Los Reyes Magos, un poco de historia…

Según la tradición, Melchor, Gaspar y Baltasar fueron tres reyes de Europa, Asia y África, respectivamente, que practicaban algún tipo de magia -así fue como supieron del nacimiento de Jesús- y que llegaron a Belén montados en un caballo, un camello y un elefante, a conocer al Salvador del que hablaban las profecías, llevándole a modo de presente oro, incienso y mirra.
Pero en realidad estos personajes no eran reyes, ni magos ni ercamellosan tres…
La verdad es que, en la Biblia, el único evangelio que menciona a los “Reyes Magos” es el de Mateo, en el cual se lee: “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo:
¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle…” (Mateo 2:1-2).
Es de notar que el texto sólo menciona a “unos magos”, pero no dice sus nombres, ni su número, ni mucho menos que se tratara de reyes o que viniera cada uno de una parte distinta del mundo.
En realidad, la palabra en español “magos” es una traducción imprecisa de la palabra magi -plural de magus-, que se refiere a los sacerdotes o seguidores del zoroastrismo o mazdeísmo, una religión persa fundada por el profeta Zoroastro; otra teoría señala que se trata de una versión de la palabra griega magoi, que se refiere a los hombres sabios, educados e influyentes.
Por otro lado, el evangelio menciona los tres regalos -oro, incienso y mirra-, pero no menciona que se tratara de tres sabios de oriente los que trajeran, cada uno, un regalo.
La primera referencia escrita que menciona a tres sabios la da Orígenes, en el siglo III de nuestra era, y fue el papa León I “el Magno” quien estableció el número definitivo de los Reyes Magos.
Por otro lado, algunas fuentes afirman que la primera vez que se mencionan los nombres con que hoy conocemos a los Reyes Magos -Melchor, Gaspar y Baltasar, que equivalen a los nombres hebreos Magalath, Serakin y Galgalath- es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena, Italia, a mediados del siglo VI
http://www.milenio.com/








  • Otras Noticias...