Con el Sub Director Operativo del INR, Oficial Principal Estevenson Barrios, e integrantes del mismo.

Hoy comenzamos una nueva etapa, en nuestra sección.
Es para nosotros todo un desafío intentarlo, con un tema que está en forma diaria y prolongada, en el “tapete”. Pero no por ello, deja de ser para la sociedad, humano e interesante.
Sin ánimo alguno de intentar herir susceptibilidades, nuestro deseo es poder compartir con nuestros lectores, una realidad distinta a la que vivimos quienes caminamos por la calle todos los días.
Siendo dueños de nuestro tiempo, con nuestro trabajo, junto a nuestros amigos y seres queridos.

Sub Oficial Principal Estevenson Barrios

Sub Oficial Principal Estevenson Barrios

Permitiéndonos pensar que absolutamente ninguno estamos exentos de algún escenario comprometido, que el destino controlador, pueda prepararnos.
Son estas historias que les acercamos, realidades de vida. De mujeres privadas de su libertad, por diferentes motivos.
Para ello, recurrimos a las autoridades de la Unidad Nº 20 del Instituto Nacional de Rehabilitación, (INR) de nuestro departamento, dirigida por el Sub Comisario Miguel Ángel Catelotti, las cuales están llevando adelante un papel fundamental, para que los internos e internas allí instalados, puedan luego lograr una vida que les sea placentera, transitando un camino digno de recorrerlo.
Es una de las cárceles donde se encuentran alojados, hombres y también mujeres con hijos.
Sábado a sábado, iremos haciéndoles a ustedes entregas, con historias de mujeres internas, narradas por algunas de ellas.
Un antes y un después
Desde el año 2013, la Dirección Nacional de Cárceles, Penitenciarías y Centros de Recuperación de Salto, pasa a llamarse Instituto Nacional de Rehabilitación. Dejando atrás un sistema netamente policial, para incursionar en un sistema mixto.
Donde se conjuga el trabajo de policías y operadores, con diferente formación, integrando un equipo interdisciplinario, intentando lograr brindarle un tratamiento diferente al interno.
Anteriormente cuando este llegaba, se lo ingresaba y era alojado en pabellones donde había lugar, junto a otras clasificaciones.
El INR lo que buscó con esta nueva modalidad de ingreso, es que el interno una vez que llegue, no sea directamente recluido dónde haya lugar, sino a un pabellón de ingreso. Destinado para ello, con un promedio allí, de diez a treinta días.
De esa forma, se le realiza un seguimiento con el equipo técnico, que luego de evaluarlo, comienza con sus intervenciones.
La Dirección Técnica se divide en tres patas. Y sus pilares principales son: la educación (formal, no formal, recreación y área cultural), la salud y la parte laboral.
Al perfil del interno, se lo puede dividir en dos partes: la técnica: el de su comportamiento, el núcleo familiar, entre otras.
Y la jurídica, es la parte rígida, la que hay que respetar.
Con autorizaciones de salidas laborales, de acuerdo a dos decretos: decreto Nº 120, que lo elije el INR, donde dice que va a salir a trabajar, que es con tercera pena y con custodia policial.
O con autorizaciones judiciales, que son: transitorias laborales o transitorias familiares.
Todas las decisiones que toma el equipo de Dirección, lo hace en base a lo que hoy son nombradas: Junta de disciplina y Junta de tratamiento. Asesorando al Director a tomar las mejores decisiones en base a lo que se haya decido con respecto a algún interno.
Este equipo estará siempre orientado por las personas que nombramos a continuación y que conforman junto a otras, el Instituto Nacional de Rehabilitación. Operarios y profesionales, los cuales llevan adelante la mayoría de las actividades en las diferentes áreas:

