Tratan de eliminar la presencia policial dentro de los estadios

El Ministerio del Interior informó sobre los procesos que, en conjunto con la Asociación Uruguaya de Fútbol, se están llevando a cabo para eliminar la presencia policial dentro de los estadios.
“Desde hace un tiempo, el Ministerio del Interior y la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) trabajan para que en el corto plazo la totalidad de los policías se retiren del interior de los escenarios. Este proceso se está desarrollando de manera gradual con la intención de que -al final- el papel de la policía dentro del estadio se reduzca únicamente a la custodia de los árbitros”, comienza diciendo el comunicado y luego prosigue,
“Al trabajo que venía realizando la policía se sumó la seguridad privada contratada por la AUF. A medida que disminuye la presencia de personal policial, aumenta la de la los guardias de seguridad privada”.
La salida total del personal policial de los estadios comenzó a llevarse a cabo en el Campeón del Siglo, donde las funciones policiales están únicamente encargadas de la seguridad externa y del cuidado de los funcionarios que trabajan en las puertas de ingreso, según las garantías previstas en los artículos 135 y 137 de la Ley de Procedimiento Policial Nº 18315.
Desde marzo es Peñarol el responsable de lo que ocurra dentro de su estadio.
A su vez el Ministerio del Interior comunica que “mientras las Jefaturas de Policías y la Dirección Nacional de Guardia Republicana sean las responsables de la seguridad interna de los estadios, el registro de personas en la totalidad de las puertas de ingreso quedarán a su cargo.
En cambio, cuando la seguridad interna del espectáculo sea responsabilidad de los organizadores a través de las empresas de seguridad, el registro de personas quedará bajo su responsabilidad. Como se ha mencionado anteriormente, la Policía brindará las garantías necesarias para el desarrollo de esa tarea”.
Con respecto a la evacuación de los distintos escenarios deportivos, los organizadores serán los encargados de la salida de las parcialidades y la policía sólo intervendrá en donde vea situaciones que incumplan la norma.
El Ministerio informa que “la decisión de retirarse del interior de los escenarios obedece a estrategias policiales para dar respuesta a los delitos. Para llevar a cabo estos despliegues operativos se requiere disponer de la mayor cantidad de efectivos posibles”, y a su vez reconoce que “esta medida, que ahora se aplica para el fútbol, viene implementándose desde abril del año pasado en el básquetbol, tanto en primera como en segunda división”.
Por último el comunicado hace un inventario de los elementos prohibidos para todos los escenarios, basados en el Anexo C del Reglamento FIFA de Seguridad en los Estadios:
– Cualquier objeto que pudiera utilizarse como arma, causar daños o lanzarse como proyectil.
– Material racista, xenófobo, o que por su contenido no tenga relación con el evento deportivo.
– Objetos que incrementen el riesgo de incendio o sean peligrosos para la salud.
– Animales que no presten asistencia a personas con discapacidad.
– Objetos que distraigan la atención de los jugadores o árbitros, como ser punteros láser o aquellos que produzcan gran estruendo.
– Objetos que puedan comprometer la seguridad pública.
– Objetos que limiten la vista de otros espectadores.
Banderas
Solo se permitirá el ingreso de banderas que cumplan con las siguientes características:
– Menores o hasta 2 metros de ancho por un 1 metro de largo.
– Poseer caño de plástico flexible de hasta 1 centímetro de diámetro con las extremidades huecas.
– No podrán adherirse entre sí para formar una más grande ni contener leyendas que inciten a la violencia.