Con los hermanos: Marcelo y Enrique Di Giácomo

Directores y principales de 1020 A M, Radio Libertadores

El 17 de febrero de 1997, nace con nuestro recordado comunicador Inocencio Di Giácomo, Radio Libertadores.
Allí comenzó a transitar una propuesta diferente, con una ideología basada sobre todo en el respeto hacia los oyentes.
Dejó Inocencio lo mejor de sí en la semilla que plantó. Convencido de que sus hijos, los cuales hoy la representan, tomarían ese legado, haciéndolo propio.

Marcelo y Enrique Di  Giácomo

Marcelo y Enrique Di Giácomo

Superándose cada día, los nuevos impulsores siguen innovándola y brindándole una dedicación absoluta a Libertadores, para seguir construyendo sobre los pilares y valores que su padre les inculcó, un excelente medio de comunicación.
Actualmente se ha multiplicado su audiencia, dejando ver además, la preferencia de sus fieles oyentes.
Los hermanos Di Giácomo se llevan un año de diferencia entre ellos y como Directores, Enrique está dedicado más a la parte técnica y a los números. Mientras que Marcelo, a la programación de la emisora.
Y es quien comienza narrándonos:
“Radio Libertadores, con sus veinte años en el aire, es una de las emisoras más jóvenes del medio.
Esto fue un sueño y un proyecto de Inocencio Di Giácomo, nuestro padre. Un hombre de radio.
Trabajó en televisión además, siendo siempre hombre de medios.
-Enrique: comenzó a hacerlo con 17 años y lo hizo durante toda su vida.
Falleciendo el 2 de abril de 2007, o sea que su trayectoria en comunicación fue de 55 años.
¿Cuándo comienzan sus funciones como Directores de la emisora?
-Marcelo: Cuando papá fallece. Si bien ya estábamos vinculados a todo lo que él hacía, desde la época de la escuela.
Él se identificaba como un hombre de radio y esa pasión nos la inculcó a nosotros.
Desde que tenemos uso de razón, andaba siempre con una radio y nosotros también supimos absorberla de muy chicos.
-Enrique: lo hemos visto trabajar desde muy pequeños. Cuando él junto a Gelpi, compartían la dirección de Radio Tabaré, en el año ´80.
Desde siempre soñó con su radio propia, hasta que lo logró.
¿Por qué el nombre de la emisora?
Es por Libertadores de América.
En el mismo logo podemos apreciar una banderita, como de libertad de expresión, de ideas y eso era lo que papá pretendía de la radio.
¿Qué veían en su padre, además del empuje por concretar su proyecto?
-Marcelo. Su secreto era el trabajo y la pasión por lo que hacía.
-Enrique: no le gustaba otra cosa. Sus comienzos fueron como locutor en Radio Cultural con 17 años y fue un hombre que ha pasado por todos los rubros: era locutor, salía a vender, a cobrar y todo lo que se hace en una radio, lo hizo.
¿Cómo es caminar juntos, en esta etapa de sus vidas?
-Enrique: antes que nada, lo destacable, es que nos llevamos muy bien. Nos entendemos.
Y aunque yo nunca me haya desempeñado frente a un micrófono, entiendo que nos complementamos.
Puedo yo encargarme de diferentes tareas, mientras que Marcelo de otras.
Juntos desde que papá falleció, dejándonos un legado del cual estamos orgullosos.
¿Cómo fue la decisión de hacerlo juntos?
-Marcelo: cuando estaba papá en la Dirección de Radio Tabaré, finalizábamos la primaria. Luego en el liceo, estábamos casi todo el tiempo dentro de la radio con él.
Allí aprendimos a escribir a máquina y a poder observar todo el movimiento.
-Enrique: Papá contó con esa mirada un poco más adelante, como preparándonos, por si queríamos seguirle sus pasos. Entonces cuando fallece, hace diez años, ya hacia unos cuantos que estábamos aprendiendo.
Mientras que mamá acompañaba nuestras vidas, en el rol de madre.
Brindándonos su sostén en nuestro hogar.
¿Qué significó para ustedes, seguir en la radio sin su padre?
-Marcelo: él trabajó hasta sus últimos días. La radio se fue con él, porque era un apasionado de ella.
Cuando estaba internado, pedía que le llevaran un aparato para escuchar, porque era imposible estar sin esa comunicación.
Y para nosotros, no fue una imposición. Fue algo muy natural asumir el rol de Directores.

