“Si somos un desastre, claro que se los digo”

- ¿Sos de decir las cosas?
“Claro. Las decimos. Las digo. En Chaná decimos lo que hay que decir. Si no, no se puede”.
- ¿Qué no se puede?.
“No se puede mejorar. Si algo no funciona hay que aprender a decirlo”.
-¿A qué tipo de palabras recurris?
“Ahhh… lo más directo posible. Si somos un desastre, claro que se los digo. Por ejemplo, contra River fuimos un desastre. Y si fuimos un desastre, por qué no decirlo?.
-Pero seguro que no solamente el margen para la crítica.
“Para nada. Si hay que elogiar, elogio. Esto tiene que ser así. Yo lo interpreto así”.
-Por lo visto, te ha dado resultado.
“Bueno…es mi manera de ser. Siempre fui así”.
-¿Con los jugadores de Chaná, cómo te llevas?
“Bien. Me llevo bien. Hay buena onda. Y lo importante es que el respeto no falta”.
-Básico que el jugador crea en el técnico.
“Eso por sobre todo. Pero hay momento también en que uno debe plantarse frente a determinadas situaciones. Llegó un momento que hablé con los dirigentes con respecto a algún caso que se dio a nivel del plantel. Entonces fui claro: el que se quiere ir que se vaya. Si ganamos, ganamos todo. Esto del fútbol es cuestión colectiva”.
“Y SI… ANDAN BIEN”
Hay que hablar de una evolución sostenida de este Chaná. El Chaná en manos de ENRIQUE BRUNO. El “Quique” de la Dirección Técnica. El del mando sabio. Extraño caso de vigencia. Porque viene de los años 70 y sin embargo la credibilidad asistente puntualmente. Por eso Chaná va siendo lo que Bruno va queriendo…
“Hay jugadores que andan bien. Y si…andan bien”.
-De mitad de cancha para arriba, Denis Ferreira, Marcelo Soria, Franchesco Da Silva….
“Importa lo individual, pero mucho más lo colectivo”.
-Tus equipos suelen guardar un orden estricto. No se desajustan con facilidad.
“Eso no es un secreto. Es una exigencia que debemos plantearnos. Yo lo busco siempre”.
-Si los espacios libres surgen, llenarlos. Eso tiene que ver con sabiduría elemental.
“Saber ocuparlos en el momento justo para decidir”.
-¿En qué medida es posible un Chaná entre los primeros seis?
“Ese tiene que ser el fin, no? Algún fin hay que tener. En esto del fútbol no se puede dudar mucho, con respecto a lo que se quiere. En Chaná tratamos de no dudar”.
**********
Miércoles a la noche en el Dickinson. El 2 a 1 frente a Salto Uruguay. Cuando Denis Ferreira gritó el segundo, la convicción acentuada en el Chaná de la refrescante proyección. Se fue colando en la aventura protagonista. Ofrece. Juega. Propone. El “Quique” Bruno no reniega del ideario. Lo sabe. Lo trasmite. Y no lo traiciona.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

– ¿Sos de decir las cosas?

“Claro. Las decimos. Las digo. En Chaná decimos lo que hay que decir. Si no, no se puede”.

– ¿Qué no se puede?.

“No se puede mejorar. Si algo no funciona hay que aprender a decirlo”.24 7 13 010

-¿A qué tipo de palabras recurris?

“Ahhh… lo más directo posible. Si somos un desastre, claro que se los digo. Por ejemplo, contra River fuimos un desastre. Y si fuimos un desastre, por qué no decirlo?.

-Pero seguro que no solamente el margen para la crítica.

“Para nada. Si hay que elogiar, elogio. Esto tiene que ser así. Yo lo interpreto así”.

-Por lo visto, te ha dado resultado.

“Bueno…es mi manera de ser. Siempre fui así”.

-¿Con los jugadores de Chaná, cómo te llevas?

“Bien. Me llevo bien. Hay buena onda. Y lo importante es que el respeto no falta”.

-Básico que el jugador crea en el técnico.

“Eso por sobre todo. Pero hay momento también en que uno debe plantarse frente a determinadas situaciones. Llegó un momento que hablé con los dirigentes con respecto a algún caso que se dio a nivel del plantel. Entonces fui claro: el que se quiere ir que se vaya. Si ganamos, ganamos todo. Esto del fútbol es cuestión colectiva”.

“Y SI… ANDAN BIEN”

Hay que hablar de una evolución sostenida de este Chaná. El Chaná en manos de ENRIQUE BRUNO. El “Quique” de la Dirección Técnica. El del mando sabio. Extraño caso de vigencia. Porque viene de los años 70 y sin embargo la credibilidad asistente puntualmente. Por eso Chaná va siendo lo que Bruno va queriendo…

“Hay jugadores que andan bien. Y si…andan bien”.

-De mitad de cancha para arriba, Denis Ferreira, Marcelo Soria, Franchesco Da Silva….

“Importa lo individual, pero mucho más lo colectivo”.

-Tus equipos suelen guardar un orden estricto. No se desajustan con facilidad.

“Eso no es un secreto. Es una exigencia que debemos plantearnos. Yo lo busco siempre”.

-Si los espacios libres surgen, llenarlos. Eso tiene que ver con sabiduría elemental.

“Saber ocuparlos en el momento justo para decidir”.

-¿En qué medida es posible un Chaná entre los primeros seis?

“Ese tiene que ser el fin, no? Algún fin hay que tener. En esto del fútbol no se puede dudar mucho, con respecto a lo que se quiere. En Chaná tratamos de no dudar”.

Miércoles a la noche en el Dickinson. El 2 a 1 frente a Salto Uruguay. Cuando Denis Ferreira gritó el segundo, la convicción acentuada en el Chaná de la refrescante proyección. Se fue colando en la aventura protagonista. Ofrece. Juega. Propone. El “Quique” Bruno no reniega del ideario. Lo sabe. Lo trasmite. Y no lo traiciona.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-