A Domingo le gustaba vivir en el campo, lugar donde residía, en Colonia Itapebí

Se crió en el establecimiento familiar: Devotto Gutiérrez, y trabajo allí junto a su papá Domingo, pasando toda su niñez en la estancia El Ombú.
Cuando se hace cargo junto a su papá de unas hectáreas de ese mismo establecimiento donde residían en el año 1946, construyeron la estancia Santo Domingo.
Se casó con Elena Gonzálvez, conformando el hogar con cuatro hijas, y luego llegaron quince nietos.
“Vivimos todos allí, y nosotras desde niñas”, nos dice Lila María.
Ya cuando nos casamos seguimos yendo los fines de semana y siempre que podíamos.
¿Cuándo se recibe de Ingeniero Agrónomo?
Siempre escuché la historia de que estudió estando de novio con mamá, (fueron diez años de novios), tenía fecha para casarse y empezó una huelga en la facultad de agronomía, que duró aproximadamente un año, teniendo él solamente un último examen para rendir.
Entonces se casaron, porque tenían todo organizado, y se habrá recibido en el año ´54.
Pero nunca ejerció su profesión, a no  ser en su establecimiento. Aplicó sus conocimientos solamente allí.
¿Cómo comienza su trayectoria en CALSAL?
-María Angélica: Ingresó como socio en la Cooperativa, y luego quedó en la directiva siendo Presidente durante ocho años.
Siendo ésta una época muy especial, para hacerse cargo de una conducción, donde se necesitaba mucho más que responsabilidad y dedicación para hacerlo.
Le tocó una época muy difícil, en la que hubo que despedir a empleados, y sabemos que le afectó muchísimo, como así también la muerte de su compañero en un accidente, el Ingeniero Igoa. Integrante  de esa comisión.
También fueron momentos económicos muy difíciles en la Cooperativa.
¿Cómo lo recuerdan trabajando?
-Elena: Recuerdo el trabajo permanente de él, y cuando íbamos para afuera, que eran los fines de semana.
Terminaba el colegio a las cinco de la tarde y teníamos un Volkswagen, que nos llevaba hasta allí.
Además de representar a CALSAL, también fue Presidente de la Asociación Agropecuaria.
Criaba dos razas: La Shorthon,  ganado bovino y  la Romney, ganado ovino. Fue presidente de la  Sociedad de Criadores de Romney, integrando la comisión directiva durante muchos años.
¿Qué otras actividades recuerdan?
-María Angélica: Fue diputado por el Partido Nacional, siendo suplente de Juan Manuel Gutiérrez, su primo.
Muy Herrrerista.
Recuerdo la Inauguración de la Comisaría de Colonia Itapebí, obra por la que trabajó denodadamente. Era muy solidario.
Y también recuerdo una anécdota: cuando la comisaría compró el terreno, allí donde es la sede ahora de la misma, había que escriturar y no recuerdo muy bien porqué motivo no lo podían hacer. Lo escrituraron a nombre de papá, y luego él, cuando estuvieron todos los papeles, se los traspasó.
¿Qué le gustaba hacer con ustedes?
-Elena: En aquella época el campo no tenía la comodidad que tiene ahora. Con luz, televisión, entre otras.
Entonces por la tardecita, cuando papá dejaba sus actividades diarias, tenía que entretenerse en algo y hacia artesanías.
Tenía la marca que se usaba en el establecimiento y apareció en infinitas manualidades que realizaba, junto al nombre de la estancia: Santo Domingo.
Había una época en que nos hacía maseteros de cañas.
Lo habíamos visto en un lugar, se lo comentamos y siempre estaba dispuesto a complacernos en todo lo que deseábamos.
Nos hacía caramelos de dulce de leche, entre otras cosas.
Le gustaba siempre estar haciendo algo.
¿Cómo acompañaba mamá en todo?
Muchísimo. Y cuando fue Presidente de la Asociación Agropecuaria, lo tuvo que acompañar mucho. Había sido su abuelo uno de los fundadores de la Asociación y el padre fue también Presidente de la Asociación Agropecuaria.
