UN PARTIDO CASI AMISTOSO

UN PARTIDO  CASI AMISTOSO

El partido de ayer entre Uruguay y Argentina dejó sabor a poco tras el empate sin goles en el estadio Centenario. Quizás la impresionante previa que se ha venido haciendo del clásico más antiguo del planeta fútbol o por el elenco de astros que desfilaron por el histórico césped del principal escenario deportivo uruguayo, hizo que se generara una expectativa entre los aficionados que luego no se vio plasmada en la cancha. Pero la amistad entre los jugadores de los equipos jugó su partido hasta en momentos como este, donde los dos ídolos de la Selección Uruguaya, los salteños Edinson Cavani y Luis Suárez, se disponen a levantar de una caída al astro argentino y amigo personal de Suárez, Lionel Messi. El mejor jugador del mundo jugó tranquilo, al igual que el equipo argentino que se llevó un valioso punto de visitante, aunque jugando como en su propia casa y como si fuera un amistoso.

URUGUAY - ARGENTINA