Nacional derrotó a El Tanque Sisley y manda en la tabla anual Apenas pero suficiente: 1 – 0

Nacional tuvo el enorme mérito de ganar un partido muy importante aun habiendo jugado rematadamente mal. Con la actitud y la pelota quieta como únicos argumentos de su levantada en el segundo tiempo, logró tres puntos que le permiten igualar la línea de Liverpool en el Clausura, seguir a un punto de Defensor Sporting, y liderar la Tabla Anual manteniendo la diferencia sobre Peñarol.
Tal como acontece en la mayoría de sus partidos desde que Marcelo Gallardo es el entrenador, el equipo dio la sensación de entrar dormido y regaló un tiempo. Durante 45 minutos hizo muy poco, por no decir nada, frente a un rival cuya única aspiración fue meterse atrás para llevarse un punto del Centenario. Ni de contragolpe buscó el conjunto de Raúl Moller, más allá de alguna aislada corrida que sonó más a intento unipersonal que a jugada colectiva.
El 3-4-1-2 planteado por los verdinegros, que en realidad defendieron con cinco en el fondo por el retroceso de los laterales-volantes Bruzzone y Gonzalo Ramírez, alcanzó para taparle espacios a un conjunto tricolor que dominó pelota y cancha. Sin embargo, no tuvo la profundidad ni la movilidad suficiente como para generar peligro. Sólo en un par de jugadas aisladas de pelota quieta estuvo cerca de convertir, y luego recién a los 43′ con un remate de media distancia de Viudez que Ernesto Hernández desvió al corner.
Para el segundo tiempo entró Abero por Darwin Torres, buscando más subida por el carril zurdo, pero la variante no cambió demasiado el panorama. Recién con el ingreso de Joaquín Boghossian por Marcos Aguirre, a media hora del final, el bolso cambió la tónica del encuentro y empezó a hacer méritos de verdad para abrir un tanteador que perfectamente pudo inaugurar su rival de contragolpe, en una jugada donde Darwin Ramírez se sacó un par de encima y solo en el borde del área se lo perdió Curbelo elevando su remate.
El juvenil Gonzalo Vega entró por Maximiliano Calzada a los 38′ de la etapa complementaria, cuando el tricolor era puro nervio y cero fútbol. Y así, con esa receta, tuvo su merecido premio por tanto ir al frente. De un tiro de esquina que llegó desde la América sobre el arco de la Colombes, llegó el único tanto de la tarde con el reloj marcando 88 minutos. La peinó Scotti en el primer palo, y el capitán verdinegro Federico Velázquez, en su afán de despejar, terminó impulsando el esférico sobre su arco. Fue eso para Nacional. Ese gol y nada más, en un partido que se adapta perfectamente a su resultado final.
Fuente: Montevideo Portal

Nacional tuvo el enorme mérito de ganar un partido muy importante aun habiendo jugado rematadamente mal. Con la actitud y la pelota quieta como únicos argumentos de su levantada en el segundo tiempo, logró tres puntos que le permiten igualar la línea de Liverpool en el Clausura, seguir a un punto de Defensor Sporting, y liderar la Tabla Anual manteniendo la diferencia sobre Peñarol.

Tal como acontece en la mayoría de sus partidos desde que Marcelo Gallardo es el entrenador, el equipo dio la sensación de entrar dormido y regaló un tiempo. Durante 45 minutos hizo muy poco, por no decir nada, frente a un rival cuya única aspiración fue meterse atrás para llevarse un punto del Centenario. Ni de contragolpe buscó el conjunto de Raúl Moller, más allá de alguna aislada corrida que sonó más a intento unipersonal que a jugada colectiva.

El 3-4-1-2 planteado por los verdinegros, que en realidad defendieron con cinco en el fondo por el retroceso de los laterales-volantes Bruzzone y Gonzalo Ramírez, alcanzó para taparle espacios a un conjunto tricolor que dominó pelota y cancha. Sin embargo, no tuvo la profundidad ni la movilidad suficiente como para generar peligro. Sólo en un par de jugadas aisladas de pelota quieta estuvo cerca de convertir, y luego recién a los 43′ con un remate de media distancia de Viudez que Ernesto Hernández desvió al corner.

Para el segundo tiempo entró Abero por Darwin Torres, buscando más subida por el carril zurdo, pero la variante no cambió demasiado el panorama. Recién con el ingreso de Joaquín Boghossian por Marcos Aguirre, a media hora del final, el bolso cambió la tónica del encuentro y empezó a hacer méritos de verdad para abrir un tanteador que perfectamente pudo inaugurar su rival de contragolpe, en una jugada donde Darwin Ramírez se sacó un par de encima y solo en el borde del área se lo perdió Curbelo elevando su remate.

El juvenil Gonzalo Vega entró por Maximiliano Calzada a los 38′ de la etapa complementaria, cuando el tricolor era puro nervio y cero fútbol. Y así, con esa receta, tuvo su merecido premio por tanto ir al frente. De un tiro de esquina que llegó desde la América sobre el arco de la Colombes, llegó el único tanto de la tarde con el reloj marcando 88 minutos. La peinó Scotti en el primer palo, y el capitán verdinegro Federico Velázquez, en su afán de despejar, terminó impulsando el esférico sobre su arco. Fue eso para Nacional. Ese gol y nada más, en un partido que se adapta perfectamente a su resultado final.

Fuente: Montevideo Portal

Detalles

Cancha: Estadio Centenario. Jueces: Juan Cardellino, Carlos Pastorino y Mauricio Ituarte.

EL TANQUE SISLEY: Ernesto Hernández, Guillermo Díaz, Martín Galain, Federico Velázquez, Mauricio Bruzzone, Andrés Aparicio, Gastón Martínez, Gonzalo Ramírez (83′ Caué Fernández), Gonzalo Curbelo (90′ Agustín Peña), Gonzalo Pizzichillo y Miguel Murillo (12′ Darwin Ramírez). Director técnico: Raúl Moller.

NACIONAL: Jorge Bava, Christian Núñez, Andrés Scotti, Alexis Rolín, Darwin Torres (46′ Mathías Abero), Facundo Píriz, Maximiliano Calzada (83′ Gonzalo Vega), Marcos Aguirre (61′ Joaquín Boghossian), Tabaré Viudez, Richard Porta y Gonzalo Bueno. Director técnico: Marcelo Gallardo.

GOL: 89′ Federico Velázquez (ETS) en contra.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...