Equipo de Operadores del INR

Equipo de Operadores del INR

Director: Sub. Crio. Miguel Catelotti, Sub Director: Oficial Principal Estevenson Barrios, Sub Oficial Mayor: Jorge Tessadre. Operador Penitenciario Grado 1, Encargado de Cárcel de mujeres: Cristian Soria, Trabajadoras Sociales: Micaela Monzón y Carina Taruselli, Operadora Giovana Molina, Operadora Grado 1 Gestora Laboral Ligia Pereira, Operador Grado 1 Área Educativa Juan Recuero, Operadora Área Técnica Florencia Viera, Operadora Grado 1 Deysi Tabárez y Encargado de Guardia Externa Luis Viera.
Es importante destacar que al recluso cumplir su pena y quedar en libertad, se le hace entrega de toda su documentación en regla: algunas adquiridas, dentro del Instituto.
Su Director hoy no podrá acompañarnos, pero en su lugar lo hará el Sub Director Operativo, Encargado del Instituto, el Oficial Principal Estevenson Barrios, con quien comenzamos la entrevista, de ésta manera:
¿Cómo es el funcionamiento del Instituto Nacional de Rehabilitación?
El sistema anteriormente, era absolutamente conformado por policías. La idea del Ministerio fue quitarle el enfoque de seguridad y control, transformándolo más progresivo, rehabilitando por medio de la creación del INR y de personal civil, idóneo en los temas.
La Dirección está bajo la supervisación de un Director y tres Sub Directores: Un Sub Director Técnico, un Administrativo y un Operativo.
Correspondiéndome este último, ya que cubro la Dirección del Director: Sub Comisario Miguel Ángel Catelotti.
¿Cómo es un día dentro de la unidad penitenciaria?
Nosotros tenemos reclusos con diferentes condiciones.
Son mujeres y hombres con distintas actividades, cada cual con una consigna, del día a día.
Las distintas actividades, están llevadas adelante con algunos reclusos que trabajan y otros que estudian (primaria y secundaria).
Y entre el grupo existe un gran conjunto, que no estudian, ni trabajan y es a quienes tratamos de incentivar, con otras actividades.
¿Cuándo es que se ve incrementada por ingresos?
En la época de calor.
Es el mayor movimiento, debido a que normalmente la gente madruga más y el sol se pone más tarde, dando lugar a que las personas estén más tiempo despiertas.
Y acá dentro de la cárcel, es lo mismo. Se duerme un poco más por la mañana y se descansa más temprano, a la noche.
¿Cuántos son los reclusos alojados?
Son trescientos sesenta internos, siendo, diez por ciento mujeres. Con aproximadamente cuarenta operarios, quienes mantienen un trato directo con el interno, más los policías.
¿Hay alguna reunión donde participen mujeres y hombres?
No. Solamente los sábados y domingos en horarios de visitas.
O algunas actividades mixtas, que son las que se desempeñan en el área educativa.
¿Cómo opera esta área?
-Operador del Área Educativa: Juan Recuero: actualmente asisten al área educativa ciento cincuenta PPL (personas privadas de libertad), entre hombres y mujeres en su totalidad. Y PPL mujeres, son alrededor de quince, siendo el cincuenta por ciento de su población.
De las internas (reclusas), algunas están realizando primaria, otras secundaria, talleres de gastronomía, de género, de teatro y muy pronto ajedrez.
¿Oscilan entre qué edades?
La mayoría son jóvenes, pero también tenemos reclusas, que tienen a su esposo aquí, que son madres y sus edades están entre 20 o 30 años, que estudian, intentando culminar primaria y secundaria.
Estamos en períodos de inscripción para estos casos y se han inscripto seis o siete más. Quiere decir que van en aumento las estudiantes.
¿Cuáles son los delitos más comunes?
-Encargado de Cárcel de Mujeres Cristian Soria: los delitos más comunes en mujeres, es la venta de drogas.
Las últimas diez que ingresaron fue por venta de estupefacientes y una, por delito de hurto agravado.
¿Cuál es la pena adjudicada en estos casos?
Oscilan entre dos y seis años. Pero siempre dependen de las diferentes circunstancias. De si es primaria o no, si es residente o no.
¿Cómo funcionan las actividades laborales?
-Gestora Laboral: Ligia Pereira: tenemos personas que trabajan dentro del perímetro interno y también personas que lo hacen en extramuros (toda la parte del frente, Casona, Cárcel de mujeres y en la chacra).
En total tenemos en la Unidad trabajando, alrededor de ciento sesenta personas, las cuales se encargan del mantenimiento, entre otras actividades.
Mujeres hay trece trabajando en Casona, tres en la parte masculina y en Intendencia una.
Luego existe un convenio con una empresa de palets, donde se encuentran cuatro internos, otros cuatro en Intendencia y otro convenio existente con la empresa Guarino. Con una cuadrilla de cuarenta y cuatro trabajadores.
Y en trabajos internos, tratamos en lo posible de que cada uno de ellos tenga alguna actividad. De esa manera redimen pena.
Cada dieciséis horas de trabajo, se le estima un día menos de pena.
¿Cuáles son las condiciones que se le aplican para el trabajo afuera?
-Trabajadora Social Micaela Monzón: Depende mucho de la conducta y el tiempo de reclusión.
Se le realiza un formulario donde detalla la historia familiar, qué estudios tiene y la experiencia laboral, luego de un período de evaluación en la junta de tratamientos y disciplina de faltas, con normas de convivencia.
Mirando además por lo laboral y lo educativo.
Donde la persona privada de libertad, que ingresa y no cuenta con primaria completa, tiene la obligación de culminarla, siguiendo secundaria con el tiempo que esté y el interés de cada uno.
