Cuidados a nuestra piel

Con la Cosmetóloga Natalia Silva “Todas las estaciones tienen sus bondades y también sus negatividades»

Siempre tenemos en cuenta, que el verano con su radiación, llega a comprometer a nuestra piel.
Pero día a día, vamos descubriendo qué tanto mal nos puede llegar a provocar el frío, sobre todo en las zonas más expuestas.
Natalia Silva, amante de la buena calidad de vida y de la estética, nos atrae con sus cuidados en general, brindando un aporte a nuestra sociedad en cuanto a tratamientos.
Además y muy importante, ha incursionado con la tarjeta Club Bioestética de suma de puntos, que hace entender la preferencia a ese espacio de Clínica Bioestética Natalia Silva, asi como la ampliación y acondicionamiento total del mismo.
Dialogamos con Natalia, acercándoles algunos de los tratamientos de invierno:
¿Se da la concurrencia también de hombres a la Clínica?
Sin dudas que el hombre tiene aquí su espacio con su lugar exclusivo que es Vitruvio.
Y el hombre se está acercando cada vez más, para cuidarse. Preocupándose más por él mismo. Así que ya deja de ser el cuidado exclusivo de las mujeres.
¿Cuándo comienza este cambio particularmente?
Hace aproximadamente un año.
Tímidamente se van acercando y hay una tendencia mundial a ello.
Salto tal vez más lento que Montevideo y el mundo.NAtalia SIlva
La depilación por ejemplo es un tema que al hombre le ocupa. Puede ser adolescente o más grande, el caso es que todo hombre tiene un lugar en su cuerpo donde tiene bello, como puede ser el pecho y no le gusta.
¿Qué se le ofrece?
Podemos ofrecerle la depilación definitiva, tratamientos faciales, tratamientos corporales. Por lo que más consultan es por depilación definitiva.
¿También la Clínica brinda tratamientos capilares?
Si, desde hace un año, lo incorporamos y tuvo muy buena aceptación en el medio.
¿Qué se ha incorporado además?
Estuvimos con una promoción, que con todo tratamiento facial de la Clínica, iba incluida una consulta de asesoramiento con Gabriela De Souza, en una media hora completita de tips y consejos.
Si de piel hablamos, incluía algunos consejos como por ejemplo, a qué tipo de piel, qué sombra aplicar.
Como resaltar algunos puntos del rostro, etc.
La piel en invierno
Actualmente, los tratamientos faciales ya no son tan exclusivos del invierno.
Por allí pueden comenzarse en invierno porque existe una amplia gama de productos que se pueden utilizar, pero esos tratamientos se pueden continuar durante todo el año.
¿Qué tipo de tratamientos se utilizan más?
Puede ser el Peelings, la luz pulsada que se incorpora durante el invierno, y se retiran en setiembre u octubre, pero se continúa con el tratamiento.
¿Por qué se lo retira?
Por el contacto con el sol, la radiación.
Porque una de las cosas que hace el Peelings, es afinar la piel y se puede hiper pigmentarla con la radiación.
Y por más que se trate de cuidar la persona en tratamiento y aunque se utilice pantalla solar, por prevención se retira.
Lo mismo pasa con la luz pulsada que es utilizada solamente en invierno.
¿La tecnología permite que se continúen utilizando otros métodos?
Existe mucha tecnología que se puede seguir utilizando en el verano.
Y eso está muy bueno, porque lo que pasaba en años anteriores, es que se trataba la piel en el verano , recuperándola, estimulándola, con estimulación de colágeno, hidratándola, que es en los meses donde la piel sufre más, porque llega el frío y seca mucho la piel llegando a un ambiente climatizado.
El hecho es que la mejoraba mucho, la recuperaba y luego durante esos tres meses, no recibía ningún tratamiento.
Hoy en día se puede continuar usando las Puntas de diamante, que son muy finitas para no pulir mucho la piel.
La radiofrecuencia que estimula que nuestras células produzcan colágeno y elastina y se puede usar durante todo el año.
La Meso terapia, que se realiza con componentes hidratantes, entre otros tratamientos.
Quiere decir que todo lo que se logró en un shock revitalizante o anti edad en el invierno, se lo puede continuar en el verano, cosa de que no llegue abril y tener que empezarlo de cero.
Es por ello que hoy existe la posibilidad de todo el año en tratamientos, porque recuerdo que en años anteriores, estos eran exclusivamente del invierno.
Había cosmetólogas, que al llegar a Noviembre y hasta abril, suspendían sus tratamientos.
Hoy en día ya no es necesario hacerlo. Se lo continúa con limpiezas faciales, radiofrecuencia, entre otras.
¿La tecnología puede usarse en verano?
Sí, puede usarse. No tecnología que sea exclusiva del invierno.
Aunque en esa época, haya un abanico mucho más amplio de posibilidades y nos permite que se puedan continuar.
¿Cuánto llega a afectar, venir de la exposición de bajas temperaturas a más altas?
Una piel normal, puede no afectarle tanto.
Puede de repente utilizar un poquito más de crema (humectante) que la piel requiere por el frío.
Esas pieles no tienen problemas.
¿Cuáles son las pieles más afectadas?
Las más sensibles, las pieles intolerantes, con rosácea, porque sufren mucho los cambios de temperatura.
También sufren en el verano con el calor, pero en invierno es mucho más.
Tenemos que tener en cuenta que son temperaturas extremas, con el frío de la mañana por ejemplo o de la tardecita y entrar a un ambiente muy climatizado.
Se nota a la vista porque son pieles que enrojecen mucho.
¿Tiene que ver esa afección con la edad?
No, en cuanto a temperatura no. Sí, en cada piel.
En cuanto a la edad, tiene que ver por el paso del tiempo y no porque le afecte el cambio de temperatura, ya que va perdiendo hidratación.
Tratamientos de invierno:
En la clínica contamos con una variedad de tratamientos faciales.
Tratamientos de limpiezas profundas para pieles jóvenes, adolescentes, que generan impurezas en la piel.
Tratamientos para el acné y para manchas.
El anti edad, que puede ser tanto para prevenir el envejecimiento de la piel y que es a lo que más apuntamos.
¿Con qué edad es aconsejable un tratamiento con esas características?
Con 25 años es aconsejable un tratamiento anti edad.
Se lo aconsejamos, porque si bien no tiene arrugas marcadas, lo que hacemos es prevenirlas, porque si esa piel está sin tratamiento, pueden comenzar a aparecer.
Y una vez que aparece y se instala o que esa arruga ya se formó en un surco, es difícil de hacerla retroceder.
Se le puede mejorar la apariencia de la piel, pero ya no se la puede quitar.
¿Qué sucede en ese caso?
Ahí, ya tendríamos que proporcionarle algo un poco más invasivo.
Por ello hay que trabajar mucho en lo que es la prevención y cuando viene una piel más envejecida o con un daño solar más importante, existe otro tipo de tratamiento.

