“No sirve creer en un fútbol sin pensar que es aplicable”

-Cuando jugabas, el fútbol bien a ras del suelo.

“Por lo menos, bajar la pelota. Tratar de cuidarla, de respetarla en el trato y cuando se la tiene, sacarle el mayor provecho posible. Esa es la idea fundamental que buscamos trasmitir en Dublín Central. No solo importa que en el plantel superior se tenga esa conciencia, sino también a nivel de juveniles. Hay que recordar que en Dublín tenemos esa complicación: hubo que empezar de “cero”, porque venimos de la “C”. Es una tarea de largo aliento. Más que nunca como en el caso de Dublín, hay que trasmitir aprendizaje”.

-Bajar la pelota, no tiene que ver acaso, con una manera de sentir el fútbol.

“Sin dudas. Pero soy de los que digo que no sirve creer en un fútbol sin pensar que es aplicable. Y bueno… en Dublín buscamos aplicar lo que pensamos”.

-De la teoría a la práctica, no siempre el camino es posible.

“Pero es necesario el intento. ¿De qué hablo?. De respetar al fútbol que pensamos”.

**********

En la década de los 80’, cuando bien de gurí, RAMÓN ROMERO comenzó a germinar en esa pasión por el fútbol-fútbol. La gambeta siempre en aquellos campitos de Ceibal, cuando más después, el “Quique” Rivero tendió la mano para modelar a aquel jugador al que no le faltaron propiedades. Aquel fútbol, lujosamente, desde Romerito…Después Defensor de Montevideo, el retorno a Ceibal en los años 90’. Las consagraciones. La incursión en los cursos para ser Director Técnico. En el 2011 con la de Dublín Central en el pecho, en la hora del ascenso a la “B”. Ahora como DT. Romerito.

**********

A principio de año, cuando el ciclo nació. Ramón en la Dirección Técnica. La ayudantía de campo de Juan Izaguirre y con Nicolás López a la hora de la adecuación física. Es Dublín Central. El de esta radiante condición que lo va animando. Se enciende la chispa de la ilusión. Después de todo llegando de la “C”, una victoria de arranque y un empate después…”Nosotros vamos diciendo que lo bueno es el convencimiento que surge de los jugadores. Lo bueno es que en el plantel tenemos juveniles que son la sabia nueva, pero también a quienes son parte de la experiencia que no deja de trascender. La “B” es una responsabilidad distinta. Jugarnos a ganar en la medida, pero tener en claro cual es el camino. En el caso del futbolista juvenil, es parte de una madurez progresiva. Si no hay respuesta pero tiene condiciones, hay que esperarlo. La paciencia en este caso, también es lo que cuenta”.

Ramón Romero. El de los años 80 en los campitos de Ceibal. Al que el “Quique” Rivero lo fue modelando. Después el jugador clase “A”. ¿Ahora el DT. Ramón Romero?…o Romerito. Bien a secas.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...