Juramento de Cavani; volver a ser Cavani

El delantero Edinson Cavani buscará redimirse con los hinchas de París Saint Germain este fin de semana, en la final de la Copa de Liga de Francia. El salteño está en la mira después de haber decepcionado en su última actuación, ante la ausencia del ídolo del club, el sueco Zlatan Ibrahimovic.
Edinson Cavani pasó de ser ensalzado a demonizado en pocos días en París Saint Germain, y querrá acallar las críticas hoy sábado contra el Lyon en la final de la Copa de la Liga, como referente de su equipo en sustitución del sueco Zlatan Ibrahimovic, lesionado.
Durante la mayor parte de la temporada personificó la abnegación de un delantero centro que costó 64 millones de euros pero que se sacrificó en favor de la otra estrella del equipo, Ibrahimovic. Durante los meses que en los que el París parecía intocable en Francia y se paseaba por la fase de grupos de la Champions League, se alabó su trabajo defensivo y su sometimiento a la sombra de Ibra, pese a lo cual consiguió 25 goles en todas las competiciones y destacó por su eficacia letal.
Se comentaba en Francia que entre los 60 millones que pagó el Mónaco al Atlético Madrid por el colombiano Radamel Falcao y los 64 que dio el PSG al Nápoles por Cavani, eran los parisinos quiénes habían salido ganando. Pero después vino la debacle, que se inició con la eliminación de Champions en cuartos contra el Chelsea. Sin Ibrahimovic, lesionado, Cavani pasó a jugar en la punta del ataque, su puesto preferido. Pero cuando debía brillar, marró las ocasiones que le habrían convertido en el héroe salvador de los parisinos.

El delantero Edinson Cavani buscará redimirse con los hinchas de París Saint Germain este fin de semana, en la final de la Copa de Liga de Francia. El salteño está en la mira después de haber decepcionado en su última actuación, ante la ausencia del ídolo del club, el sueco Zlatan Ibrahimovic.

Edinson Cavani pasó de ser ensalzado a demonizado en pocos días en París Saint Germain, y querrá acallar las críticas hoy sábado contra el Lyon en la final de la Copa de la Liga, como referente de su equipo en sustitución del sueco Zlatan Ibrahimovic, lesionado.

Durante la mayor parte de la temporada personificó la abnegación de un delantero centro que costó 64 millones de euros pero que se sacrificó en favor de la otra estrella del equipo, Ibrahimovic. Durante los meses que en los que el París parecía intocable en Francia y se paseaba por la fase de grupos de la Champions League, se alabó su trabajo defensivo y su sometimiento a la sombra de Ibra, pese a lo cual consiguió 25 goles en todas las competiciones y destacó por su eficacia letal.

Se comentaba en Francia que entre los 60 millones que pagó el Mónaco al Atlético Madrid por el colombiano Radamel Falcao y los 64 que dio el PSG al Nápoles por Cavani, eran los parisinos quiénes habían salido ganando. Pero después vino la debacle, que se inició con la eliminación de Champions en cuartos contra el Chelsea. Sin Ibrahimovic, lesionado, Cavani pasó a jugar en la punta del ataque, su puesto preferido. Pero cuando debía brillar, marró las ocasiones que le habrían convertido en el héroe salvador de los parisinos.