“A veces los números te ponen de rodilla”

El año pasado, el entonces presidente de Ceibal, Álvaro Martínez, en una oración lo resumía todo: “A veces los números, te ponen de rodilla”. Guardaba relación con las complicaciones económicas que suelen acompasar las realidades de los equipos de barrio, “porque a diferencia de otros clubes, para los de barrio, la obtención de sponsor no es cuestión fácil”. Para esta temporada, la dirigencia de Ceibal se planteó aspectos básicos: acentuar recursos genuinos, contemplar plantel “lo más que se puede” y a nivel de Director Técnico, “pensar en alguien plenamente identificado con el club”.
En este último caso, el nombre de Ruben “Padilla” González inclinó la balanza y aunque a nivel de algunos sectores de la hinchada o simples aficionados a la causa de Ceibal, alguna duda o rechazo se instauró, los resultados en lo inmediato fueron dando crédito a la elección emanada desde el comando.
EL MEJOR DE TODOS
Para que se entienda. Cuando despuntó el año deportivo, Ceibal puso la casa en orden, evitando la endeblez financiera. No faltó una inversión extra: la incorporación del sanducero  Timoteo Acosta. Hasta que la informalidad del delantero, desembocó en la resolución: desafectarlo. A su vez, Sebastián Masseroni, el de los goles en Hindú, optaba por retirarse del plantel a mediados de temporada. Fue una ilusión contra las piolas rivales, que se agotó en un par de meses. Lo real es que este Ceibal de “Padilla” terminó siendo EL DE MEJOR CAMPAÑA desde que el club es uno más en la “A”.
Desde aquel lejano 1993, en que incluso llegaba a la final ante Universitario y resignaba el sueño, tras la ejecución de penales.
Ceibal concluye la temporada 2013, liberado de TODA COMPLICACIÓN ECONÓMICA, como para pensar sin más vueltas en la Copa Nacional de Clubes del año próximo. La jugará. “Padilla” se prolongará en la Dirección Técnica. El entrenador dirá a quienes quisiera en calidad de nuevos jugadores en el plantel. No faltó quien le susurrara a EL PUEBLO… “Necesitamos uno o dos volantes de creación y dos puntas más. Ceibal terminó dependiendo demasiado de Pablo González. Y para un equipo que busque ser protagonista permanente… es poco. Si Pablo no juega… ¿quién golea?”.
Ceibal, el Campeón que se pegó la vuelta.
Tercamente.
Con su pueblo-barrio, detrás.
Sostén del bueno.
Amparo del válido.
Como para inundar al fútbol… con su canto de rey.

El año pasado, el entonces presidente de Ceibal, Álvaro Martínez, en una oración lo resumía todo: “A veces los números, te ponen de rodilla”. Guardaba relación con las complicaciones económicas que suelen acompasar las realidades de los equipos de barrio, “porque a diferencia de otros clubes, para los de barrio, la obtención de sponsor no es cuestión fácil”. Para esta temporada, la dirigencia de Ceibal se planteó aspectos básicos: acentuar recursos genuinos, contemplar plantel “lo más que se puede” y a nivel de Director Técnico, “pensar en alguien plenamente identificado con el club”.

En este último caso, el nombre de Ruben “Padilla” González inclinó la balanza y aunque a nivel de algunos sectores de la hinchada o simples aficionados a la causa de Ceibal, alguna duda o rechazo se instauró, los resultados en lo inmediato fueron dando crédito a la elección emanada desde el comando.

EL MEJOR DE TODOS

Para que se entienda. Cuando despuntó el año deportivo, Ceibal puso la casa en orden, evitando la endeblez financiera. No faltó una inversión extra: la incorporación del sanducero  Timoteo Acosta. Hasta que la informalidad del delantero, desembocó en la resolución: desafectarlo. A su vez, Sebastián Masseroni, el de los goles en Hindú, optaba por retirarse del plantel a mediados de temporada. Fue una ilusión contra las piolas rivales, que se agotó en un par de meses. Lo real es que este Ceibal de “Padilla” terminó siendo EL DE MEJOR CAMPAÑA desde que el club es uno más en la “A”.

Desde aquel lejano 1993, en que incluso llegaba a la final ante Universitario y resignaba el sueño, tras la ejecución de penales.

Ceibal concluye la temporada 2013, liberado de TODA COMPLICACIÓN ECONÓMICA, como para pensar sin más vueltas en la Copa Nacional de Clubes del año próximo. La jugará. “Padilla” se prolongará en la Dirección Técnica. El entrenador dirá a quienes quisiera en calidad de nuevos jugadores en el plantel. No faltó quien le susurrara a EL PUEBLO… “Necesitamos uno o dos volantes de creación y dos puntas más. Ceibal terminó dependiendo demasiado de Pablo González. Y para un equipo que busque ser protagonista permanente… es poco. Si Pablo no juega… ¿quién golea?”.

Ceibal, el Campeón que se pegó la vuelta.

Tercamente.

Con su pueblo-barrio, detrás.

Sostén del bueno.

Amparo del válido.

Como para inundar al fútbol… con su canto de rey.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...