Primera “A”: pensando en grande…

Nacional, Ferro, S. Uruguay: la cuarta plaza, ¿de quién?

n el fútbol de la lógica. O el reino mismo de la posible. Sucede que por estos lares, se sabe quien es quien. O hasta donde llegan las posibilidades de rendimiento o de rescate de puntos. O del principio mismo de la continuidad. Por eso, en el caso de la “A”, las cinco fechas jugadas (tan solo cinco fechas jugadas), la aparición de elementos de juicio que se van planteando, pero también los focos de mira tienden a generalizarse: Nacional, Ferro Carril y Salto Uruguay con certificación expresa en cuanto a ser finalista. Tres plazas para la liguilla como parte misma de la lógica. O de ese reino de lo posible. El cuarto parece ser cuestión pendiente. Convengamos en River Plate, Universitario y Ceibal. Uno de los tres para lidiar por la cuarta. O por una de ellas. En este caso, tampoco se trataría del orden, sino de la casilla a ocuparse. Después de todo, ese es el fin.
UNA RAZÓN DE ESCALERITA
Nacional, Ferro y Salto Uruguay…. el cuarto pendiente…. después Gladiador y Deportivo Artigas por mitad de tabla. Saladero un poquito más abajo. Después Chaná?. Y dos para revolverse e intentar zafar: Tigre y San Eugenio. Más o menos así lector?. Este es el fútbol de la lógica o el reinado mismo de lo posible. No se trata de dictados de futurología. Es solamente que las primeras cartas sobre la mesa, no solo delatan el presente. Sino que también….. van descubriendo el futuro. Desde la lógica. O desde el mismísimo reino de lo posible. Lógica y reinado, con puentes tendidos

Universitario-River Plate
Ahora que salió el sol….
Diría en este caso el hincha de River Plate, a poco que se tenga en cuenta la vuelta de Gustavo Carballo al equipo. Sucede que al ingreso del delantero, River se transformó ante Saladero y le encontró la vuelta, hasta alcanzar el 2 a 0. Ese River Plate, después de todo en los puestos de vanguardia, con Universitario enfrente. La “U” de Sergio Vallejo, que más allá de los desniveles, está ahí…. como parte del fin. De no caerse. De establecer equilibrio. De prolongar el fundamento de la idea. Por eso, tres puntos que importan demasiado. Y a los dos. La sensación es una. O la convicción quizás: el gol más a la cuenta de River Plate. No solo ahora que Carballo volvió. Sino por los que vienen de principio de temporada.
Acaso, de los partidos que es eje en materia de resonancia. Ceibal por ejemplo, entró a tambalear (rival directo) y River admite en su fuero íntimo, que le asiste una perspectiva. Que puede ser parte de la pelea misma. Para que ello ocurra, que mejor que ir ganando y desandando el camino?.

