Diego Ifrán, aquel preferido de Fossati

Diego Ifrán, el delantero internacional que quería Peñarol para esta temporada, no jugó en Real Sociedad y se fue cedido a Deportivo La Coruña, de la Segunda división española. El ex Danubio había sido prioridad para el entrenador Jorge Fossati, pero el club no logró concretar su cesión temporal. «Muchas gracias a todos por los mensajes de apoyo y de buenas vibras! Voy con muchas ganas e ilusión!». Así, hace algunas horas, Diego Ifrán confirmaba por Twitter que se transformaba en nuevo jugador de Deportivo La Coruña, equipo que está en la Segunda división española.
El delantero, que era prioridad de Peñarol en esta temporada, se quedó en Real Sociedad esperando por una oportunidad que no llegó, y esta semana concretó su pase a préstamo hasta el final de temporada al Dépor, donde espera volver a jugar.
Ifrán se había reintegrado a los entrenamientos a principios de enero, después de haber estado seis meses de baja por una rotura de ligamentos cruzados, y no ganarse un puesto en la Real, que igual mantiene su plantilla de 23 jugadores.

Diego Ifrán, el delantero internacional que quería Peñarol para esta temporada, no jugó en Real Sociedad y se fue cedido a Deportivo La Coruña, de la Segunda división española. El ex Danubio había sido prioridad para el entrenador Jorge Fossati, pero el club nodiego-ifran1 logró concretar su cesión temporal. «Muchas gracias a todos por los mensajes de apoyo y de buenas vibras! Voy con muchas ganas e ilusión!». Así, hace algunas horas, Diego Ifrán confirmaba por Twitter que se transformaba en nuevo jugador de Deportivo La Coruña, equipo que está en la Segunda división española.

El delantero, que era prioridad de Peñarol en esta temporada, se quedó en Real Sociedad esperando por una oportunidad que no llegó, y esta semana concretó su pase a préstamo hasta el final de temporada al Dépor, donde espera volver a jugar.

Ifrán se había reintegrado a los entrenamientos a principios de enero, después de haber estado seis meses de baja por una rotura de ligamentos cruzados, y no ganarse un puesto en la Real, que igual mantiene su plantilla de 23 jugadores.