«Un canto al alma»

Con Carolina Guarino. Directora de Coro Canta Conmigo
Directora de Coro Ostinato. Profesora de Música-Docente
«Integrar un Coro, es integrar una familia»

Como destacada figura del canto y la música, Carolina supo desde pequeña escuchar esa vocecita interior que ya le deparaba el éxito que consiguió.
Tanto como estudiante, luego como Profesora y en la actualidad, como Directora de dos Agrupaciones Corales.
Por un lado con Coro Canta Conmigo, que cuenta con veinticinco integrantes. Y por otro, con Coro Ostinato con casi veinte.
Fue muy ameno y entretenido el diálogo que mantuvimos, comenzando de ésta manera:
«En Coro Ostinato, en su gran mayoría, provenimos de lo que fue Coro Cantares, con Amalia Zaldúa como Directora», nos decía.
Cuando comencé a estudiar Dirección, con un amigo como lo es Claudio Sequeira y con el cierre de Coro Cantares en el año 2010, fue que convocamos a algunos de sus integrantes, comenzando a ensayar obras para los exámenes.
Allí es que surge la idea de continuar con el Coro y nació Ostinato.
Claudio dirigía el Coro y yo preparaba mis obras con ellos para poder dar mis exámenes de dirección y recibirme.All-focus
Y «Canta Conmigo», está conformado por Maestros, con excelentes integrantes, así como los de Ostinato.
¿Cómo comienza su trayectoria musical?
Cuando tenía seis años, mamá y mi tía, que era profesora de Danzas, me dieron a elegir si quería hacer Danzas o Piano. Yo elegí éste último.
Comencé a estudiar y con el correr del tiempo, tuve la suerte de contar con un piano propio, regalo de papá.
¡Estaba fascinada!
Luego me recibí, pero me gustaba cantar.
En la Escuela 112 donde concurría, empecé conformando el coro y era lo máximo.
Hoy trabajo allí como profesora de música.
A mi esposo Fabricio además, lo conocí en el Coro Ostinato y hoy forma parte de él, así como mi hija Agustina.
¿Cómo se conforma su curriculum musical?
Estudié piano y me recibí, luego ingresé a la Escuela Universitaria de Música a realizar la carrera de Dirección de Coros, de donde soy recibida.
Luego comencé en el Cerp a llevar adelante el Profesorado de Música, donde en los primeros años iba todo viento en popa, hasta que quedé embarazada de mi hijo Nicolás y entre la atención que ello requiere, actualmente voy un poco más lento, pero voy.
¿Dónde trabaja como docente actualmente?
En la Escuela N° 112, en el Liceo N° 2 Antonio M. Grompone y en el Liceo N° 5.
Tengo además, alumnos de Piano en clases particulares.
¿Cuáles son las condiciones que debe reunir un Director de Coro?
Es la paciencia sobre todo. Las ganas, el amor por lo que hacemos.
Y después, el objetivo que uno tiene y como llegar.
Entre los dos coros que tengo, hay una enorme diferencia entre ellos.
El material humano es diferente. Tenemos un objetivo con la música y cumplirlo es muy difícil.
A veces me preguntan cuanto tiempo demoro en preparar una obra.
Nunca se puede saber eso. Es muy difícil.
En junio y julio fue complicado con el tema de las asistencias, por las bajas temperaturas.
Estamos trabajando con personas y por ende puede surgir algún inconveniente.
Y es el amor lo que lleva a tener paciencia.
¿Suelen viajar?Carolina Guarino 2
Sí, nos fuimos hace muy poco a Chajarí con Canta Conmigo, que tienen un espíritu maravilloso y pasamos todo el tiempo, de manera espectacular.
Con su humor, las ganas de hacer todo, es increíble.
Contagian.
En Ostinato es también muy lindo todo, no se hacen pruebas de voces y cantamos todos, intentando hacer lo mejor.
Pero en las dos agrupaciones, lo intentamos todo para que salga perfecto.
Viajamos bastante si, hemos ido a Montevideo y por todo el país.
¿Con que dificultades puede encontrarse la agrupación coral?
Con las faltas de asistencia a los ensayos.
Muchas veces, somos muy pocos para hacerlo y se hace todo muy difícil.
La constancia también es fundamental. Es lo que complica y va atrasando todo.
Por ello, es fundamental la asistencia a los ensayos.
