Ruben Cattani en EL PUEBLO: “No eché jugadores: elegí jugadores” “A quién le importa si a uno le va mal?.; vale más un diploma que lo humano”

El ciclo que termina mal?.
“Si no soy más el técnico de Lazareto, después de las dos primeras fechas, es concreto que esto para mi terminó mal”.
-Algún colega se te acercó para saber qué te pasó?.
“A quién le importa si a uno le va mal?. Eso es lo que pregunto. En Salto, parece que más vale un diploma que lo humano. Hay cosas que duelen y que decepcionan. O que tienen que ver con las ingratitudes. Entonces, uno se pregunta que significa ser parte del fútbol o donde está parado”.
-Quedaste mal parado en Lazareto?.
“Yo no merecía que esto terminase así. Tampoco lo merecía mi padre, como uno de los fundadores del club. Jugué 13 años en Lazareto, convertí más de 100 goles para el club, cuando ascendimos de la “C” a la “B” anoté los goles decisivos. O sea, no hubo respeto de la historia. A la historia no se la respetó”.
-Hay que suponer que te afectó la destitución….
“No me afectó la destitución, sino de la manera en que procedieron. De la forma en que me la comunicaron. Hacemos la práctica del martes y cuando va terminando llega Miguel Albin en nombre de la Comisión Directiva y me trasmite la decisión. Me lo comunica en la pista del Liceo Osimani, no en el club o en una sesión de la directiva. Pregunto: no correspondía eso?. No hubiese merecido otro tipo de trato?. O mi pecado fue haber querido cambiar la realidad de Lazareto a determinados niveles?. Y hablo sobre todo, del aspecto deportivo. Del jugador de fútbol, pero también del ser humano. Hay algunos técnicos que solo les importa ganar el domingo, que el jugador le responde y gane. Yo creo en un fútbol integrador. El jugador-deportista-ser humano. Es la apuesta a un concepto integral, que parece en este medio, cuesta entender”.
“NO ECHÉ JUGADORES”
-Una corriente de opinión establece que echaste a determinados jugadores…
“No es así. No eché jugadores, elegí jugadores a partir de la idea. Éramos como 36…. y bueno, quedaron 23. Esos 23 pasaban a interpretar la idea que buscamos. Antes del período de pases hablé con los dirigentes y la cosa fue clara: el que quería irse y que no figuraba en los planes, que se fuera. Parte de la nueva política del club, a partir de un proyecto a dos años, buscando fortalecer juveniles. Fortalecer una nueva camada, muchos de esos jugadores nacidos futbolísticamente en Lazareto”.
-Siete goles en dos partidos. La respuesta…. no fue la mejor.
“Yo reconozco que Lazareto no tuvo respuesta. Hicimos una auto crítica a fondo después del partido con Almagro. En esto del fútbol, surge otra conclusión: los resultados no solo mandan, sino también condenan lo humano. No solo es el técnico, es también quien es parte de un trabajo, de un fin económico que a veces tiene que ver con el sustento. Es cierto, yo tenía un contrato de trabajo por un año. No lo oculto. No lo niego”.
-Por sobre todo, qué duda te queda?.
“Reconozco que también pude haber tenido fallas. Si fue por incapacidad o por inmadurez. O caso contrario, por factores extras que no supe manejar”.
-Factores extras?.
“Claro, en el fútbol hay factores extras que deciden. En Lazareto los hubo”.
-Te perjudicaron?.
“Si”.
-Qué factores?.
“De eso ahora no quiero hablar. Pero llegará el momento en que los mencionaré. Descubrí que esos factores existieron. Y eso también decepciona. Y duele que existan. O da bronca que existan. El que diga que el fútbol es una siembra de amigos…. se equivoca. No es tan así. No lo es”.
**********
El martes que pasó. Cuando a RUBEN WALTER CATTANI le trasmitieron la decisión: no más al frente del plantel superior de Lazareto. Después, las consecuencias. Después las resonancias. Después…. qué pasó?. Y por qué en el fútbol, a veces pasan las cosas que pasan?. Inexorablemente, tienen que pasar?.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-