Un incendio durante los disturbios de El Cairo destruye valiosos documentos

Entre ellos el original de la ‘Descripción de Egipto’ encargada por Napoleón

Más de 160.000 manuscritos y mapas conservados en el Instituto Egipcio son pasto de las llamas.

«La libertad no es gratis», gritaba en Egipto un manifestante mientras huía de los golpes de los militares estos días de protestas. Y tenía razón. Diez muertos y más de 500 heridos en tres días respaldan su afirmación. Pero la represión del Ejército sobre los manifestantes ha dejado otra víctima colateral que no sangra ni grita pero arranca lágrimas de frustración: el incendio del Instituto Egipcio que albergaba la más importante colección de mapas y manuscritos del país y en el que se conservaba la copia original del Description de L’Egypte, los 24 volúmenes repletos de ilustraciones que Napoleón encargó a un grupo de científicos que le acompañaron durante su campaña en el país del Nilo.

Anoche los jóvenes manifestantes trataban de salvar del incendio algunas de las casi 200.000 obras que guardaba. 30.000 fueron rescatadas del fuego, según declaró Zein Abdel-Hadi, responsable de las bibliotecas y archivo egipcios, al diario egipcio Al-Ahram. El resto, reducido a cenizas, se pegaba hoy a la ropa y el rostro de los que miraban sin terminar de creerse la tragedia.

«Desde lo alto de esas pirámides, cuarenta siglos os contemplan». Estas palabras de Napoleón a sus soldados han pasado a la historia ligadas a una de las maravillas del mundo antiguo. El francés comprendió pronto que el país que pisaba en los últimos coletazos del siglo XVIII no era comparable a otro. La campaña fue un paseo, pero el legado que el militar dejó permaneció intacto hasta la noche pasada. Bonaparte fundó en 1798 el Instituto de Egipto a semejanza del Instituto nacional de Francia, con Gaspard Monge como presidente, el propio Napoleón como vicepresidente y Joseph Fourier y Costaz como secretarios. El Instituto aprovechó el trabajo de académicos y expertos técnicos de la Comisión de las Ciencias y las Artes y promovido el desarrollo de Egipto con el fin de apoyar a la expedición militar francesa. Un año después de su fundación el Instituto tomó la decisión de recopilar y publicar sus trabajos académicos como la Description de L’Egypte.