“El año que viene quiero ser presidente de Ceibal”

on los colores de tu pasión.
“Eso no hay dudas. Yo pasé por varios clubes, primero como jugador y después como Director Técnico. Pero mi equipo es Ceibal”.
-La cosa viene de lejos.
“De mucho tiempo. Y sobre todo, a partir de la década de los 90, todo el movimiento pro-Ceibal se fue incrementando. La gente, nosotros, los colaboradores. Pero sobre todo, la gente. Sin el apoyo del barrio, yo soy de los convencidos que nada importante hubiese pasado”.
-Al fin de cuentas, ¿qué balance haces de Nacional?.
“Sé que hubo una merma en el nivel y hablo de los últimos partidos. Pero lo de Nacional es parte de lo que pasa siempre; uno va evaluando lo bueno y lo malo. Hubo cosa de las dos”.
-¿Si hubiese sido por vos, te quedabas?.
“Y sí. Incluso en determinado momento se habló de un proceso de tres años. O dos por lo menos”.
-Definitivamente, el proceso se truncó.
“Y sí”.
-¿Te dejó un sabor amargo?.
“Me dejó pensando. Aunque en esto del fútbol y los que estamos en el fútbol, sabemos que la palabra final corre por cuenta de los dirigentes”.
**********
-Volvamos al tema inicial. ¿No más Nacional. Entonces?.
“Cabe la chance de Progreso”.
-¿Hablaste con los dirigentes?.
“Sí. Hubo un diálogo. Sobre todo, con uno de ellos”.
-¿Si sos DT de la banda, pasa a ser un año especial?.
“Es un año especial, porque sería el último años como Director Técnico”.
-¿Qué estás diciendo?.
“Que el objetivo es volver a ser dirigente como alguna vez lo fui”.
-Bien. ¿Cuál es entonces, si es que está más o menos resuelto?.
“El año que viene quiero ser el presidente de Ceibal”.
-¿Es una decisión?.
“Es un objetivo. Reitero. Quiero ser el presidente de Ceibal. Los que me conocen saben que puedo serlo. Conozco bien lo que es Ceibal”.
-¿Para que querés ser presidente de Ceibal?.
“Entre otras cosas, para que no descienda. Es que no lo veo bien. No viene bien”.
-Has sido duro con algún dirigente.
“A ese dirigente se lo dije mano a mano: “Te tenés que ir, porque lo tuyo en lugar de beneficiar a Ceibal, lo perjudica”.
-¿Por qué razón?.
“Porque cree que sabe. Como no sabe y aparece el desconocimiento, meter la pata es cosa siempre posible. Yo no metería la pata porque se de que se trata Ceibal, su interna. Esto tiene que ver con la mentalidad del ceibaleño. Yo digo que es una mentalidad especial”.
-¿Esa mentalidad especial te gusta?.
“Me gusta”.
**********
Héctor Ruben Rodríguez es el “Pipo”. El “Pipo” del fútbol. Del decir y del hacer. Alguién podría cuestionar su esencia sanguínea por el fútbol?.
Lo siente. Lo traspira. Lo palpita. Se enciende en él. Vive en él. Pasionalmente siempre. Acaso… queriéndolo siempre.
-ELEAZAR  JOSÉ SILVA-

Con los colores de tu pasión.

“Eso no hay dudas. Yo pasé por varios clubes, primero como jugador y después como Director Técnico. Pero mi equipo es Ceibal”.

-La cosa viene de lejos.

“De mucho tiempo. Y sobre todo, a partir de la década de los 90, todo el movimiento pro-Ceibal se fue incrementando. La gente, nosotros, los colaboradores. Pero sobre todo, la gente. Sin el apoyo del barrio, yo soy de los convencidos que nada importante hubiese pasado”.

-Al fin de cuentas, ¿qué balance haces de Nacional?.

“Sé que hubo una merma en el nivel y hablo de los últimos partidos. Pero lo de Nacional es parte de lo que pasa siempre; uno va evaluando lo bueno y lo malo. Hubo cosa de las dos”.

-¿Si hubiese sido por vos, te quedabas?.

“Y sí. Incluso en determinado momento se habló de un proceso de tres años. O dos por lo menos”.

-Definitivamente, el proceso se truncó.

“Y sí”.

-¿Te dejó un sabor amargo?.

“Me dejó pensando. Aunque en esto del fútbol y los que estamos en el fútbol, sabemos que la palabra final corre por cuenta de los dirigentes”.

**********

-Volvamos al tema inicial. ¿No más Nacional. Entonces?.

“Cabe la chance de Progreso”.

-¿Hablaste con los dirigentes?.

“Sí. Hubo un diálogo. Sobre todo, con uno de ellos”.

-¿Si sos DT de la banda, pasa a ser un año especial?.

“Es un año especial, porque sería el último años como Director Técnico”.

-¿Qué estás diciendo?.

“Que el objetivo es volver a ser dirigente como alguna vez lo fui”.

-Bien. ¿Cuál es entonces, si es que está más o menos resuelto?.

“El año que viene quiero ser el presidente de Ceibal”.

-¿Es una decisión?.

“Es un objetivo. Reitero. Quiero ser el presidente de Ceibal. Los que me conocen saben que puedo serlo. Conozco bien lo que es Ceibal”.

-¿Para que querés ser presidente de Ceibal?.

“Entre otras cosas, para que no descienda. Es que no lo veo bien. No viene bien”.

-Has sido duro con algún dirigente.

“A ese dirigente se lo dije mano a mano: “Te tenés que ir, porque lo tuyo en lugar de beneficiar a Ceibal, lo perjudica”.

-¿Por qué razón?.

“Porque cree que sabe. Como no sabe y aparece el desconocimiento, meter la pata es cosa siempre posible. Yo no metería la pata porque se de que se trata Ceibal, su interna. Esto tiene que ver con la mentalidad del ceibaleño. Yo digo que es una mentalidad especial”.

-¿Esa mentalidad especial te gusta?.

“Me gusta”.

**********

Héctor Ruben Rodríguez es el “Pipo”. El “Pipo” del fútbol. Del decir y del hacer. Alguién podría cuestionar su esencia sanguínea por el fútbol?.

Lo siente. Lo traspira. Lo palpita. Se enciende en él. Vive en él. Pasionalmente siempre. Acaso… queriéndolo siempre.

-ELEAZAR  JOSÉ SILVA-