Héctor Jesús Miños Malveder. Principal de JOHNNY TORNILLOS: «Me siento muy satisfecho con mi elección de negocio»

Luego de hacer un pequeño estudio de mercado, Héctor asumió el desafío de instalarse con su tornillería.
Era un riesgo que resultó muy placentero a medida que pasaban los años.
Fue aprendiendo la clientela a disfrutar del servicio y la empresa a entender más la demanda.
Hoy lleva 20 años en nuestro medio.
Visitamos a Héctor para recordar cómo han sido sus pasos, logrando mantenerse vigente y así comenzamos a dialogar:
¿Por qué dedicarse a los tornillos?
Conocía algo del rubro por medio de un amigo que está dedicado a ello. Comencé buscando un lugar para instalarme y haciendo un estudio de mercado, llegamos a la conclusión de que era lo que se necesitaba.
Tornillería había una sola en Salto, esta zona no estaba cubierta y decidimos cubrirla.
¿Tuvo pronta aceptación en el medio?
No, no fue fácil.
Tuvimos que pagar un derecho de piso como por lo general se hace, pero de a poco todo lo que fue tallerista nos comenzó a conocer y a llegar a la empresa.
De a poco fue creciendo hasta lo que es hoy.
¿Cuál era su expectativa al abrir el negocio?
Como en la Zona Este no había mucho en el rubro, la expectativa era grande.
Y por suerte se cumplió. Incluso se superó con creces.
Y seguimos brindando lo mismo del principio: buen servicio, calidad, con una muy buena atención.
Que para mí eso es fundamental.
Si algo no se le pudo solucionar en el momento al cliente, al menos que se retire con una idea de algo que pueda hacer al respecto.
¿Qué sector de la empresa es el que mantiene la mayor demanda?
Además de la tornillería, la empresa tiene implementado unos cuantos productos que acompañan, pero los tornillos es nuestro punto fuerte con todas sus medidas que es lo fundamental.
Nos centramos en tratar de cubrir la necesidad desde todo punto de vista con los tornillos, que es lo que no puede faltar. Lo demás es secundario.
¿La demanda está inclinada para lo automotriz o moto?
Para las dos. Pero la automotriz es la más fuerte.
Porque el parque automotriz ha crecido de manera impresionante. Y además muy variado, con casi todas las marcas.
Aunque las motos suelen visitar las casas de motos, de todas formas requiere mucho de la tornillería.
¿Ha variado en cuanto al material empleado?
Sí.
Anteriormente la calidad era mucho mejor y se hacía el producto en el país.
Incluso cuando abrí vendía además tornillos chilenos y canadienses, que ahora ya no se consiguen.
¿Cuál es el más difícil de conseguir?
El de las ruedas de los autos mas veteranitos, pero se consiguen también.
¿La clientela se mantiene fiel en tantos años?
Sí. La clientela es muy fiel.
El día 2 de febrero cumplimos los 20 años en el medio. Y en una gran mayoría, son fieles desde que abrimos el negocio.
Me siento muy conforme porque me han dado un respaldo muy grande, gracias a ellos nosotros fuimos creciendo y vemos que día a día, la clientela se va incrementando.
Siento un gran agradecimiento por haberme acompañado en todo este tiempo.
¿Cómo se conforma el grupo de trabajo?
El grupo de compañeros es algo que se viene manteniendo. Cuando comencé, fue con un solo muchacho que estudiaba tornería en UTU y me dio una gran mano en cuanto a conocimientos.
Y desde hace unos años estamos con un equipo, un grupo humano que conformamos, que es muy buena gente y estamos bien respaldados.
Cuando existe la buena comunicación, todo se hace más fácil y agradable.
Yo siempre les digo que son como mi familia. Pasamos muchas horas juntos trabajando y yo los siento como de mi familia.
¿Qué le atrae más como tarea: la parte administrativa que realiza o al mostrador?
La parte administrativa insume mucho tiempo, pero a mi me gusta la parte de mostrador.
Y cuando estoy en ello ayudando a los muchachos lo disfruto mucho.
Es por el contacto y viendo por las necesidades de la gente. Gracias a eso es que estamos trabajando muy bien.
Pienso que a su vez, además de la atención que le brindan los muchachos que es muy buena, es lindo que el cliente se vea respaldado con la presencia del principal.
¿Tiene una anécdota para compartir de estos años transcurridos?
Una que me llenó de satisfacción y amerita la ocasión ya que hablamos de clientes fieles: En estos días vino un excompañero de trabajo mío, que además es cliente hoy, con la primera factura que realicé.
¡La tenía guardada y fue una gran sorpresa para mi!
¿Qué le han dejado todos estos años como empresario?
Me ha dejado muy contento el apoyo de la gente.
Por la cantidad de personas que conocí y sigo conociendo. Con muchos de ellos mantenemos una excelente relación. Incluso con clientes de quince, dieciocho años, solemos reunirnos todos los jueves a disfrutar de un asado y eso es fantástico.
Eso me da la posibilidad de mantener el contacto con gente de toda la región norte, donde puede suceder que no consigan un tornillo y nosotros se lo enviamos desde acá.
¿Cuáles son sus planes?
Seguir superándonos.
Tengo un hijo y mi deseo es que dentro de poco ya me acompañe. Y apuntar siempre al crecimiento.
Manteniendo la calidad, buena atención y tratar de tener siempre los productos.
Con pasos lentos, pero seguros.
¿Qué se necesita para conseguir una empresa exitosa?
Mucho trabajo, dedicación, constancia y ser prolijo.
Intentando en todo lo posible de no dar pasos en falso.
¿Se instalaría hoy con un negocio similar?
Sí.
No conocía nada de tornillos, cuando le encontré el gustito realmente me apasionó y estoy actualmente muy contento con la elección.
¡Lo volvería a hacer de nuevo, sí!







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...