Pretendido por Hebraica Macabi pero venerado en Italia

Ni bien festejó su campeonato logrado en la temporada que recién finalizó, la dirigencia de Hebraica y Macabi ya comenzó a soñar con el retorno de Nicolás Mazzarino a sus filas, equipo donde se desarrolló cuando lo enviara Omar Arrestia a los 15NicolasMazzarinoplayoff años desde su Ferro Carril de origen.  Incluso algún dirigente lo ha hecho circular entre periodistas deportivos de Montevideo como una posibilidad muy cierta. Sin embargo lo que se puede apreciar en el entorno del equipo italiano de Bennet Cantú es una historia bien diferente. El salteño tiene firmado un contrato para otro año más de duración, pero además lleva hasta aquí una temporada de gran rendimiento, a pesar de que el Cantú repatrió desde el Barcelona nada menos que al internacional Gianluca Basile que pareció podía haberle restado protagonismo a Nico; ello no ocurrió y el capitán Mazzarino ha sido el único jugador que promedia más de 30 minutos en los partidos claves de las competiciones locales e internacionales, junto al extranjero estrella  Marteen Leunen.  Además recibe en las redes sociales un apoyo incondicional que reconoce el papel protagónico del salteño en el exitoso proyecto que trajo a su equipo hasta las finales de campeonato por dos temporadas consecutivas y a participar de la Euroliga nuevamente después de muchos años. En el día de hoy Mazzarino jugará su partido nº 250 con el equipo de Cantú y toda la prensa local lo destaca como un acontecimiento muy importante. Se esperan homenajes y reconocimientos que sinceramente me hacen dudar de la posibilidad de retorno de Nicolás en esta temporada o la que viene. Todo parece anunciar un continuado romance entre el club, la afición del Cantú, la ciudad italiana y su gente con Nicolás Mazzarino, un salteño que cautiva con su juego pero también con su ética profesional, su dedicación, su gran aporte de personalidad a los grupos positivos y la excelente química familiar que transmite al entorno junto a su esposa Magela Pereira y sus dos hijos, los únicos no salteños de nacimiento en el grupo familiar.   En lo deportivo comienza hoy la aventura de playoff ante el Scavolini de Pessaro, jugando la Bennet como local en Cantú.