Segundo libro del proyecto “Sembrando Experiencias” destaca bondades de la inclusión digital en la enseñanza

Recientemente se presentó el segundo libro del proyecto “Sembrando Experiencias” donde se recogen experiencias con uso de tecnología en el aula.
El Proyecto Sembrando Experiencias, iniciado en el año 2009, expone en su segunda publicación un conjunto seleccionado de buenas prácticas logradas a partir del esfuerzo y el trabajo colectivo y colaborativo emprendido por docentes de diferentes áreas de conocimiento y niveles educativos en todo el país.
Remite igualmente a la incorporación del “modelo uno a uno” en la educación pública uruguaya, cuya originalidad, además de su aplicación de carácter universal, ha sido el desarrollo de un diseño que ha actuado como política de inclusión social, colaborando en la reducción de desigualdades en términos de inclusión digital y de conocimiento existente, entre las diversas realidades socioculturales de nuestro país.
A lo largo de estos 6 años, se ha intentado favorecer, por un lado, la construcción de nuevos entornos de aprendizaje y la generación de un contexto propicio para que niños y adolescentes uruguayos sean capaces de responder a las exigencias de la sociedad basada en la información y el conocimiento. Por otro, estimular la participación activa de los docentes, al poner a su disposición nuevas herramientas de enseñanza que permiten incorporar las ventajas de una educación sin fronteras, respetando, al mismo tiempo, la heterogeneidad y la diversidad contextual.
El Proyecto Sembrando Experiencias, iniciado en el año 2009, expone en su segunda publicación un conjunto seleccionado de buenas prácticas logradas a partir del esfuerzo y el trabajo colectivo y colaborativo emprendido por docentes de diferentes áreas de conocimiento y niveles educativos en todo el país. Remite igualmente a la incorporación del “modelo uno a uno” sembrando experiencias 001 at 10.25.45en la educación pública uruguaya, cuya originalidad, además de su aplicación de carácter universal, ha sido el desarrollo de un diseño que ha actuado como política de inclusión social, colaborando en la reducción de desigualdades en términos de inclusión digital y de conocimiento existente, entre las diversas realidades socioculturales de nuestro país.
A lo largo de estos 6 años, se ha intentado favorecer, por un lado, la construcción de nuevos entornos de aprendizaje y la generación de un contexto propicio para que niños y adolescentes uruguayos sean capaces de responder a las exigencias de la sociedad basada en la información y el conocimiento. Por otro, estimular la participación activa de los docentes, al poner a su disposición nuevas herramientas de enseñanza que permiten incorporar las ventajas de una educación sin fronteras, respetando, al mismo tiempo, la heterogeneidad y la diversidad contextual.
La educación, como base y llave de la sociedad del conocimiento, no debe obviar que los procesos educativos adquieren en los aprendizajes mediados y apoyados por las nuevas tecnologías dos connotaciones de especial interés: deben procurar orientar al estudiante hacia la búsqueda del mejor conocimiento posible y nunca pueden desligarse del valor de lo que se aprende.
Por ello, y como se ha afirmado reiteradamente, la incorporación de las TICs en educación cobra sentido sobre algunos ejes de fundamental importancia: en tanto sean concebidas como formas de acción contra la exclusión social; en tanto sean pensadas desde un proyecto pedagógico y en tanto sean articuladas desde una enseñanza resignificada.
De allí el papel esencial que juegan en los nuevos escenarios educativos los profesionales de la docencia, donde se precisa de una actuación concreta, que incluye una dimensión dinámica en la formulación de problemas, provocación de interrogantes y coordinación de equipos de trabajo, sistematizadores de experiencias. L
a publicación, organizada en capítulos que reúnen las experiencias por áreas de conocimiento, rescata narraciones y relatos de equipos docentes que han sido capaces de exponer sus prácticas, significar su reflexión pedagógica e integrar las miradas institucionales, las miradas de diversos actores, así como las miradas disciplinarias y metodológicas.
En su diversidad, plantean usos diferentes de las tecnologías según el lugar asignado al docente, la concepción del sujeto de aprendizaje y el sentido con el que se concibe el contenido en la enseñanza.
Pero en todas es posible rescatar modos de hacer del trabajo profesional, a través de los cuales se obtienen logros importantes, aprendiendo intencionalmente en situación y construyendo experiencias cuando las personas entran en relación, movidas por el deseo de aprender y conocer.
Seguramente, compartir aportes de esta naturaleza contribuirá a profundizar las virtudes que encierra el intercambio profesional a partir de búsquedas con carácter y sentido propositivo, obtenidas del rico contexto vivencial de la práctica y de la reflexión y la colaboración colectiva entretejida día a día.
Las prácticas aquí seleccionadas son el producto de un camino que se inicia con la convocatoria a recrear procesos formativos y educativos, y que culmina con su publicación.
Lejos de ser este el único logro alcanzado, resulta significativo valorar la riqueza del camino recorrido en el que los intercambios entre los impulsores del proyecto y quienes emprendieron el desafío de escribir reflejan el alto grado de compromiso asumido.
En los relatos de experiencias, los docentes miran a otros de su entorno, alumnos, compañeros docentes, adultos referentes de los alumnos, y los incluyen como parte integrante de la definición de esas experiencias.
Al avanzar en la lectura se descubren diversidad de momentos de las trayectorias educativas de los alumnos, multiplicidad de identidades institucionales, gran riqueza de recursos y, sobre todo, una importante cuota de creatividad vinculada a la inclusión de las TICs en el ámbito educativo .