La curiosa protesta de un arquero en Rumania

Futbol Internacional

Curioso momento se vivió en el encuentro entre el Petrolul Ploiesti y el Vointa Sibiu, por la décima fecha de la Liga rumana. Cuando el partido se terminaba el árbitro sancionó una penal a favor del local que ya ganaba 3 a 1, y provocó la protesta del equipo visitante. Sin éxito en el reclamo, el arquero de la visita, Remus Danalache, decidió esperar el penal ¡de espaldas! Oprita, delantero del Petrolul, marcó el tanto, pero el juez ordenó reiterar la ejecución. Y en la repetición, Danalache, permaneció parado con los brazos abiertos para recibir el cuarto gol rival.

«Que yo sepa mi gesto es único en el fútbol mundial», declaró el arquero del Vointa, que con esta derrota quedó antepenúltimo y en zona de descenso.