Pero tenía mamá un perfil muy bajo, no le gustaba trascender, para nada.
¿Qué le gustaba?
-Doménica: Estar en el campo con su familia que amaba, con los Shorthon,  los Romney y sus plantas.
Tenía orquídeas, árboles, su jardín en Santo Domingo, era hermoso. Las quería tanto que les cantaba a sus plantas.
Cada vez que viajaba a la ciudad, de vuelta a la estancia se llevaba distintas semillas.
En setiembre cuando florecían los Lapachos, y los Lapachillos, como él le decía, era hermoso en Santo Domingo, con un parque precioso. Amaba las plantas.
¿Alguna anécdota que recuerden?
Con toda la incomodidad que se vivía en el campo, sin nada de la tecnología que hoy existe, cada vez que íbamos, él quería atendernos de la mejor manera, y que todo saliera bien, pero siempre algo pasaba.
Se rompía el farol, se tapaba un caño, quedábamos sin agua, y mamá se empezaba a poner nerviosa, y papá lo quería solucionar.
Le encantaba organizar los paseos a la zanja, que en realidad no nos gustaba, salíaamos  todas embarradas ; ponía  un sistema de tablas para que saliéramos limpias pero igual no lo conseguíamos,  le encantaba todo eso.
Acostumbraba a hacer bromas judiándonos. Nos bajábamos a abrir una portera y nos dejaba en medio del campo a la que se bajaba.
Lo hizo  con nosotros, con sus sobrinos y luego lo hizo con sus nietos.
Una vez, recuerdo que estábamos todos reunidos, y toma una rueda del tractor, y ofreció quién quería subir. Un sobrino se ofrece.
Lo hizo rodar dentro de la rueda, esta choca con un árbol, el chiquilín queda con la cabeza colocada dentro de la rueda, y no recuerdo bien pero creo que hasta la tuvieron que cortar, para poder sacarlo de allí.
-Doménica: Cuando llegaba el 28 de diciembre día del inocente, preparaba una grande para que “cayéramos” unos cuántos.
¿Era una gran familia?
-Lila María: Sí, un gran gentío, y a papá le encantaba.
También le gustaba las reuniones en su cumpleaños que era el 22 de febrero, y el 24 cumplía años su nieta Paulina, entonces le encantaba festejar juntos.
¿Qué les quedó por hacer con papá?
-Lila María: Me hubiese gustado, verlo vivir más para disfrutar de sus nietos. Sobre todo los  varones.
Tuvo quince  nietos y de todos, solamente fueron cuatro mujeres.
Lo hubiesen podido acompañar más al fútbol, a actividades más bien de varones. Pero tuvo de cualquier forma, la oportunidad de hacerlo con un sobrino Ovidio, que fue el hijo que él no tuvo.
-Elena: Como fue su muerte tan sorpresiva, se fue con 66 años en el año ’95, me hubiera gustado que aprovechara y hubiese disfrutado más el confort que hoy existe. Un televisor, un ventilador en el verano, el cable, etc. Nada que ver la vida en el campo hoy, de como él la vivió.
-Doménica: me hubiese gustado que conociera a todos mis hijos.
También me hubiera gustado que me hubiese dado más participación en las tareas del campo. Trató siempre de protegernos y nunca tuvimos la menor idea de cómo manejarlo. Tenía yo 29 años cuando el fallece.
-María Angélica: Me hubiese gustado estar más con él, disfrutar más la vida juntos. Y que conociera a mis hijos
Pero nos dejó una gran filosofía de vida, orgullosas de continuar con lo que fue su tarea y su deseo de que estuviéramos siempre unidas y lo logramos.
Defínanmelo en dos palabras:
Austero, sencillo, humilde, con su amor al trabajo y su compromiso al campo. Muy familiero, solidario con los demás, y muy activo.
Nos dejó un gran ejemplo, siendo una persona muy respetada, con sus defectos y virtudes. Pero sobre todo, muy cariñoso.