¿Cuál era la expectativa cuando toma la Dirección de la primera agrupación?
Comencé como Directora en el Coro de Maestros Canta Conmigo, en el año 2014.
Y ellos lo que deseaban era cantar.
Al principio cantábamos con cosas sencillas, pero después yo misma lo fui complicando y poniendo cosas más difíciles, (sonríe) haciéndolos cantar hasta en tres voces.
Pero sale y se puede. Lo mismo pasa en Ostinato.
¿Qué cree se está haciendo para difundir la actividad coral?
Actualmente hay mucho más movimiento dentro de los Coros.
Cada Coro, organiza un festival y allí estamos todos siempre. Ayer estuvo comenzando «Coros en invierno», que lo organiza el coro Departamental, en el Teatro Larrañaga y nosotros cantamos hoy sábado.
¿Han organizado eventos ustedes como agrupación?
Si, hemos organizado a fin de año. El concierto de Navidad, que lo hicimos en la Catedral y estuvo precioso, donde intervinieron todos los Coros que desearon.
Todos fueron bienvenidos.CArolina Guarino 1
Incluso estuvo organizado, conformando un Coro de niños para ese evento y cantamos villancicos.
Me encantan los niños. Si Dios quiere, los voy a reunir nuevamente para este próximo fin de año.
¿Hay público que admira a los Coros?
Sí, hay público.
Y en Chajarí por ejemplo en este último viaje, había cantidad de gente acompañando y nos encontramos coros de Misiones, Buenos Aires y de muchos más lugares.
¿Existe la competencia?
No, no la hay.
Cada agrupación es diferente.
Y puede ser de que en nuestro caso, sean personas mayores, pero tampoco se trata de que «yo soy mejor que alguien», porque el fin es cantar.
Llevar adelante un Coro, pero sin competir.
Todos los que estamos en esto, vamos por lo mismo. Trabajamos con personas y cada una de ellas, es diferente.
Diferentes estilos, interpretaciones. La interpretación del Director de ese grupo, pero no hay competencia.
Lo más lindo es cuando termina una actuación y podemos oír: «otra» y que aplaudan. Es re lindo.
Para nosotros que es lo que nos gusta hacer, es muy motivador.
¿Por qué ser Directora de Coros?
Porque en primer lugar, me encanta la música y desde la Escuela miraba a nuestra Directora del Coro, como se paraba adelante, como comenzaba a cantar y nosotros siguiéndole…
Después en el Liceo, mirando a la Directora del Coro y a la pianista…
Y yo pensaba: ¿Qué haría si yo estuviera ahí parada? ¡Me encantaría estar ahí!
No sé qué era lo que yo veía, que me gustaba tanto.
O sea que siempre admiré a las Directoras que tuve.
Además, integrar un Coro es integrar una familia.
Y cuando salió acá en Salto el curso de Dirección, ni lo dudé y lo hice.
¿Siente la confianza de los coreutas?
Sí, lo siento.
Que ellos están esperando la seña para el primer movimiento a cantar y uno puede sentir esas ganas, esa concentración.
Y por mi parte, poder sentir que logramos hacer juntos el trabajo.
¿Qué destaca del grupo coral con el que se encuentra trabajando?
Las ganas de trabajar y de hacer las cosas bien.
Es por ello tan necesario el ensayo y repetir y repetir todo, para que salga todo a la perfección.
No sé si es un modelo antiguo, pero necesitamos ensayar para que salga.
No podíamos ir a cantar con ensayos donde hay inseguridad.
Se necesita estar seguro en lo que le corresponde a cada uno, como son las entradas, los movimientos.
Ese intercambio de conocimientos en una mirada, un gesto, que lo ven y saben que es lo que se pide con ello.
Son las ganas de hacer las cosas. Fundamental.
También es de destacar, esa entrega de querer saber siempre cómo se siente el otro.
Esa preocupación a veces por la salud de alguno de ellos, preguntando y deseando estar.
Y además, están de por medio nuestros asados. De vez en cuando nos reunimos y es para nosotros el momento de compartir.
¿A quien admira?
A la Profesora Amalia Zaldúa.
¿Qué tienen de diferentes los corazoncitos que dirigen?
Creo que lo que tienen, es la personalidad de cada uno.
Porque lo que tenemos en común todo el grupo, son las ganas de hacer música.
Es lo que nos mueve a todos.