Luego, la oferta laboral con que cuenta la unidad, está en acceso. Teniendo esta otros requisitos, donde tiene que ver el trabajo en equipo, la conducta, las aspiraciones, la motivación y el compromiso. Allí, se le brinda la oportunidad dentro de la unidad en principio, luego se le va extendiendo a extra muro.
Si se considera que ya está apto por su proceso, cumpliendo el tercio de la pena, se le da la oportunidad para trabajar en empresas como Guarino, Intendencia, etc.
¿Se encuentra algún interno, que no desee o acepte ninguna actividad?
-Oficial Principal Estevenson Barrios: La parte de óseo y la rehabilitación del interno, lo canalizamos por el trabajo o actividades. En más de un ochenta por ciento, los reclusos cumplen algún tipo de actividad.
A aquel que no le guste estudiar, ni trabajar, hace actividades.
El deporte del fútbol es el preferido de la mayoría, pero también tienen ajedrez, música, cine y ahora incorporamos un anfiteatro, con películas con trasfondos. Para que tengan una motivación, que muchas veces ayuda a tratar de inspirarse para comenzar a estudiar o trabajar.
¿Cómo se interpretan las necesidades de los internos?
-T.S: Micaela Monzón: Hemos realizado un relevamiento por los pabellones, viendo quién estaba sin actividad, con entrevistas en forma individual, con el fin de buscar cuáles son los intereses. Y lo que hemos captado, es el gusto por el área deportiva.
A partir de allí, incorporarlos, para que estén en actividad.
Muchos de ellos, no necesitan educación, así como los hábitos de trabajo, porque ya lo traen de afuera, pero sí queremos que encuentren una contención, mientras están recluidos y el juez decida hasta cuándo van a estar.
¿Cómo se procede en cuanto al tema de adicciones y las causas con reincidencia?
En caso del consumo de drogas y adicciones, tienen que ver en su mayoría, tanto en mujeres como en hombres, las reincidencias.
Si no es su ingreso por venta, es por consumo, entonces roban y vuelven a entrar. “Necesitan” estar en algo así.
Para ello, trabajamos conjuntamente con el Dispositivo Ciudadela. Donde se lo selecciona y se los traslada, o el dispositivo se acerca a la unidad con talleres.
¿A qué le llaman cuadrillas solidarias?
-G.L Ligia Pereira: Son internos seleccionados por su conducta y desempeño dentro de la unidad. Para salir a realizar trabajos comunitarios colaborando con Intendencia, como es el caso de la inundación.
Arreglos de locales liceales, limpieza en escuelas, apoyando en viviendas de la Intendencia.
¿Cómo se las arregla una mamá con actividad y su chiquito a cargo?
-O. P: Estevenson Barrios: en este momento, tenemos treinta y dos mujeres. Con ocho madres y nueve niños.
En el caso de las que estudian, algunas concurren al aula con los niños.
Y en caso de trabajar, tenemos cocineras y ayudantes para los niños y para el resto de las PPL. Algunas tareas de limpieza, lo hacen cuatro femeninas que trabajan en chacra de la unidad y dos de ellas, concurren además a clases.
¿Hasta qué edades se permite que los niños permanezcan con la madre?
Hasta los cinco años de edad.
Luego, por la parte judicial, buscamos un apoyo para que pueda retirarlo un familiar responsable y ser su tutor. O recurrimos al INAU, realizándole un seguimiento.
¿Cuál es el delito mayor que aparece en nuestros días?
El copamiento, es el delito más grave en el Uruguay.
No hay ningún procesado por copamiento, pero dentro de nuestra cárcel salteña, el mayor delito es el homicidio. Y son varias las mujeres procesadas por este motivo.
Es por ello que muchas veces, es una madre que está por un homicidio especialmente agravado y no hay Juez que permita, con una salida transitoria, que esta se traslade hasta un CAIF por su hijo.
Y tenemos personas que llevan internos, 28 años.
¿Hay madres esperando por una condena?
Sí, muchas.
Pero por lo general, no esperan más de lo que se les condena.
Convenio INAU y la Asociación Civil CAIF Bº Williams.
-Operadora Giovana Molina: este proyecto es un trabajo totalmente en red, con otras instituciones.
Surge la idea desde el CAIF, reunirnos con INAU y otros centros para ver cómo solucionar el tema. Y termina siendo CAIF Williams quien decide hacerse cargo de todos los niños de 0 a 2 años, los cuales, por la cantidad, no podían asistir.
Logramos, con el traslado en una unidad para los operadores que se encargan de ellos para hacerlo, ya que los niños son muy pequeños y los jueces no permiten la salida de la mamá.
De allí, la idea de este plan piloto, es que se vaya negociando con los jueces para que ellos también tomen conciencia de la realidad, y para que además estos niños, no sean excluidos.
Tenemos siete niños que van a concurrir allí.
Entre 0 y 1 año, tenemos cinco. Y el resto, tiene más de 1 año.
Sobre esta Experiencia Oportuna, se van a comenzar a realizar reuniones una vez al mes con Uruguay Crece Contigo, INAU y Centro CAIF William y todo el Centro de la Unidad, para seguir evaluando, ya que es un proyecto muy nuevo.
En nombre de Directores y operadores de INR:
-E.C.M: Cristian Soria: Seríamos unos desagradecidos, si no destacamos el apoyo que nos brindan CTM, Plan Ibirapitá, para inclusión de algunos internos, con más de 60 años, (aunque no puedan conectarse por internet, con personas de afuera) y a las Iglesias:
Iglesia Adventista, Iglesia Católica, Iglesia Universal, Iglesia Pentecostal, Testigos de Jehová, Dios es amor y pido disculpas si no recuerdo alguna más en este momento.
Contamos con su visita todas las semanas y eso es un gran apoyo para los internos e internas. Es como la fe que tienen de salir adelante, ya que hay muchos religiosos.
Es una buena inspiración para ellos, un gran aporte, además del contacto que pueden tener con Dios.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...