3 a 1: sintonía para un querer

3 a 1: sintonía para un querer

Salto fue creíble. En la actitud y en la contundencia. Valió!

Varió la pisada. Dudó al comienzo y fue redoblando. Redobló y concluyó siendo creíble. En la actitud general y en la contundencia. No sólo Salto batió a Mercedes 3 a 1 en su segunda presentación de la serie en el Litoral Norte, sino que dejó la imagen de un equipo NOTABLEMENTE SUPERIOR, a un rival que paseó su sombra. Mercedes fue la rústica expresión del insolente transgresor de las normas. Llegó para pegar. Llegó para ensuciar el trámite. Fue barrido por ese Salto-sintonía para un querer. Cuando Pablo González despachó la derecha al gol para el 3 a 1, la historia del partido se le cayó a Mercedes y potenció a Salto. A ese Salto de la validez.
-ELEAZAR JOSE SILVA-

i frente a Paysandú el sábado a la noche, Salto pade-ció el déficit en la zona de volantes, hay que admitir que lo de ayer, fue el reverso de la moneda. La mejoría fue clave y clave a partir de Antonio Gómez, un perfecto eje regu-lador siempre. Pero además, Dany Samit alentó continui-dad manifiesta en el rendi-miento y sobre todo, un enla-ce-llegada como factor de desnivel de nombre Pablo González. A los 2’ nomás, cuando la pelota desembocó en el frentazo de Cristian Bosson, el lateral por derecha. Defensas con el tornillo en el suelo y sin reacción. El 1 a 0 mercedario. Qué fue lo saludable de Salto?: que no resignó la dinámica en la búsqueda, ni apeló a la agudeza torpe del pelotazo.
O sea, buscó jugar. Tentó asociarse. Y le fue costando cada vez menos, porque los espacios se descubrieron en ofensiva. Por los 15’ Antonio Gómez mandó por arriba y dos minutos después, tras Fagúndez-Samit, el turno de Pablo González para desviar. Las señales de ese Salto aceitándose.
seleccion1_140110DESPUÉS DE TODO, LA RAZON DE LA LOGICA…
Porque el fútbol a veces suele tener lógica cuando el desnivel se produce, por cuestiones de rendimientos individuales y certeza colectiva. Esa certeza que el equipo en manos de Luis Cavani plasmó cuando debió plasmar. Cómo suponer que Mercedes resistiera si sólo llegó con el 50% del libreto asimilado?. Cuando dispuso de la pelota, se le armó flor de lío mental-intelectual y técnico. No supo cómo y no supo a partir de qué o de quiénes. A los 40’ cuando Pablo es desestabilizado en el área. Es penal. Es ejecución del ceibaleño. Con derecha y al palo de Ortellado. El 1 a 1. Resolución consumada, con mandato de la lógica incluída. Mercedes comenzaba a admitir, el principio del final.
LA VERDAD DEL QUE NO TEME
Habrá que suponer bien que tras el partido con Paysandú y antes del juego de ayer, el “Gringo” pasó el cepillo y sacudió la modorra de algunos. Por eso, la oferta en general del equipo fue saludablemente buena, rescatable, orillando la dignidad misma. Más que nunca ese Antonio del segundo tiempo y aunque los de arriba no encontraron mayor cauce de amplitud para germinar en los 20 metros finales, el sentido de asociación del equipo se convirtió en el estandarte esencial.
No hay que reclamarle lujos estéticos a Salto, pero en todo caso, el valor de la personalidad en la recta final. Cuando pasó a la línea de “3”, cuando sumó más volantes para hacerse propietario de la pelota y entonces definitivamente, el peso de los que pesaron cuando hubo que pesar.
En los 18’ Alejandro Zabala se volvió locura. La calzó de abajo desde la derecha y la colocó arriba. Le salió genial!. Zabalazo F.C!. Ni más ni menos.
ESO DE LA SINTONIA,
Y ESO DEL QUERER…
A los 26’, una muestra más de la torpeza de Mercedes a la hora de defender. El segundo penal. El segundo remate de Pablo González. Esta vez, con el golero rechazando. Le queda servidita a Pablo. Derecha para afirmarse y estocada al gol.
El 3 a 1. Un golpe de nocaut. Lo fue.
Más después, por dos veces evitando Andrés Paz. Pero tanta tibieza de Mercedes y la convicción al cabo de Salto.
La convicción justa en el momento justo. Básico el haber vencido, para sostener la chance.
5 goles en 2 partidos. No viene mal el promedio.
O sea, algo más que la sensación de un equipo que quiere, a veces alcanza. Y esta vez alcanzó.
En la noche de la sintonía para un querer.
Bien de un querer.

Así Pasó

Campo de juego: Parque Ernesto Dickinson. Arbitro central: Guillermo Arismendi (Durazno). Asistentes: Carlos Ibarra, Washington Rodríguez. Asistencia: 900 aficionados. Serie sur del Torneo del Litoral Norte.
SALTO (3)- Ruben Andrés Paz; Alejandro Zabala, Cristian Cavani, Alejandro Romero, Richard Fabián Albín; Robert Olivera (Fernando Andrés Pintos), Angel Antonio Gómez, Dany Alán Samit, Pablo González; Nicolás Fagúndez (Héber Martínez), Gustavo Carballo.
Director Técnico: Luis Alberto Cavani.
MERCEDES (1)- Washington Ortellado; Cristian Bossón, Alfredo Poveda, Joy Vera, Rodolfo Cabrera (Ouvosckenco); Mauricio Comunale, Eduardo Simaldoni (Henry Salvador), Enzo Morales (Pérez), Edison Gómez; Daniel Vásquez, Jorge Rodríguez.
Director Técnico: Zelmar Manzanares.
GOLES: 2’ Cristian Bossan (M); 40’ Pablo González de penal (S). Segundo tiempo: 18’ Alejandro Zabala (M); 26’ Pablo González (S).
EL MEJOR DE LA CANCHA: A. Gómez -P. González.
EL MEJOR DE MERCEDES: Mauricio Cumunale.
En la clasificación general-Llave Sur.
EQUIPOS    PJ    PG    PE    PP    GF    GC  PTS
Salto        2    1    1    0    5        3    4
Paysandú    1    0    1    0    2        2    1
Mercedes    1    0    0    1    1        3    0

Antonio Gómez, Pablo González
Eso de andar jugando…

ANDRES PAZ (3)- Dos intervenciones sobre el final, a su manera. ALEJANDRO ZABALA (4)- Marca y golazo para recuadrar. CRISTIAN CAVANI (3)- Evolución y coraje. ALEJANDRO ROMERO (2)- Desniveles. RICHARD ALBIN (3)- Esta vez, para escalar y abastecer. Bien. ROBERT OLIVERA (3)- Mejoría real. ANTONIO GOMEZ (4)- Jugó. Reguló. Metiendo y creando. DANY SAMIT (3)- Socio para progresar. Criterioso. PABLO GONZALEZ (4)- Dos goles. Enchufado en el trámite siempre. Ese Pablo sí. GUSTAVO CARBALLO (2)- Escasas luces. NICOLAS FAGUNDEZ (2)- Distante de gravitación. FERNANDO PINTOS (x)- Más protestó de lo que intentó. Por qué?. HEBER MARTINEZ (x)- Uno más a la cuenta del marcaje.