¿Por qué no?

Con Jimena Semenchuk Pistera en Parada 19
«Disfruto con mi trabajo, me gusta lo que hago y pasar mi tiempo allí»

Jimena es una de las mujeres que desempeña su tarea en Estación de servicio Parada 19.
Conforma además un emprendimiento familiar, dejándole muchas satisfacciones ambas actividades.
Se recibió de Bachiller y piensa continuar sus estudios para lograr formarse como profesional.
Es ella quien nos seguirá narrando su historia de vida:
«Ingresé como Pistera a Parada 19, hace cinco meses», nos dice.
Pero cuando me necesitan en la caja del Shop, también cumplo actividades allí.
¿Cuál era su actividad antes de ingresar?
Estaba estudiando y culminando el liceo. Pero a su vez trabajaba y lo hago aún con mis padres en un emprendimiento familiar en el ramo del servicio de Lunch, con el cual se están animando a comenzar actualmente con un servicio de fiestas, llamado: Servicio de Lunch Semenchuk Martiarena. a punto1
¿Qué le correspondía hacer allí?
Elaboraba productos y copetines. Estando siempre muy dispuesta a ayudar en el servicio, pero no llegué a hacerlo.
Por suerte se van desempeñando lindo, ya que un grupito está dedicado a ello.
¿Cómo es su ingreso a Parada 19?
Me gustó mucho la propuesta, ya que trabajaba con público anteriormente.
La esposa de Rodolfo Germano, principal de Parada 19, explota la cantina del Colegio y Liceo Crandon y estuve mucho tiempo trabajando con ella.
De allí surge nuestra relación laboral actual.
Vieron el desempeño que tenía con el público, el dinero y pienso que fue por eso que me convocan para trabajar en la estación de servicio como pistera. Y aunque estaba estudiando, me daba bien el tiempo para empezar a trabajar allí con medio horario.
¿Fue muy difícil comenzar a despachar el combustible?
Re complicado.
Recuerdo que el primer día tuve la ayuda de mi compañero Marcelo, que fue muy bueno conmigo y me guió muy bien.
Pero sí, fue un desastre y pedía ayuda de todos lados. (Sonríe).
No era solamente que llegaba mucha gente, sino el miedo de hacer algo mal, como de volcar combustible o cosas así.
El segundo día, fue mejor.
Ya tenía un poco más claras las ideas de cómo se hacía y luego seguí bien.
¿Qué fue lo más difícil?
La tarea de desempeñarme con el Post, buscar las cuentas de los clientes, saber cómo estaban registrados,
¡y yo no sabía nada!
Pero actualmente ya conozco sus caras, cómo llego a sus cuenta y demás.
De todas formas, sigo pidiendo ayuda.
¿Y la tarea más linda actualmente?
Despachar, sin dudas. El trato con el cliente me da muchas satisfacciones.
¿Cómo se conforma el grupo de trabajo?
Son muchos más hombres que mujeres, ya que somos dos y una más que cuando se necesita, sale de la caja y nos da una mano.
Creo firmemente que solo una vez, nos correspondió el turno a las tres juntas y la gente llegaba y decía: ¡son todas mujeres!
Pero no, fue solamente esa vez creo.
¿Son generosos los clientes en cuanto a propina?
Sí, son generosos.
Recaudamos una propina que ayuda mucho.
Y si somos dos atendiendo un vehículo, uno despachando el combustible y el otro en el lavado de vidrios, la propina es para ambos.
También la propina del lavado en general del vehículo, la compartimos entre todos los trabajadores que estamos en la pista al final del turno.
¿Acostumbra a ser ahorradora?
Sí, ¡Soy muy ahorradora!
Incluso da para juntar y abrir el chanchito de ahorro e irnos de vacaciones. (Sonríe)
Es algo extra. Uno lo ahorra ahí y sabe que tiene esa plata segura.
¿Ha tomado conciencia de lo lindo que es que un cliente llegue a una estación de servicio y sea una mujer que lo atienda?
Sí, ¡además a mí me encanta!
El hecho de estar ahí, el trato que tienen todos conmigo. Es muy lindo.
La amistad que se crea allí, el vínculo con la gente, es increíble.
Y creo firmemente que por ese vínculo, la gente continúa llegando a la Parada. Porque ponemos todo de nuestra parte, para que la persona se valla conforme.
Muchas veces nos enlentecemos, porque el sistema del post se cae y nos hace estar lentos. Pero entendemos que la gente tiene su tiempo para ir hasta la estación, muchas veces trabajadores. Por eso tratamos de ser lo más rápidos posible, con una buena atención.
