Camilo….en el arco del cielo

“Los tres hijos?…. Y si… bien. Los hijos son siempre los mejores. Además, en eso del deporte, del fútbol que tanto quieren. No hablo como padre, pero sí como hombre de fútbol. Martín es un zaguero que tiene condiciones y para mi gusto, Camilo tiene todo para llegar. Es muy buen arquero. A tal punto que este año integra el plantel de Primera. En más de oportunidad fue suplente. Sabes como le gusta el puesto?. Es como Diego, el más grande. Me salieron dos arqueros y un defensa. La familia defiende bien!… por lo menos parece. Son gurises bárbaros.
Bárbaros. Cómo no querer-los?”.
*************
El miércoles pasado en la mañana. En la esquina de Uruguay y Asencio. El encuentro casual, de Carlos y EL PUEBLO. Inevitable, ese torrente de orgullo del padre, por los tres hijos. Por Diego, por Martín, por Camilo. Después de todo, el universo de los afectos. De ese mágico y fermental vuelo de las cosas simples, bien queridas, bien sentidas…. viscerales. Lenguaje humano.
Lenguaje del corazón.
Lenguaje de candores.
Sin berretines de sueños desmedidos, pero con el derecho de un sueño también naciendo. De un sueño, abriendo su cauce.
De un candoroso cauce…
*************
Sábado. Ayer. Sábado al mediodía. Enfrente al diario. Los familiares íntimos están ahí. Porque además, al comienzo las lágrimas costaron fluir. Porque costó admitir la noticia artera, sin piedad, sin escrúpulos: CAMILO ARZAGUET, adolescente ahora, y desde los 4 años jugando al fútbol en Ferro Carril y ascendido al plantel superior, dejaba de existir. Pronunciar la palabra MUERTE, pareció semejarse demasiado a lo absurdo, a lo inentendible, a lo irracional. Porque después de todo, a qué razón hay que apelar?. Cuál es la razón finalmente a mano, cuando el dolor perfora el arco de los sueños y la red asiste conmovida al castigo demencial?.
UN GURI
COMO CAMILO…
El registro gráfico de EL PUEBLO en Artigas, cuando Camilo integró el plantel, como suplente de Diego Burgos. En esa tarde, Ferro Carril enfrentaba a Pirata de la frontera por el Torneo de Clubes Campeones del Interior. Sucede que en la entidad albinegra, se intuía el ascenso de Camilo. El técnico de juveniles, Mario Souza, en reciente reportaje aparecido en EL PUEBLO, confesaba: “Es un golero con futuro. No le faltan condiciones de las buenas. Y además, tiene una condición humana especial”.
**********
Algunos minutos después, Carlos salió del sanatorio. No faltaron las primeras palabras, partiendo de aquellos amigos como Fernando Carrara, en que las lágrimas pueden más que cualquier razón.
Por qué después de todo…. qué consuelo para tanto dolor?.
Qué consuelo frente a la herida abierta?.
Qué consuelo frente al alma desgarrada?.
Qué consuelo frente a la muerte, que se le da por ser maldita?.
**********
Camilo. Tenía 15 años. Su pasión de arquero, de tantas tardes, de tantas veces, de tantos tiempos. Casi, desde los 4 años…. bien de niño…. cuando una franja al pecho, le despuntó la primera, sonora y cálida emoción.
Camilo. Tenía 15 años. Y es seguro, que allá en el cielo…. un arco se dibujará a la medida de Camilo.
Sin heridas. Sin desgarros. Sin muerte maldita.
Acaso, lleno de vuelos. Lleno de fantasías. Lleno de acrobacias sacando pelotas de los ángulos.
Lleno de lenguajes humanos.
Lleno…. de corazón.

-ELEAZAR JOSE
SILVA-