«Jugar en el Dickinson es como tirarlo a partir»

Un tiempo atrás. No mucho tiempo atrás, cuando MARTÍN GONZÁLEZ descubrió el sentido de la reflexión faltante…”porque en esto del fútbol, uno nunca sabe cuando es la última vez. Por lo menos en calidad de jugador, me refiero. Digo que en mi caso, si me siento bien y los reflejos responden, hasta me atrevo a seguir un poco más”.
Lo de Martín pasa al fin de cuentas, por esta decisión. Se lo propuso Rony Costa, el Director Técnico de Arsenal y en la medida que la cuestión física se asocia al querer, Martín va pegando esta vuelta. Se registró en Arsenal. Jugará en Arsenal.
“La verdad es una: me cuesta dejar. No es fácil. El arco tira. Y por más que nunca me fui del fútbol, incluso por esta pasión que tengo de comandar la Escuela de Arqueros, atajar en un partido de campeonato, es otra cosa. Es como volver a palpitar aquello que pasó”.
Desde la dirigencia de Arsenal, se admite la validez de una incorporación que es especial, por todo lo que Martín González es capaz de sumar a la cuenta del plantel en manos de Rony. El mismo Martín…aquel de Cerro en sus inicios, hasta que a principio de los 90 en Universitario, alcanzó la más inolvidable dimensión: ascenso desde la “B” y Campeón Salteño en la “A”. El de la selección. El de Progreso. El de tantos. Cosas de Martín. Tiempos de él. Pero ahora el volver a una cancha y debajo de los palos, seguro sabe que?

Un tiempo atrás. No mucho tiempo atrás, cuando MARTÍN GONZÁLEZ descubrió el sentido de la reflexión faltante…”porque en esto del fútbol, uno nunca sabe cuando es la última vez. Por lo menos en calidad de jugador, me refiero. Digo que en mi caso, si me siento bien y los reflejos responden, hasta me atrevo a seguir un poco más”.

Lo de Martín pasa al fin de cuentas, por esta decisión. Se lo propuso Rony Costa, el Director Técnico de Arsenal y en la medida que la cuestión física se asocia al querer, Martín va pegando esta vuelta. Se registró en Arsenal. Jugará en Arsenal.

“La verdad es una: me cuesta dejar. No es fácil. El arco tira. Y por más que nunca me fui del fútbol, incluso por esta pasión que tengo de comandar la Escuela de Arqueros, atajar en un partido de campeonato, es otra cosa. Es como volver a palpitar aquello que pasó”.

Desde la dirigencia de Arsenal, se admite la validez de una incorporación que es especial, por todo lo que Martín González es capaz de sumar a la cuenta del plantel en manos de Rony. El mismo Martín…aquel de Cerro en sus inicios, hasta que a principio de los 90 en Universitario, alcanzó la más inolvidable dimensión: ascenso desde la “B” y Campeón Salteño en la “A”. El de la selección. El de Progreso. El de tantos. Cosas de Martín. Tiempos de él. Pero ahora el volver a una cancha y debajo de los palos, seguro sabe que?