Un buen fotógrafo debe tener amor por lo que hace

Con la mirada y el corazón de Franco Presentado. Fotógrafo

Afianzado en actividades como programas de radio y la escritura en sus comienzos, Franco se fue abriendo camino.
Consiguiendo incluso primeros premios en Literatura, como fue en el Colegio Nacional José Pedro Varela en Montevideo, concurso liceal a nivel nacional. El caso de Melilla, con la publicación de un libro, con un premio económico, entre otros.
Con el pasar del tiempo necesitó una actividad laboral que le sirviera de sostén económico y comenzó una tarea en un hotel de nuestra ciudad y luego como encargado en una financiera.Franco Presentado 12
Cuando la fotografía lo sorprende, trata de establecerse y de incursionar en el ambiente fotográfico, como un medio de vida. Lo consigue y hoy se siente un afortunado.
Logró postularse para un concurso en Lanzadera (Madrid) por una beca de estudios y queda seleccionado entre los últimos quince mejores concursantes, en más de dos mil fotógrafos.
Cuenta además con el apoyo de su hija Julieta, volviéndose su compañera inseparable.
Accedió Franco gustosamente a una entrevista en nuestro living y así comenzamos:
¿Por qué dejas la literatura para volcarte a otras actividades?
Fue un cambio importante para mi el hecho de ser padre de mi hija Julieta, que hoy cuenta con 12 años.
Me enfoqué a encaminarme, en una actividad laboral que me sirviera como tal y comencé a trabajar en un hotel.
Y con el correr del tiempo, me hice cargo de una financiera del medio.
¿Cuándo comienzas a inclinarte por la fotografía? La fotografía me encantó siempre.
Estudié comunicación y periodismo y estuve elaborando proyectos en radio con un compañero.
Invitamos a un fotógrafo para hacer la cobertura de las notas que realizábamos y comencé a interesarme por la parte técnica de la fotografía.
Cuando me retiro de la financiera, pensé con un dinero que tenía ahorrado, invertir en una cámara, como para comenzar a descubrir de que se trataba todo ello.
En definitiva lo que buscaba era tomarme un tiempo para dedicárselo a mi hija Julieta y tomármelo un poquito para mí también, que no lo había tenido en esos años.
¿Qué es lo primero que realizas?
Fotos a sobrinos y familiares.
¿Cómo fue tu inclusión en el medio?
Comencé haciendo el curso de fotografía en ON. Luego vieron las fotos que lograba y me dieron la oportunidad de trabajar con ellos, realizando coberturas para ir probando. Soy un agradecido a toda la gente que siempre me apoyó.
Me abrieron una puerta y confiaron en mí.
Sobre todo Gerardo «tato» Fiorelli, con el cual tenía mucha afinidad personal, entendiéndonos bastante bien en el trabajo.
Comencé a mostrarme un poco más y a animarme a hacer cosas. De haberme lanzado solo, me habría costado un poco más.Hija 1 de Franco Presentado
¿Trabajaste para algún medio de comunicación?
Sí, para El Observador y en algunas oportunidades para Diario El País, a través de Gerardo.
Confían en mí para lo que desean enfocarse y me brindan estas oportunidades, transmitiéndome la idea de lo que debo cubrir.
¿Tus comienzos son con sociales?
Apostando a lo social, traté de comenzar en la fotografía.
Luego fueron trabajos, que a medida que iban surgiendo me lo iban proponiendo.
¿Cómo ves tus primeras fotos?
Me siento orgulloso de haber confiado y haberme animado a seguir por más.
Porque me gusta la emoción que tenía cuando era todo nuevo para mí.
Sacar las fotos y decir: «qué bueno» y verle como le cambia la cara a la gente.
Hace tres años que empecé con una cámara chiquitita y hace dos que estoy haciendo fotografía.
¿Cómo es tu actividad hoy?
Desde que me la jugué dedicado totalmente a la fotografía, los fines de semana hoy, están completos.
Tengo fechas agendadas hasta enero y consultas para setiembre del año entrante. ¡Una locura!
¿Se maneja la gente con mucho tiempo anticipando las solicitudes?
