¡Hay Ferro pa’ rato!

¡Hay Ferro pa’ rato!
Fue una lección. Práctica. Terminante. A veces lujosa. Siempre eficaz. Sobre todo eso: eficaz. La lección de este Ferro Carril Campeón Salteño. Los 90 minutos fueron dejando en claro, la verdad de un fútbol con todos los ingredientes básicos incluídos.
El 4 a 1 no cobijó dudas. No las hubo. Porque después del 1 a 0 de Ferro en los 12′ cuando Lairihoy definió bárbaro por sobre Luis Domínguez, en la réplica el remate libre a la cuenta de Dos Santos. Allá fue el taponazo. Fue el 1 a 1.
Y acaso unos minutos después con Salto Uruguay más o menos nivelando el trámite. Hasta quedándose con la pelota, pero sin herir demasiado.
Ocurre que el equipo de Ramón Rivas recompuso líneas, desde lo táctico a lo sicológico. La notable influencia de Lairihoy y Patritti. El sanducero armó desparramos de todos los colores. Ganó por las rayas, con todo el catálogo DEL QUE JUEGA A JUGAR Y PRODUCIR. Sobre los 45′, la maniobra fue bárbara. De Vera a Quiroga. Invasión del “Loli” y toque al medio. Ahí Patritti. El remate letal. Potencia y técnica: 2 a 1.
EL QUE FUE;
EL GOBERNANTE
La raíz del fútbol de Ferro sin arquearse nunca. Por eso Salto Uruguay no dispuso nunca en ese segundo tiempo, de la posibilidad de reacción. Salió a buscar, pero vacío de contenido. Sin amplitud estratégica. Más que nunca la madura actitud albinegra. Con Vera ya  desde el primer tiempo en la cancha, cuando se fue por lesión Sebastián Silveira. El artiguense amplió la sociedad ofensiva, sin Salto Uruguay saber cómo. En los 19′ lujo y pico. De Patritti a Vera. De Vera al centro. Del centro al frentazo de Lairihoy: pulcro y estallante. Fue el 3 a 1. Ese fue el golpe final, como para descorazonarlo a Salto Uruguay. Por eso, el último de Vera, fue la conclusión misma de esa lección. Contragolpe en diagonal. Diagonal de la muerte. Remate a las piolas. A las piolas de la decisión definitiva.
El 4 a 1. La corona en manos de Ferro. Todas las copas, todas. Todo su fútbol, todo. La noche del reino-Ferro. La noche de la lección. De senda campeona. Desde Ferro y a lo Ferro. De querer más. De no dudar. De ser. Eso: de ser lo que Ferro fue. De ser…lo que Ferro es. El fuego de su legitimidad. El fuego franja. El fuego vigente. Su fuego.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Fue una lección. Práctica. Terminante. A veces lujosa. Siempre eficaz. Sobre todo eso: eficaz. La lección de este Ferro Carril Campeón Salteño. Los 90 minutos fueron dejando en claro, la verdad de un fútbol con todos los ingredientes básicos incluídos.

El 4 a 1 no cobijó dudas. No las hubo. Porque después del 1 a 0 de Ferro en los 12′ cuando Lairihoy definió bárbaro por sobre Luis Domínguez, en la réplica el remate libre a la cuenta de Dos Santos. Allá fue el taponazo. Fue el 1 a 1.

Y acaso unos minutos después con Salto Uruguay más o menos nivelando el trámite. Hasta quedándose con la pelota, pero sin herir demasiado.

Ocurre que el equipo de Ramón Rivas recompuso líneas, desde lo táctico a lo sicológico. La notable influencia de Lairihoy y Patritti. El sanducero armó desparramos de todos los colores. Ganó por las rayas, con todo el catálogo DEL QUE JUEGA A JUGAR Y PRODUCIR. Sobre los 45′, la maniobra fue bárbara. De Vera a Quiroga. Invasión del “Loli” y toque al medio. Ahí Patritti. El remate letal. Potencia y técnica: 2 a 1.

