…Hoy nos acompaña: Rodrigo Tejeira Silveira. Periodista- Docente- Comunicador y Estudiante

Oriundo de la ciudad de Artigas, Rodrigo afianzó sus lazos en nuestro departamento.
Cuenta con prácticamente diez actividades diarias, con varias funciones en un mismo trabajo, que lo llevan entre los estudios en el CeRP, el trabajo en radio Tabaré, TNU y para canal 8.
Con las clases que dicta en un liceo, considerándose un férreo enemigo de las faltas de ortografía con sus estudiantes de informática.
Y como si todo esto fuera poco, su placentera vida la hace al lado de Yésica, que lo apoya en forma incondicional.
Así dialogamos animadamente:Rodrigo Tejeira
¿Cuándo te inicias como periodista?
Hace ya dieciséis años.
Pienso que más allá de la formación que tengo, me parece que ser periodista, hay que llevarlo como vocación.
Pero también tenemos que derrumbar ese mito de que nuestra profesión es un oficio.
Porque el periodista tiene que informarse, estudiar, conocer a las personas, trabajar en el aspecto social, sobre todo cuando hacemos informativos.
Acceder a contactos, mantenerlos, de personas que en confianza acercan la información, porque saben que pueden confiar en nosotros en un trabajo permanente.
El periodista lo es las veinticuatro horas del día, no tal vez como otras profesiones.
El trabajo es nuestra vida y van de la mano.
Sacrificado, pero nos gusta mucho lo que hacemos.
¿Cuándo te permite tu inclinación desarrollar la profesión?
Me despertó el gusto por la comunicación cuando tenía yo catorce años, siendo amante de las computadoras. Desarmándolas, experimentando con el hardware y hoy estoy culminando el profesorado de informática en CeRP, ya realizando prácticas.
En esa época un compañero de estudios de Artigas, me pide que le arregle una computadora, porque se instalaban con su papá en su casa con una radio comunitaria.
Allí el padre de mi amigo me propone probar haciendo un programa, ya que según él, tenía yo un buen timbre de voz, y empezamos a trabajar con un transmisor chiquito, con un radio de acción de dos manzanas, siendo la primera radio comunitaria que se formaba en la ciudad.
Y así comenzó todo, un 6 de octubre, con algo muy curioso: sin nada de nervios frente a un micrófono.
¿Cómo fuiste creciendo profesionalmente?
Le fui tomando el gustito a la comunicación, la radio comenzó a crecer y yo junto a ella, hasta que a los dos años de haber hecho mi primer programa, me llaman de Acuarius F.M. Un símbolo de la radiodifusión en Artigas, llegando incluso a Paso de los Toros, con su señal.
Me invitan a pasar a la via comercial, intentando vender el programa. Incluso con los primeros contactos con distintos medios de Montevideo. Tenía yo 18 años, debiendo definir por mi bachillerato. Me incliné por ciencias de la comunicación y lo hice durante dos años.
Llegando al final me di cuenta que no era el enfoque que yo buscaba y descubro IPEP, conociendo el estudio de televisión, radio y sala de redacción de prensa, con trabajo de campo, de lleno.
¿Qué defines como bueno y malo en tu tarea?
Lo bueno era que siendo yo un adolescente trabajando en Artigas, la gente me paraba en la calle, porque salía en televisión y era conocer permanentemente gente nueva.
Y gracias a mi padre, que estaba siempre muy pendiente de lo que hacía, viví cuatro años con él en Montevideo y despertó mi interés por la noticia, en sí. También lo malo está presente.
¿Cómo es tu llegada a Salto?
Cuando voy culminando mi formación en Montevideo, mi novia Yésica de Artigas decidió venirse a Salto a estudiar.
Se interesa Jorge Jacques, director de uno TV, en hacerme una prueba, luego de dos meses de haberla realizado, me llama, necesitaba que me viniera lo más rápido posible a trabajar con él y sin pensarlo demasiado, me vine. Ya pasaron seis años.
¿Pensaste en salir fuera del país a trabajar?
Sí, incluso casi viajamos con mi papá a Venezuela. Aunque su rubro era otro, él insistía en que debía ir con él, porque esta profesión tiene mucha más formación allá, siendo mucho más reconocida.