Inocencio Di Giacomo

Inocencio Di Giacomo

-Enrique: estábamos mucho en todas sus tareas, acompañándolo. Y cuando él fallece, en el tema del manejo del trabajo, no lo sentimos tanto, porque veníamos entre los tres tomando decisiones y consultándonos. Sí, en su ausencia, en cuanto a nuestros sentimientos hacia su partida. Significó mucho para nosotros.
¿Hubo cambios a partir de allí, en cuanto al manejo de la emisora?
-Enrique: Sí, a pesar de que estábamos acostumbrados, hubo cambios con el personal. Papá fallece y comienza su programa Hugo Rollón, una semana después.
-Marcelo: creo que para nosotros era todo un desafío la dirección, porque había entre otras cosas, que hacer sentir bien a la persona. Trayendo consigo algunas, una trayectoria. Que nos veían como hijos de Di Giácomo.
Y cuando llegan a la radio, ya no éramos los hijos de Di Giácomo, éramos Marcelo y Enrique Di Giácomo.
Pero gracias a Dios, en el caso de Rollón, va a cumplir diez años junto a nosotros y pienso que se siente cómodo. Al igual que nos pasa.
Lo mismo sucedió con Víctor Cohuto, Oscar Amaral, que ya había trabajado con nosotros y Sandra Canio. Ernesto Castro, Jorge Pignattaro, José Ferreira, entre otros.
¿Qué situaciones las definen como positivas y no tanto, estando en la dirección?
-Marcelo: Existen decisiones difíciles de tomar.
A mí me ha marcado por ejemplo, verlo a papá tratando de superar la crisis del 2002, teniendo que tomar decisiones que a nadie le gusta.
Gracias a Dios que nosotros nos fortalecimos luego de esa crisis, porque entiendo que las crisis son oportunidades.
-Enrique: trabajamos doce horas por día, para en vez de perder veinte pesos, perder diez.
Y nunca apartarnos de la línea.
¿Qué aspectos debe tener claro el Director de un medio?
-Marcelo: Existen puntos básicos como el respeto al oyente. Trabajamos para él y es nuestro único destinatario.
Siempre lo debemos tener presente y nunca perderlo de vista.
Cuando destinamos ese respeto, nos importa saber si el que escucha, es uno, mil o diez mil. Y nos interesa, porque así sea el único, merece el mismo respeto. De lo contrario, perderíamos el eje de lo que estamos haciendo.
Tratar de brindar un buen producto y muchas veces en la crisis, te ves tentado de salir de esa línea, con tal de que sea redituable.
Nosotros nunca salimos de la línea y eso nos fortaleció.
Y entendemos que hoy somos una radio con seriedad. Siempre se han realizado inversiones dentro de las posibilidades, tanto en el personal, como en la parte técnica. Tratando de estar en la vanguardia, dentro de lo que podemos y de seguir superándonos.
Otra de las realidades que tiene nuestro medio y nos enorgullece, es el sentido de pertenencia que tiene el oyente con Libertadores.
La siente como propia. Pienso que es la empatía que se ha logrado entre la radio y la gente, y viceversa. Eso no tiene precio.
¿Cómo está constituida la programación de Libertadores?
-Enrique: Es una programación estable.
Si hablamos del informativo, está en el aire desde que comenzó a funcionar la radio y en el mismo horario.
Es Marcelo quien se dedica a realizar un resumen informativo en horas de la noche. Y para lo que resta de la programación, también hay programas que llevan muchos años en ella.
¿Qué opinión les merece la prensa en general?
-Enrique: Respondería con una respuesta muy subjetiva. Ya que nosotros, al mantener una línea y tratar de respetarla siempre, es muy difícil decir que alguien está bien, mal o más o menos en lo que hace.
¿Ha cambiado algo desde sus comienzos como Directores a hoy?
-Enrique: Sí, cambió todo. La sociedad.
Para lograr ingresar en aquella época a una radio, había muchísimo filtro de preparación.
Nuestro padre nos contaba, que como prueba, les hacían leer un texto de diferentes maneras: como si fuera una tragedia, como si fuera algo alegre, entre otras.
¿Cómo ven su tarea hoy?
Conservamos el orgullo de decir que hemos continuado el logro de nuestro padre, crecido y mantenido la línea.
Contamos con antena propia en Colonia Osimani, al igual que con la parte edilicia y los estudios. Invertimos en lo que consideramos que, aparte de ser un medio de vida, tratamos de darle lo mejor a nuestros oyentes. Es lo más importante y somos unos convencidos de ello.
Además de la comodidad, a toda aquella persona que realiza las tareas junto a nosotros.
¿Se sienten apoyados por sus familias?
-Marcelo: totalmente. Tengo una hija: Avril de 11 años y estoy en pareja con Leticia, que por el hecho de trabajar con nosotros, pasamos mucho tiempo juntos.
-Enrique: por mi esposa Nélida y mis dos niñas: Francesca e Isabella.
Y a diferencia de Marcelo, mi esposa tiene su trabajo aparte del mío.
-Marcelo: Para finalizar, deseamos enviar un agradecimiento a los oyentes por acompañarnos tantos años y a los auspiciantes, que confiaron desde el primer día en nosotros y aún, siguen confiando.
¡Es un todo!







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...