Primer tratamiento o Shock revitalizante
Mesotens

Es un tratamiento de seis sesiones una vez por semana de una hora.

Luego de ese shock de revitalización de la piel, realizamos sesiones cada veinte o treinta días.
Hay algo importante a tener en cuenta, que luego de esas seis sesiones, no se detiene el envejecimiento.
Ni el cronológico, ni el foto envejecimiento. Hay que seguir tratando la piel.
Lo que se sugiere en esos casos, es continuar con las sesiones cada tantos días.
¿Qué se logra luego de las seis sesiones?
Un gran cambio: luminosidad en la piel, una piel afinada quitándole capas de células muertas, dándole más vitalidad.
Se la nota más hidratada, proporcionándole componentes tensores, estimulándola a que las células produzcan colágeno y elastina con radiofrecuencia y ahora le sumamos la fototerapia LEED, que lo que hace es potenciar el resultado del producto de Meso terapia, estimulando la circulación sanguínea.
Es un combo de tecnologías cambiando tratamientos, muy efectivo.
¿Qué brinda la Clínica en pieles más dañadas?
Existe un tratamiento, que a todas esas tecnologías se le agrega la luz pulsada.
Pero en todo tipo de tratamientos, se va realizando por sesiones, incorporando las diferentes tecnologías.
¿Cuáles serían aquellos cuidados de la piel en general?
A grandes rasgos, no suceden afecciones solamente en el invierno, estamos expuestos todo el año.
Entre lo que perjudica a la piel, la polución daña mucho.
Y lo que tiene el invierno, es que la radiación baja y es un factor de riesgo menor que en el resto del año durante algunos meses de verano.
Pero en realidad, todas las estaciones tienen sus bondades y también sus negatividades.