¿Logran identificar los días con mayor afluencia de público?
No, es imposible.
Sí, hay días en la semana, en que notamos las motos son las que más llegan a cargar combustible, por motivos de trabajo, como pueden ser vendedores los conductores.
Pero un total de vehículos, es imposible contabilizar. Es mucho.
¿Ha oído muchas quejas con la última suba del combustible?
Sí, sí, hubo.
Y también de mucha gente que no usa tarjeta, no le gusta.
Va y se queja, pero no se puede hacer nada.
Solo los escuchamos con respeto.
¿Cómo es trabajar con hombres?
Es muy fácil, son muy compañeros.
Yo conformo una familia con hombres por eso no se me hace extraño. De cómo reaccionan, sus conversaciones y como son ante algunas situaciones.
Y el trato con mis compañeros de trabajo es excelente, soy una más de ellos.
El contacto con ellos como hombres es muy lindo.
Además por la gente que llega. Nunca nada se prestó a confusiones por el hecho de ser mujer. Y si alguna vez ha pasado, entra por un oído y sale por el otro.
Yo soy la empleada, sigo haciendo lo mío y listo.
¿También están presentes los piropos?
(Sonríe). Sí, existen, pero me río nomas y continúo con lo mío.
Hay que mantener el vínculo y en las mejores condiciones.
¿Cómo está conformada su familia?
Mis padres y un hermano.
Pero vivimos juntos, mis tíos y su familia con los mellis, que son los más chiquitos de la familia, mi abuela y dos tías abuelas.
La casa es un espacio de todos, ya que es un lugar perteneciente a la familia. Pero es muy lindo, porque somos unos cuántos. Estamos muy bien juntos.
¿Cómo ve a Parada 19, en relación a otras estaciones de servicio?
Para mí, la Parada 19 es única.
Como que brinda todos los servicios, creando un estrecho vínculo con la gente y haciendo la diferencia en pequeñas cosas. Como por ejemplo en la limpieza de vidrios y otros detalles que solemos brindar para hacer sentir cómodo al cliente.
Todo lo que hacemos es con sumo placer.
¿Es importante para usted la presencia del principal, colaborando con sus empleados?
Sí, me parece muy bueno de que en el caso de nosotros, nuestro patrón Rodolfo esté en la pista muchas veces colaborando con nuestra tarea y siendo un compañero más.
Es un hombre muy sencillo y cordial y es un placer tenerlo entre nosotros trabajando.
Laura es otra compañera que sale de la caja del súper y nos ayuda en el despacho de combustible.
Y nosotros lo valoramos mucho, porque a veces estamos muy atareados y nos viene muy bien una mano.
¿Por qué debemos ser asiduos a Parada 19?
Porque pienso que llevamos adelante un servicio completo.
Si hablamos de la empresa en sí, podemos decir que cuenta con un personal destacado en la atención. Enumerando los servicios al cliente, contamos con el shop, donde podemos encontrar lo que necesitemos para el consumo diario del viajante o de un vecino que se quedó sin yerba o sin un comestible que lo saque de apuro.
También contamos con hielo, leña y últimamente se ha incorporado la carne envasada al vacío.
La cámara de todo lo que es lácteo, jugo y productos para la merienda.
Cerveza artesanal, alguna de Salto y del resto del país, con muchas marcas como para elegir.
Además está presente La Cava, donde puede el cliente encontrar una cantidad importante de finos vinos, con la más exquisita variedad.
Muy bien diferenciado cada vino de qué país y de qué año.
La gente está acostumbrada a visitarla, ya que se ingresa por una escalera instalada en el medio del shop, donde la gente baja y realiza su compra, haciendo además sus encargos, muchas veces en grandes cantidades.
Es muy lindo.
¿Con qué disfruta?
Disfruto con mi trabajo en la estación, me gusta lo que hago, me gusta pasar mi tiempo ahí y la llevo aquí (haciendo referencia con la mano en el pecho).
Disfruto mucho con mi novio Fabián, que es muy compañero y también estudia para Ingeniero Agrónomo.
¿Cuáles son los planes para el 2019?
Entre mis planes está el referido a la profesión de cosmetóloga. Que como ya me he recibido de Bachiller, ahora sí me siento preparada para hacerlo. Luego iré por otra carrera.
Espero muchísimo prosperar, llevando a cabo todos mis proyectos.