Decidimos quedarnos, porque su oferta laboral mejoró.
Luego me gustó la idea del intercambio estudiantil con Berlín, pero no me permitían trabajar, entonces opté por rechazarlo.
¿En qué medios te gustaría trabajar a nivel nacional o internacional?
Nunca me propuse esa meta.
Estoy cómodo donde estoy, no aspiro a ningún medio nacional, aunque me dieron la posibilidad de ser corresponsal de TNU (televisión nacional), hace ya cuatro años.
¿Se hace muy difícil conjugar la profesión con la vida privada?
No, por suerte tengo a mi lado Yésica, una excelente compañera y por ahora no tenemos niños.
¿Qué es lo que te hace ser lo más objetivo posible en la noticia?
No me guío por ningún aspecto político, ni por ninguna ideología.
Hay varias formas de llevar adelante el periodismo. Quienes son obsesivos y buscan una respuesta en el entrevistado y yo prefiero que, el entrevistado se exprese.
No me interesa si tiene la razón o no. Él se está expresando y yo soy el interlocutor, entre el público y quien está generando esa noticia. Las conclusiones son de los demás.
Es la dinámica de trabajo que aprendí y que mantengo.
¿Qué opinión te merece la prensa en Salto?
Veo como que la situación está muy politizada. Los medios en general.
Hace años que venimos con el mismo problema. A todo periodista o comunicador se lo cataloga de izquierda, de derecha, partidario de… Y no debería ser así.
Creo firmemente que algunos colegas han incurrido en un error, de decir públicamente a qué partido responden o qué ideología política persiguen.
Pasaría, si el periodista deportivo menciona de qué equipo es hincha, porque automáticamente estaría generando una opinión en el otro.
¿Y a nivel nacional, cómo ves la situación?
Creo que se están perdiendo algunos valores y priorizando temas que no se deberían.
Estamos siguiendo la línea del mercado, el morbo, todo aquello que se consume, es lo que estamos ofreciendo en forma permanente.
Al menos en el interior, conservamos una ética, que en Montevideo se ha perdido en cuanto a tragedias ocurridas. Que mientras se están velando a las personas, se les va a realizar una nota a los familiares. Es una línea muy delgada, morbosa, pero es lo que interesa vender.
¿Cómo te ves en un futuro?
El futuro es siempre incierto y lo mío son más interrogantes que planes.
Tantos años trabajando en esto y uno se pregunta: ¿Cuándo voy a tener un domingo libre o poder disfrutar de alguna otra cosa?, y más sabiendo que el periodismo en Uruguay, no está bien reconocido.
Vivir de esto es muy sacrificado y difícil. Son muy pocos los que pueden decir: “me compré un auto o me hice mi casa” trabajando en un medio de comunicación. Sobre todo en el interior.
Y si es en Montevideo, si bien los salarios son mejores, directamente no tenés vida.
Creo que llegó el momento de equilibrar la balanza y decidirme por la docencia o la comunicación, que es algo que no quisiera dejar.
¿Cómo te defines?
Simple y sociable.
¿Crees que la noticia siempre favorece?
Si, si es una noticia bien contada.
Favorece, porque genera opinión. Y nosotros no deberíamos formar opinión, deberíamos generarla.
Despertar la curiosidad de las personas, cuando el tema está sobre el tapete y todos lo discuten, ¿Qué es lo que yo sé? ¿Qué es lo que puedo saber, la información a la que puedo acceder?
Y si la noticia está bien dada y la información manejada correctamente, sin maldad, ya que una palabra puede llegar a cambiar todo el sentido, me parece que sí.
¿Qué te gustaría transmitirle a alguien que decide hoy estudiar periodismo?
Que más allá de la osadía y el desafío diario, esto es hermoso. Yo no lo cambiaría y lo recalco.
Y al que pretenda estudiar periodismo porque realmente le gusta, tiene que estar muy decidido a hacerlo. Va a tener etapas muy buenas, pero también va a vivir momentos muy malos, porque hasta una pregunta mal hecha puede generar repercusiones. Va a vivir la dinámica permanente del trabajo, siempre sin aspirar a demasiado en lo económico.
Es el gran debe que conservamos, que la retribución debe ser mayor, para poder vivir de esto.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2017
L M X J V S D
« ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930