En la hora Dublín supo definir

Dublín Central 1 – Almagro 0 

Era uno de los encuentros de cierta importancia de la fecha. Por las posiciones en juego y porque ambos necesitaban sumar puntos. Promesa de un encuentro parejo y por ahí con goles.
Y en parte fue algo de eso, pero no pasó de discreto y el gol que definió el encuentro llegó recién en el último minuto del encuentro y fue victoria de Dublín Central ante Almagro por 1 a 0.
Quien pudo marcar la diferencia, solo un jugador que siempre está en las difíciles, atento a cualquier error de la defensa rival y como lo es Gonzalo Finozzi quien a falta de dos minutos para el pitazo final, puso la diferencia en el marcador.
La primera parte fue pareja, con momentos de leve predominio “rojiverde”, pero jugando lejos de los arcos. Así planteadas las cosas, no extraño que la primera parte se terminara sin goles.
En el segundo tiempo y cuando todos esperábamos una mejoría ofensiva por ambos lados, el encuentro siguió con las mismas características del primero. Fútbol en la mitad de la cancha, lejos de los arcos y más de uno comenzó a pensar que ese encuentro se terminaba sin goles. Pero donde hay un goleador siempre hay que esperarlo. Dos minutos para el final del encuentro, un entrevero en el área de Almagro y casi cayendo, el artillero Finozzi la mandó al fondo de la red, nada que hacer para el juvenil arquero Santín de Almagro para el festejo generalizado de los parciales del equipo de la calle Rivera.
Ganó Dublín Central y sube en la tabla, por ahí pensamos que pudo ser empate, pero si se juega lejos de los arcos es poco menos que imposible hacer goles.
Lo de Almagro fue lo habitual, su técnico tendrá que recomponer la línea ofensiva. (Enrique Tourn – colaboración).
El mejor de la cancha: Gonzalo Finozzi.