Sí, recién ahora no me asombra, porque entiendo que debe ser así. Tanto de quince como de bodas.
Y en estos dos años me ha contratado gente con la que conseguí fotos hermosísimas, pero son muy diferentes a las que saco hoy.
Voy haciendo como pequeños avances y reconozco, que lo que le ofrecí hace un año, hoy, es mucho mejor de lo que pude brindarle.
¿Cómo te hace sentir esas solicitudes?
Me alimenta, me da confianza.
Además el hecho de tener una hija y sustentarla, no me deja quedarme quieto, hay que seguir.
¿Cómo es el apoyo de tu familia?
Mi hija a veces me hace un llamado de atención, porque en oportunidades, le digo que demoro dos horas y no vuelvo en ese lapso de tiempo.
Y son cosas difíciles de explicar, por eso un día la llevé conmigo a los exteriores de una quinceañera, para que viera que a veces puede llevar un poco más. Julieta es muy compañera conmigo y estamos prácticamente todo el tiempo que podemos juntos, estando muy pendiente incluso de lo que es su actividad en el colegio y demás.
¿Se puede vivir de la fotografía?
Sí. Sin dudas.
Es como todo negocio o trabajo.
Es redituable, como para vivir de ella, junto a la familia. El hecho de tener un trabajo independiente, te hace generar gastos de equipos, materiales, que no son para nada baratos, pero hace a la calidad también.
Así que es un riesgo que asumo, a sabiendas de que va a tener gastos.
Es ir en un equilibrio y en constante movimiento.
¿Existe la competencia?
Hay un público para todo.
Está aquel que te elige siempre y está el público que es variable porque te busca por precio, por afinidad, teniendo un poco más de llegada con los gurises, por el hecho de tener una hija adolescente. Pienso que me abre una puerta más con ese tipo de público, al igual que con los niños, teniendo mucha afinidad.
Como puede faltarme, un poco más de experiencia con otro público, pero siempre estoy decidido a ir, experimentar y dejar lo mejor de mi.
Lo que realizo para diarios como es el caso de Diario EL PUEBLO, del cual soy un constante colaborador, no tenía idea de cómo se hacía y lo fui logrando.
Eso me gusta. Aportar algo a EL Pueblo, ya que en Salto, no hay como El Pueblo, en calidad y en llegada a la gente, sabemos lo que es.
La inclusión social que tiene para muchas actividades, es una forma de apoyar y que apoye. Más allá de la publicidad indirecta de llegada a la gente, está bueno el reconocimiento que hace el diario al trabajo que cada uno realiza.
Es muy lindo que la gente me elija y que Adriana, Directora de El Pueblo, sepa que puede contar con mi material para lo social y lo que necesite.
¿Oportunidad de conocer a fotógrafos famosos?
Me he vinculado con fotógrafos de Argentina, siendo para mi un gran avance, porque me ha dado pie para realizar trabajos para ellos.
Tuve la posibilidad de ver fotografía de niños en Argentina. De aves, paisajes y eso me abrió la cabeza, ya que no he podido verlo acá y me gusta mucho.
¿Tienes proyectos?
Mi idea es seguir creciendo, mejorando y aprendiendo.
Me gustaría hacer cursos más técnicos. Tengo mucho contacto por internet, con fotógrafos reconocidos y eso es muy importante para mí.
¿Tienes un referente?
Admiro mucho a Frank Ruso, fotógrafo español.
Llegó a mi conocimiento, que brindaba seminarios en Montevideo y fue cuando intenté contactarme con él. Para mi sorpresa, ya que es una persona que tiene miles de seguidores, no entiendo como tuvo el tiempo y la dedicación como para responderme ¡y lo hizo por audio!
¿Qué te dejan estos años de experiencia?
Un crecimiento personal.
Gratificaciones y mucha alegría.
Me deja la tranquilidad de valerme por mí mismo, haciendo las cosas bien y poder ofrecerle algo a la gente, algo que sale de uno mismo.
Es darse cuenta de que algo de uno, puede sumarle a alguien.
¿Qué debe tener un buen fotógrafo?
Amor por lo que hace.
Es hacer que la persona fotografiada, pueda liberarse y mostrarse tal cual es.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...