Gladiador-Ferro Carril
La verdad no se tambalea
Las complicaciones de Gladiador. La ausencia de estabilidad en el rendimiento. Le cuesta encontrar la vuelta. No le es fácil. Incluso frente a Chaná, el sostenimiento del nivel que a veces aparece. Por eso, más allá de la condición de visitante de Ferro Carril, el equipo de Ramón Rivas es parte misma de su condición de favorito. El favoritismo de Ferro es una verdad que no se tambalea. Aún jugando en dos frentes, el campeón tiene cuerda propia: de la buena y de la recomendable. En su capacidad de funcionamiento, pero además en el sentido de ejecutividad que no le falta: Lairihoy, Carballo, Sebastián García, el propio Carlos Vera.
No es menos cierto que la motivación es auténtica para Gladiador: sabe a quien tiene enfrente y con su gente para el amparo, qué actitud es capaz de manejar a los efectos mismos de la mejor respuesta?. Por lo demás, el tiempo de Ferro es un tiempo a favor. Mientras que en el barrio y con Gladiador en la escena, la apuesta por el batacazo. Es posible?.
Deportivo Artigas-Nacional
¿Quién para trancarlo?
En la fecha que pasó, cuando Deportivo Artigas replanteó su actitud en la cancha y la volcó a su favor, hasta llegar a los cuatro goles frente a San Eugenio. Habría que suponer que es un aliciente bárbaro para  el equipo que orienta Luciano Ibarra, sobre todo porque el rival es Nacional. La última presencia de Deportivo en su cancha, fue olvidable: Ceibal lo barrió.
Con Nacional, el poder de su frecuencia ganadora. Todo acumulado en materia de puntos. De los 15, ganó los 15. Cabe preguntarse entonces: ¿quién para trancar al equipo de Gustavo Ferraz?. Que por sobre todo, es la arista del que resuelve, aunque no siempre seduzca. Seduce frente al arco rival e intérpretes no le falta: Alejandro Galliazzi, Nicolás Fagúndez, Angel Pereira y ahora también Dany Alán Samit. El cauce ofensivo de Nacional, el sentir de su protagonismo en la tabla de posiciones, su condición de líder absoluto, mezclas de un tiempo generoso. Por lo tanto, credenciales para ganar. Aunque vaya sabiendo: Deportivo llega con el peso de su moral levantada.
Saladero-Ceibal
¡La pasión barrial!
El pasado de los dos: perdiendo en ambos casos. Saladero frente a River Plate y Ceibal ante Salto Uruguay. Pero más allá de ese doble acontecimiento, en este caso más que nunca no parece contar tanto la historia reciente…. porque es la pasión barrial como parte de la escena!. Es la primera vez que un duelo entre los dos, se juega en cancha albinegra. En la pasada ocasión cuando Saladero fue local, batió a Chaná. Hay que tener en cuenta ese antecedente?. O sea: Saladero sabe lo que es ganar en su cancha. Lo de Ceibal pasa por las dudas. Dudas enquistadas, a partir de un funcionamiento distante. Dudas a veces simuladas cuando funciona la  dinamita de Pablo González. Pero el hecho es que Ceibal necesita de una regularidad auténtica. La que no alcanzó. No por nada el sistema nervioso alterado en más de uno. Si vence hoy por ejemplo, es el de un Ceibal a la medida de lo que pretende, sueña y el hincha reclama?. Clave en todo caso: si Ceibal llegase a recoger una nueva derrota, qué señal de futuro cierto?.
Salto Uruguay-San Eugenio.
El cartel adherido
El cartel de favorito. El cartel de puede más. El cartel de chance abierta. El cartel de opción clara de desnivel. El cartel de Salto Uruguay es ese y no otro. Porque además, con el equipo del “Bochón” Bordagaray se origina un hecho concreto: la evolución de su fútbol. La verdad de su consigna declarada y arriba al juego, después de una victoria sustanciosa frente a Ceibal por 3 a 2. No hay caso: cuando Fonseca está, es más que posible el alcance del desnivel mismo. Lo de San Eugenio es el rostro opuesto. De 15 puntos, solo rescató uno. Es complicado su tiempo. Pero bien concreto: cómo hace San Eugenio para sostenerse en la “A”?. Sobre que formulación ofensiva, cuando el equipo lo que no tiene es gol?. Por eso, el cartel adherido de Salto Uruguay es cosa real. Hasta es una cuestión de lógica. La diferencia abrumadora en la tabla de posiciones a favor de Salto Uruguay. La receta decana, que admite la valoración, sobre todo por la continuidad misma de resultados a favor. De 5 partidos, venció en 4…. más que bien!.
Chaná-Tigre
“Alma que andas penando….”
Qué poquito de los dos, eh?. Qué poquito!. No por nada, Chaná suma 2 puntos y Tigre solamente 1.  Por eso, dos almas en pena en la tabla de posiciones. No por nada, pasan a estar implicados severamente en la zona del descenso y desde ya. La tabla de posiciones, no establece lo contrario. Frente a Nacional, el equipo de Ángel Silva supo de aristas generosas en más de un sentido, pero en la ausencia de equilibrio, el factor desencadenante de la derrota. Para colmo, tres goles de cabeza en el arco de Nelson Telechea. Un aspecto que Tigre deberá corregir: el fútbol aéreo. Chaná empató en la pasada fecha ante Gladiador. Le cuesta el gol. Eso está claro. No le es menos que complicado la vocación de la partida y llegada. Cómo hace para no penar de aquí en más?. Tigre parece estar en la misma línea de San Eugenio. No solo porque llegan de la “B” y por una cuestión ahora de similitud de puntos, sino también, por el gol que no tienen.
Sin “gancho” de gran partido. Pero cuánto importan los 3 en juego!.

conlacalculadora