¡Y resulta que Eloísa Esquiú Barroetaveña era Julio Garet Mas!

Decimos Segunda Parte porque ya el pasado domingo y bajo este mismo título nos ocupábamos del tema. Explicábamos hace una semana que acaba de publicarse una reedición del libro “Parnaso Femenino – Breve florilegio de poetisas argentinas contemporáneas”, que había aparecido por primera vez en 1936, en Argentina y con el nombre de Eloísa Esquiú Barroetaveña como autora. Pero que en la reedición de ahora, de Ediciones Aldebarán, a cargo de Leonardo Garet, aparece por primera vez aclarado que ese nombre no es más que el seudónimo que para esa ocasión utilizó su padre, el poeta Julio Garet Mas (Montevideo, 1899 – Salto, 1984), cosa que mantuvoEl-libro en secreto toda su vida. Es decir, Eloísa Esquiú Barroetaveña nunca existió. Pero también adelantábamos hace siete días, que este libro es un caso absolutamente novedoso, que encierra una historia mucho más rica que la de sus páginas (en las que aporta datos biográficos y una selección de poemas de 21 poetisas argentinas), no solamente por el descubrimiento de que el nombre de la autora era el seudónimo de Garet Mas, sino por lo curioso hasta del origen de ese nombre de mujer inventado. En la siguiente explicación dada por Leonardo en el prólogo, verán ustedes, lectores, que todo parece una verdadera novela: “En una ciudad del norte argentino en donde había estado varias semanas, mi padre se encontró con un caso de rivalidad y encono irreconciliables entre dos familias. Tan extemporánea versión de los Montescos y Capuletos de Romeo y Julieta, le sugirió darle un giro insospechado y concibió a Eloísa –nombre histórica y legendariamente asociado a Abelardo, para cantar con ella el triunfo del amor por sobre los prejuicios sociales – uniendo, para desconcierto de la ciudad y la provincia, el apellido de las dos familias irreconciliables, Esquiú Barroetaveña. Nunca se aclaró el caso y él lo guardó con llave. Pasados casi ochenta años de la publicación, la hostilidad entre las familias debe haber cesado, los descendientes no recordarán el caso y a nadie le importará o afectará el tema. De cualquier forma la aclaración que se realiza podría significar una retroactiva tranquilidad de conciencias. Pasados treinta y cuatro años de la muerte de mi padre, Eloísa se saca la máscara y las poetas que él había elegido, vuelven a tener sus voces juveniles”.

A esto agreguemos, que resulta más que simpático y risueño leer varias de las cartas y notas de prensa (también incluidas en esta reedición) en las que destacados intelectuales de la época, felicitan por el libro a la “Señorita Eloísa Esquiú Barroetaveña”. Por ahora, a este nuevo libro (en reproducción facsimilar de aquel de 1936) sólo nos resta augurarle el mayor éxito, en divulgación y lecturas. Por un lado, porque significa un grandísimo aporte al estudio de la literatura argentina; por otro, porque en tiempos donde todo el mundo, por mínimo y hasta a veces intrascendente que sea lo que haga, quiere ganar protagonismo a cualquier precio, Garet Mas tuvo la enorme humildad de no querer inscribir su nombre en este valiosísimo trabajo. Simplemente, merece que se lo aplauda de pie.

LIBRETA DE APUNTES
UNO: En próximas ediciones estaremos compartiendo con los lectores de EL PUEBLO un interesante artículo que nos enviara especialmente para esta página el periodista y escritor salteño, radicado en Carmelo, Daniel Abelenda Bonnet. El tema es la llamada “Ley de Trabajo Obrero”, o “de las 8 horas”, de cuya entrada en vigencia se cumplirán próximamente 102 años (aprobada por el Parlamento el 17 de noviembre de 1915, entró en vigencia el 1º de enero de 1916).
DOS: Vale recordar que está abierta la muestra fotográfica “Horacio Quiroga – Del banquete a la selva – Fotos de una vida”, muestra pertenece al acervo de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, de Argentina, selección de fotografías que pertenecieron a María Elena Bravo, segunda esposa de Quiroga. Lugar: Casa Quiroga (Avda. Líber Seregni y Maciel). Horario de visita: de lunes a viernes de 10 a 19:30 y sábados de 14 a 19 horas. Abierta hasta el 30 de noviembre.
TRES: Hemos recibido la información que por estos días está cumpliendo 100 años de vida la Biblioteca “José Enrique Rodó”, de Juan Lacaze, departamento de Colonia.
Vaya desde aquí el afectuoso reconocimiento a quienes aportaron y aportan a la noble tarea de preservarla, en especial a su Comisión Directiva, presidida actualmente por Juan Cervantes.
CUATRO: Un día como el de ayer, pero del año 1834, nacía José Hernández, autor del clásico rioplatense “Martín Fierro”. En su homenaje, cada 10 de noviembre se festeja en la Argentina el Día de la Tradición.