Se crió en el establecimiento familiar: Devotto Gutiérrez, y trabajo allí junto a su papá Domingo, pasando toda su niñez en la estancia El Ombú.

Cuando se hace cargo junto a su papá de unas hectáreas de ese mismo establecimiento donde residían en el año 1946,Domingo disfrutando de su trabajo. construyeron la estancia Santo Domingo.

Se casó con Elena Gonzálvez, conformando el hogar con cuatro hijas, y luego llegaron quince nietos.

“Vivimos todos allí, y nosotras desde niñas”, nos dice Lila María.

Ya cuando nos casamos seguimos yendo los fines de semana y siempre que podíamos.

¿Cuándo se recibe de Ingeniero Agrónomo?

Siempre escuché la historia de que estudió estando de novio con mamá, (fueron diez años de novios), tenía fecha para casarse y empezó una huelga en la facultad de agronomía, que duró aproximadamente un año, teniendo él solamente un último examen para rendir.

Entonces se casaron, porque tenían todo organizado, y se habrá recibido en el año ´54.

Pero nunca ejerció su profesión, a no  ser en su establecimiento. Aplicó sus conocimientos solamente allí.

¿Cómo comienza su trayectoria en CALSAL?

-María Angélica: Ingresó como socio en la Cooperativa, y luego quedó en la directiva siendo Presidente durante ocho años.

Siendo ésta una época muy especial, para hacerse cargo de una conducción, donde se necesitaba mucho más que responsabilidad y dedicación para hacerlo.

Domingo en el Hipódromo SalteñoLe tocó una época muy difícil, en la que hubo que despedir a empleados, y sabemos que le afectó muchísimo, como así también la muerte de su compañero en un accidente, el Ingeniero Igoa. Integrante  de esa comisión.

También fueron momentos económicos muy difíciles en la Cooperativa.

¿Cómo lo recuerdan trabajando?

-Elena: Recuerdo el trabajo permanente de él, y cuando íbamos para afuera, que eran los fines de semana.

Terminaba el colegio a las cinco de la tarde y teníamos un Volkswagen, que nos llevaba hasta allí.

Además de representar a CALSAL, también fue Presidente de la Asociación Agropecuaria.

Criaba dos razas: La Shorthon,  ganado bovino y  la Romney, ganado ovino. Fue presidente de la  Sociedad de Criadores de Romney, integrando la comisión directiva durante muchos años.

¿Qué otras actividades recuerdan?

-María Angélica: Fue diputado por el Partido Nacional, siendo suplente de Juan Manuel Gutiérrez, su primo.

Muy Herrrerista.

Recuerdo la Inauguración de la Comisaría de Colonia Itapebí, obra por la que trabajó denodadamente. Era muy solidario.

Y también recuerdo una anécdota: cuando la comisaría compró el terreno, allí donde es la sede ahora de la misma, había que escriturar y no recuerdo muy bien porqué motivo no lo podían hacer. Lo escrituraron a nombre de papá, y luego él, cuando estuvieron todos los papeles, se los traspasó.

¿Qué le gustaba hacer con ustedes?

-Elena: En aquella época el campo no tenía la comodidad que tiene ahora. Con luz, televisión, entre otras.

Entonces por la tardecita, cuando papá dejaba sus actividades diarias, tenía que entretenerse en algo y hacia artesanías.

Tenía la marca que se usaba en el establecimiento y apareció en infinitas manualidades que realizaba, junto al nombre de la estancia: Santo Domingo.

Había una época en que nos hacía maseteros de cañas.

Lo habíamos visto en un lugar, se lo comentamos y siempre estaba dispuesto a complacernos en todo lo que deseábamos.Domingo Devotto

Nos hacía caramelos de dulce de leche, entre otras cosas.

Le gustaba siempre estar haciendo algo.

¿Cómo acompañaba mamá en todo?

Muchísimo. Y cuando fue Presidente de la Asociación Agropecuaria, lo tuvo que acompañar mucho. Había sido su abuelo uno de los fundadores de la Asociación y el padre fue también Presidente de la Asociación Agropecuaria.

