociedad, de violencia, de producción, pero también quiere decir que en aquellos problemas que pueden ser considerados generales no somos de “4ª división” y esperamos que los otros fijen los problemas”. Citó 4 ejemplos: el caso del profesor de Matemáticas José Luis Masera, el de don Roberto Caldeyro-Barcia, el de don Arturo Ardao y el caso de la mecánica cuántica (con la interpretación de Montevideo).

Es necesario, continuó diciendo, “tener autonomía cultural, pensar con cabeza propia”.

DE CALIDAD INTERNACIONAL

“¿En qué sentido? No sometida a los dictámenes ni a los patrones y a las tareas que nos adjudican otras. Citó al politólogo argentino Guillermo O’ddonell al decir que “la academia del norte nos ve a los del sur como proveedores de mercaderías. Esperan que les pasemos los datos para que ellos hagan las cuentas”. Reflexionó que “si uno acepta el papel de que uno proporciona datos en bruto, llena formularios para que otros hagan teoría, está aceptando que no sabemos interpretar y transformar nuestra propia realidad. Esto es parte de la lucha contra la subordinación. Por eso tenemos que tener investigación de calidad internacional porque sino estamos al servicio de otros”.  Se preguntó “¿Qué le vamos enseñar a los estudiantes si aceptamos que no somos capaces de crear nuestro propio pensamiento? ¿Les vamos a enseñar todas las teorías ajenas?”.

Para el rector es necesario distinguir “calidad internacional de la manera internacional de medir la calidad. Son dos cosas claramente diferentes. Pensar con cabeza propia significa no aceptar aquellos criterios de medición que no nos convencen y no sirven. Hay que asociar calidad con fecundidad, con originalidad, con profundidad. Pero los medidores son diferentes.

Para esto se “necesita una política social para el conocimiento. Si el país no tiene una política que apoye la creación, su continuidad y dirección hacia los grandes problemas nacionales la cosa se hace difícil”.

Para Arocena este Encuentro, que continúa hoy, “es el mejor ejemplo de que se está haciendo investigación de alto nivel en todo el país. Es verdad que “es muy costa arriba hacer investigación nacional de calidad internacional con vocación social, pero gracias al trabajo de mucha gente lo estamos haciendo”

Rendición social de cuentas

¿Cómo veo el encuentro? se preguntó el rector al inicio de su conferencia, mientras camina de un lado expresando sus ideas. “Lo veo como una instancia de rendición social de cuentas, abierta, con gente de los medios de comunicación, mostrando lo que se hace en la región” expresó. Se está dando cuentas al país de que hace la Universidad con los recursos que le asigna la sociedad”. En esa perspectiva se “busca dialogar con todos los actores”.

Actividades de hoy

A partir de las 9 horas las distintas mesas continuarán con sus ponencias en los salones asignados. Sobre las 14:15 horas en la sala del Consejo se presentará el Libro y Audiovisual “Art. 2 Alcaldías, una política en el tintero”. A las 18 horas cierra la Feria de Economía Solidaria y sobre las 20:15 hs será la oportunidad de la Conferencia de Cierre a cargo del Dr. Gregory Randall, pro rector de investigación de la Universidad.