“No es tanto el drama, si se tiene en cuenta lo que van perdiendo algunos en la “A” Cada Club de la “B” va perdiendo 2.800 pesos

La Divisional Primera “B” es parte de una política financiera en la Liga Salteña de Fútbol. Busca resguardarse de lo relativo a las descompensaciones, entre una recaudación y otra, entre una etapa y otra.
Cuál es el punto central?: todo va a un fondo común. Las pérdidas y las ganancias.
Todo se reparte equitativamente entre los 12 clubes que militan en la principal divisional de ascenso. Por eso, frente a pérdidas o ganancias- según venga la mano- cada cual accede o no a idéntica suma.
Por otra parte en el caso de la “B”, ninguno de los clubes es propietario de cancha donde se juegan dobles jornadas con la “A”, razón por la cual tampoco en este caso, está planteado el derecho de piso.
CUESTIÓN DE PERDIDA
A la prueba aproximada de los números hay que remitirse: sobre seis fechas jugadas, en el caso de la “B”, cada institución va generando una pérdida de 2.800 pesos (pesos más o pesos menos). A nivel de la dirigencia clubista en la mayoría de los casos, se interpreta “que no es tanto el drama, si se tiene en cuenta lo que van perdiendo algunos en la “A”.
El presupuesto promedio es de 15.000 pesos, en cada uno de esos 12 clubes. Casi todos en materia de conducción a los campos de juego, saben de una erogación mensual de no menos de 4.000 pesos.
EL IMPERATIVO
DE ACORTAR
En buen romance la Divisional Primera “B” ha sido blanco de algunos cuestionamientos, “por haber excluido del sistema de disputa la liguilla final”. Sobre todo, ante el riesgo de partirse la tabla y llegado el caso, al inicio de la segunda rueda, los dados virtualmente aparezcan echados a más de un nivel. La “B” asume el riesgo, “en la medida que así como estaban las cosas, era fundamental acortar la temporada y no alargarla en fechas”. En el caso de la “A”, Salto Uruguay fue quien pretendió liderar el movimiento, por 16 fechas y liguilla, igualmente con la misión de estrechar fechas. El pensamiento de los decanos, apuntaba a que la segunda rueda se jugase en series y con cinco fechas en cada caso, dividida cada una en seis equipos.
La postura de Salto Uruguay perdía por demolición. En buen romance en la “B”, parecen convencidos de la validez de aquella pretensión decana, que finalmente no prosperó.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...