¿Por qué no?

Con Florencia Acerbis Emens
Capitana del equipo de Club Atlético Ceibal en fútbol femenino. Licenciada en Educación
Física-Personal Trainer–Técnica de Básquetbol y Entrenadora de Fútbol por medio de OFI.
«Venimos pisando fuerte, sin nada tirado al azahar»

Como toda mujer desearía, Florencia es una destacada en varios deportes.
Actualmente integra el equipo de fútbol femenino de Ceibal, así como también cumple con una actividad laboral que la hace sentir dichosa de lo que hace.
Sin ir más allá, la charla que mantuvimos se volvió interesante, amena, por eso de aquí en más, los dejaremos con su palabra para que lo disfruten como nosotros lo hicimos:
«Desde que tengo uso de razón, me gustó todo lo relacionado al cuerpo, como la medicina y el deporte», nos dice.
A los 6 años, comencé con gimnasia artística, abriéndome puertas para trabajar como Profesora y terminé realizando nueve deportes. Logrando continuar con el Taekwondo, artes marciales, natación, entre otros.
Pero en medio, estuvo siempre el fútbol, que lo he retomado completamente hace un par de años, encontrándome hoy en el equipo de Ceibal.
¿Cuándo decides ser Profesora de Educación Física?
A los 8 años, ya sabía que lo deseaba.
¿Qué se siente tener esa adrenalina para disfrutar con el trabajo a su vez?
Es complicado definirlo, explicarlo. Florencia
Es una pasión. Lo he hecho, con una sensación espectacular.
Siempre me pregunto, si cuando tenga más edad, voy a poder seguir practicando. Pienso que lo haré, hasta que mi físico no pueda más.
¿Cuál es tu rol dentro del equipo de Ceibal?
Conformo un grupo de Capitanas de tres mujeres: Liliana Fructos la Capitana iniciadora del grupo y Carolina Fruto, dentro de un equipo muy sólido. Más allá de que una se lleve el brazalete el día del partido, las decisiones pasan por las tres.
Tenemos muchas chicas inscriptas trabajando por el equipo. Y unidas, siendo en su mayoría amigas, facilita bastante.
¿Cómo surge el grupo de Capitanas?
Es una manera de compartir. Tenemos reglas en el grupo, que las mezclamos y las inculcamos en otro deporte.
¿Cuáles son las consignas que llevan adelante?
Sobre todo la gran responsabilidad por la demanda que se necesita de nuestra parte. Es siempre el hablar teniendo la palabra, pero por suerte hay muchas líderes en el grupo y muchas profes, que amerita a que se aliviane nuestro trabajo con mucha complicidad entre todas, haciéndolo todo mucho más fácil.
¿Cuántas Profesoras son en el equipo además?
Somos seis. Con el Técnico nos hemos sentado a hablar mucho, nos permite ideas y sugerencias, siempre haciendo juegos de integración, mirando películas. Donde hay charlas que se tienen que afrontar porque hay cosas a solucionar y eso es lo que nos ha dado la fuerza para mantenernos desde el 2017, que es cuando nace el Fútbol femenino en la Liga Salteña. Que lo ganamos así, como pasó en el 2018.
Venimos pisando fuerte, pero no hay nada tirado al azahar.
¿Se ven como un equipo distinguido?
No. De ninguna manera.
Es doble la responsabilidad. Porque podemos llegar a tener la mirada de nuestros niños que están en la escuela, de los jóvenes.
De mirar «como entraron las profes, como se mueven». De las actitudes que podemos llegar a tener en la cancha y el ejemplo. Desde que pasamos un semáforo a cualquier otra cosa que podamos llevar a cabo.
Te diría que es mucho más exigido, no tan distinguido.
Más allá de que no se logren los resultados un día, pero sEquipo de Capitanas de Ceibal F Ciempre trabajando en equipo y unidas.
¿Por qué elegir Ceibal?
Porque Ceibal, en realidad es uno de los equipos que estaban ya formados desde hace un tiempo y nosotros (le llamo así al grupo que en buena mayoría, jugamos en la U en el Fútbol sala) decidimos formar parte.
Probamos suerte y nos gustó. Porque nos gustaron las ideas del Técnico, nos acoplamos y quedamos en Ceibal, que nos ha dado muy buenas respuestas.
Contamos con un Presidente que gracias a Dios, nos ha dado un gran apoyo diario por estar al pie del cañón en todo.
Y eso es muy difícil de encontrar. Más en el fútbol femenino más disminuido, ya que en el masculino se ve a lo grande.
Y él ha hecho que nos sintiéramos cómodas en el club que es de barrio, que la gente comenzara a conocernos. Donde se siente mucho el calor de esa gente apoyando.
Es el disfrute de que la gente valora lo que hacemos. Y eso es una de las cosas más importantes.