EL QUE FUE;

EL GOBERNANTE

La raíz del fútbol de Ferro sin arquearse nunca. Por eso Salto Uruguay no dispuso nunca en ese segundo tiempo, de la posibilidad de reacción. Salió a buscar, pero vacío de contenido. Sin amplitud estratégica. Más que nunca la madura actitud albinegra. Con Vera ya  desde el primer tiempo en la cancha, cuando se fue por lesión Sebastián Silveira. El artiguense amplió la sociedad ofensiva, sin Salto Uruguay saber cómo. En los 19′ lujo y pico. De Patritti a Vera. De Vera al centro. Del centro al frentazo de Lairihoy: pulcro y estallante. Fue el 3 a 1. Ese fue el golpe final, como para descorazonarlo a Salto Uruguay. Por eso, el último de Vera, fue la conclusión misma de esa lección. Contragolpe en diagonal. Diagonal de la muerte. Remate a las piolas. A las piolas de la decisión definitiva.

El 4 a 1. La corona en manos de Ferro. Todas las copas, todas. Todo su fútbol, todo. La noche del reino-Ferro. La noche de la lección. De senda campeona. Desde Ferro y a lo Ferro. De querer más. De no dudar. De ser. Eso: de ser lo que Ferro fue. De ser…lo que Ferro es. El fuego de su legitimidad. El fuego franja. El fuego vigente. Su fuego.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

SALTO URUGUAY, uno por uno

Domínguez: un león herido

Luis Domínguez (4)- Por lo menos tres contenciones de excepción. Un león herido en el arco.

**********

José Luis Ramallo (2)- Ninguna relación con el de partidos anteriores.

Antonio Gómez (2)- Le costó siempre.

Rodrigo Libonatti (2)- Complicaciones permanentes. Sobre todo, cuando salió a pecho descubierto.

Sergio Moreira (2)- Desbordado. Sin reacción física.

**********

Jonson Pintos (2)- Perdido en la zona de volantes. Ausente de criterio.

Ricardo Javier Gómez (3)- Algunas señales a favor en el primer tiempo.

Robert Olivera (2)- Combativo, pero sin orden.

Emilio Rodríguez (2)- Decayó verticalmente en relación a partidos pasados.

**********

Jonhatan Dos Santos (3)- El gol de Salto Uruguay. Buscó y buscó. En la medida que pudo.

Gabriel Suárez (2)- Fue resignando influencia y terminó siendo nominal.

**********

Guillermo Salayeta (x)- Debió haber ingresado antes. Quedó esa sensación.

Gastón Quevedo (x)- Cuando entró, ya con los dados echados.

FERRO CARRIL, uno por uno

Paolo…pónganse de pie

Diego Sebastián Burgos (3)- Correcto. En el gol, debió mediar la reacción que no llegó o la pelota picó antes y se metió sin más vuelta?.

**********

Enzo Sebastián Albano (3)- De marca y proyección.

Juan Viera (4)- Potencia, control, personalidad.

Bruno Fiordelmondo (3)- Cumplimiento estricto del deber. Cumplió.

Juan Carlos Ribero (3)- Relevante. Sangre nueva. Calidad de la buena.

**********

Sebastián Silveira (3)- Bien, hasta que la lesión obligó al recambio.

José María Di Nápoli (4)- Gran partido del capitán. Un todo a favor del equipo.

Rodrigo Quiroga (3)- Aún con desniveles, pero clave en más de un pasaje también.

Juan Alberto Iriarte (3)- De menos a más. Otro bastonero para manejar a Ferro.

**********

Fabricio José Lairihoy (5)- Dos goles. Acoso en el área. Instintivo. Criterioso. Vital.

Paolo Giancarlo Patritti. (5)- Ferro lo disfrutó. Salto Uruguay lo padeció. El frondoso repertorio, pero también la simplificación. Eso también es un arte. Hay que ponerse de pie con el sanducero y aplaudirlo. Es un acto de justicia.

**********

Marcelo Menoni (x)- El rápido acople del “Cunfi” a la mecánica del equipo.

Nicolás Ferreira (x)- Entrega en la búsqueda. Valió.







El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2018
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • Otras Noticias...