Pero tenía mamá un perfil muy bajo, no le gustaba trascender, para nada.

¿Qué le gustaba?

-Doménica: Estar en el campo con su familia que amaba, con los Shorthon,  los Romney y sus plantas.

Tenía orquídeas, árboles, su jardín en Santo Domingo, era hermoso. Las quería tanto que les cantaba a sus plantas.

Cada vez que viajaba a la ciudad, de vuelta a la estancia se llevaba distintas semillas.

En setiembre cuando florecían los Lapachos, y los Lapachillos, como él le decía, era hermoso en Santo Domingo, con un parque precioso. Amaba las plantas.

¿Alguna anécdota que recuerden?

Con toda la incomodidad que se vivía en el campo, sin nada de la tecnología que hoy existe, cada vez que íbamos, él quería atendernos de la mejor manera, y que todo saliera bien, pero siempre algo pasaba.

Se rompía el farol, se tapaba un caño, quedábamos sin agua, y mamá se empezaba a poner nerviosa, y papá lo quería solucionar.

Le encantaba organizar los paseos a la zanja, que en realidad no nos gustaba, salíaamos  todas embarradas ; ponía  un sistema de tablas para que saliéramos limpias pero igual no lo conseguíamos,  le encantaba todo eso.

Acostumbraba a hacer bromas judiándonos. Nos bajábamos a abrir una portera y nos dejaba en medio del campo a la que se bajaba.

Lo hizo  con nosotros, con sus sobrinos y luego lo hizo con sus nietos.

Una vez, recuerdo que estábamos todos reunidos, y toma una rueda del tractor, y ofreció quién quería subir. Un sobrino se ofrece.

Lo hizo rodar dentro de la rueda, esta choca con un árbol, el chiquilín queda con la cabeza colocada dentro de la rueda, y no recuerdo bien pero creo que hasta la tuvieron que cortar, para poder sacarlo de allí.

-Doménica: Cuando llegaba el 28 de diciembre día del inocente, preparaba una grande para que “cayéramos” unos cuántos.

¿Era una gran familia?

-Lila María: Sí, un gran gentío, y a papá le encantaba.

También le gustaba las reuniones en su cumpleaños que era el 22 de febrero, y el 24 cumplía años su nieta Paulina, entonces le encantaba festejar juntos.

¿Qué les quedó por hacer con papá?

-Lila María: Me hubiese gustado, verlo vivir más para disfrutar de sus nietos. Sobre todo los  varones.

Tuvo quince  nietos y de todos, solamente fueron cuatro mujeres.

Lo hubiesen podido acompañar más al fútbol, a actividades más bien de varones. Pero tuvo de cualquier forma, la oportunidad de hacerlo con un sobrino Ovidio, que fue el hijo que él no tuvo.

-Elena: Como fue su muerte tan sorpresiva, se fue con 66 años en el año ’95, me hubiera gustado que aprovechara y hubiese disfrutado más el confort que hoy existe. Un televisor, un ventilador en el verano, el cable, etc. Nada que ver la vida en el campo hoy, de como él la vivió.

-Doménica: me hubiese gustado que conociera a todos mis hijos.

También me hubiera gustado que me hubiese dado más participación en las tareas del campo. Trató siempre de protegernos y nunca tuvimos la menor idea de cómo manejarlo. Tenía yo 29 años cuando el fallece.

-María Angélica: Me hubiese gustado estar más con él, disfrutar más la vida juntos. Y que conociera a mis hijos

Pero nos dejó una gran filosofía de vida, orgullosas de continuar con lo que fue su tarea y su deseo de que estuviéramos siempre unidas y lo logramos.

Defínanmelo en dos palabras: Austero, sencillo, humilde, con su amor al trabajo y su compromiso al campo. Muy familiero, solidario con los demás, y muy activo.

Nos dejó un gran ejemplo, siendo una persona muy respetada, con sus defectos y virtudes. Pero sobre todo, muy cariñoso.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...