Llevamos con nosotros anécdotas, como las de un chico que la levanta a la mamá a la mañana, para decirle: «tenemos que ir a ver el femenino de Ceibal» y cuando llegamos las componentes del grupo, nos piden que les firmemos las camisetas. ¡Es algo que no se paga con nada!
Y más para uno que trabaja con niños.
¿Ves al cuadro de varones, llevándose la mejor hinchada?
Si, en realidad sí.
Hasta hoy.
Mañana no sabemos, aunque la gente valla a mirar más fútbol masculino.
Ha pasado algo muy gracioso y favorable para nosotros también en este periodo que hemos transitado, la gente se ha interesado por cosas que antes las hacía como en el caso del barrio, que antes iba a mirar solamente el masculino y ahora también concurre a ver al femenino.
Nuestra hinchada es la 12 y tiene muchos años apoyándonos.
Ceibal lleva mucha gente y en estos últimos partidos de liguilla, ha llegado mucha al estadio, brindándonos ese contacto que está muy bueno.
¿Sientes el crecimiento de lo femenino en el deporte?Equipo de Ceibal F C
Sí. Sin dudas.
El fútbol ha crecido muchísimo y mucho más con la incorporación a la Liga, las igualdades incluso de los Jueces que arbitran tanto en lo masculino como en lo femenino.
La diferenciación ha sido cada vez más pequeña.
Al estar la Liga infantil, donde también dirijo la Categoría de equipo de13 años en el Club Remeros, comenzamos cinco equipos y ahora hay catorce.
Es muy gratificante.
¿Qué laureles han conseguido?
Las entrevistas en los medios de comunicación nos reconfortan, así como el trabajo solidario que llevamos adelante como fue el partido a beneficio, donde estuvimos invitadas en dos oportunidades, donde estuvo Edinson Cavani.
¿Tienes una actividad laboral?
Soy bastante activa.
En la mañana estoy efectiva hace 8 años en ANEP, Escuela 107 de Barrio Uruguay, estando muy cómoda y muy encariñada con niños que vi crecer.
También estoy en CECAP con el área de deporte y recreación, con los adolescentes que han dejado el estudio o se encuentran con algunos hábitos, ayudándolos a corregirlo y devolviéndolos al estudio.
En el Club Remeros me desempeño con varias actividades, como Gimnasia artística, acrobacia en tela, entrenamiento en Running y horas de gimnasio, donde atendemos al público. Quedándome un poquito de tiempo para mi entrenamiento.
¿La actividad laboral impide a alguna integrante del grupo a cumplir con él?
Sí. Tenemos a mujeres que muchas veces se les hace difícil concurrir a prácticas, porque el trabajo o el cuidado de sus niños, se lo impide.
¿Qué te deja toda esta masa de actividad física?
En el vínculo entre las personas para los valores que deja el deporte, que claramente uno lo puede aplicar a la vida, siempre se abren puertas.
Es un disfrutar de un compañero por medio del deporte con un asado, un mate o necesitar de alguien y que esté, como uno siempre está.
Sumado a los frutos del reconocimiento y los beneficios en salud que ganamos con el deporte.
¿Tus planes?
Continuar trabajando en el deporte.
Me gusta mucho dirigir, realicé el curso de entrenadora, así como de Personal Trainer. Mi idea es continuar, desde dentro de la cancha o de afuera, pero quiero seguir jugando.
Pienso además, especializarme en la parte de recuperación de lesiones en deportistas.
¿Cómo te defines?
Es difícil la pregunta.
Me siento creativa. Exigente conmigo misma y con las personas que trato de inculcarles lo que enseño.
¿Cuál es la diferencia del juego entre el hombre y la mujer?
El hombre tiene virtudes naturales como nosotras en otros aspectos. La coordinación y el afín con la pelota la tiene el chico, porque desde pequeño ha tenido una pelota, siendo bien habilidosos.
Pero las chicas actualmente también tienen acceso muy temprano a una pelota y pueden jugar. Así que nosotros le vamos a ir acortando esa diferencia para poder ir emparejando la situación.
¿Qué le falta a nuestro deporte?
El seguir estudiando y creciendo para lo que se viene, es fundamental.
Seguir abriendo cabezas, apostando a edades tempranas a dar a conocer que el deporte es importante desde el niño. Despierta valores que luego le va a ser muy útil en su vida, lo va a ayudar. Dando lo mejor de cada uno.
¿Un mensaje a mujeres que les gusta el deporte y no se animan?
Que intenten acercarse de a poquito.
Que prueben lo lindo que es a hacer deporte, que la sensación de pertenecer a un grupo teniendo el respaldo, es como que ya pasa a ser parte de su familia si el vínculo es bueno.
Gracias a Diario EL PUEBLO por esta entrevista, por difundir el deporte que uno tanto ama y seguiremos disfrutando.