Un pequeño gigante bajó a Nacional

El Tanque Sisley le ganó 3-2 a Nacional en el Centenario por la novena fecha del Apertura. Convirtió de cabeza  Romario Acuña, empató Gonzalo Bueno, y menos de un minuto después el colombiano Murillo le volvió a dar ventaja al verdinegro. Romario amplió diferencias apuntándose su doblete personal por la vía del penal y en la hora anotó otra vez Bueno.
El Tanque se fue soltando a medida que corrió el reloj, y se pudo acercar mediante jugadas de pelota quieta. Desaprovechó un tiro libre, después intentó con un tiro de esquina, y de a poco se fue igualando el trámite que por momentos se basó en raspar y trancar en el mediocampo, controlando el balón el equipo albo.
Fue chato el juego. Medina se acercó pero resolvió mal una jugada que no complicó a Nicola Pérez, y Matías Cabrera, el sustituto del Chino Recoba, también probó por la derecha, controlando el guardameta en dos tiempos.
Y goles errados son goles en contra, dice el dicho, y El Tanque rompió el cero en el arco de Jorge Bava y despertó a los espectadores, que estaban presenciando un espectáculo sencillamente aburrido. Llegó el verdinegro por izquierda, falló en la marca Andrés Scotti, y el pequeño Romario Acuña apareció al medio en el área para ensayar una suerte de palomita y cabecear un balón que a los 35 minutos se transformó en gol.
Nacional salió a buscar el empate en la segunda parte, y antes del minuto el arquero verdinegro tuvo que saltar a buscar una pelota que se metía en el arco. A base de esfuerzo el gol llegó a los 15 minutos de la parte complementaria: tras fallidos intentos en el área fue Gonzalo Bueno el que pudo mandarla a guardar y poner el 1-1.
Pero el festejo no duró. En la jugada siguiente al tanto, El Tanque, al que parecía pesarle mucho el empate tricolor, pegó de nuevo y se puso 2-1. El colombiano Murillo se adelantó cuando vio que la bola iba al área chica, le escapó a la marca de todos los que estaban en el área, y con el arco vacío y sin ángulo definió.
Nacional demoró, pero arrinconó a su rival. Primero fue Andrés Scotti de tiro libre el que hizo temblar a la defensa, y después fue el arquero el que con una atajada gigante salvó lo que era el empate luego de un notable cabezazo de Sebastián Taborda, quien había ingresado durante la segunda parte.
Alexander Medina recibió la tarjeta amarilla número cinco, que lo deja fuera del próximo partido ante River Plate, pero que le permite enfrentar a Peñarol, lo mismo que sucedió con Alejandro Lembo. El zaguero fue amonestado por protestarle al árbitro, quien cobró penal a favor de El Tanque a falta de 10 minutos para el final. Romario se anotó su doblete personal al convertir desde los once pasos y puso el 3-1.
En la hora descontó Bueno otra vez pero no alcanzó. Peñarol se adueñó de la punta del Apertura y Nacional quedó segundo con 19 puntos, igual que Defensor.
Fuente: Montevideo Portal

El Tanque Sisley le ganó 3-2 a Nacional en el Centenario por la novena fecha del Apertura. Convirtió de cabeza  Romario Acuña, empató Gonzalo Bueno, y menos de un minuto después el colombiano Murillo le volvió a dar ventaja al verdinegro. Romario amplió diferencias apuntándose su doblete personal por la vía del penal y en la hora anotó otra vez Bueno.

El Tanque se fue soltando a medida que corrió el reloj, y se pudo acercar mediante jugadas de pelota quieta. Desaprovechó un tiro libre, después intentó con un tiro de esquina, y de a poco se fue igualando el trámite que por momentos se basó en raspar y trancar en el mediocampo, controlando el balón el equipo albo.

Fue chato el juego. Medina se acercó pero resolvió mal una jugada que no complicó a Nicola Pérez, y Matías Cabrera, el sustituto del Chino Recoba, también probó por la derecha, controlando el guardameta en dos tiempos.

Y goles errados son goles en contra, dice el dicho, y El Tanque rompió el cero en el arco de Jorge Bava y despertó a los espectadores, que estaban presenciando un espectáculo sencillamente aburrido. Llegó el verdinegro por izquierda, falló en la marca Andrés Scotti, y el pequeño Romario Acuña apareció al medio en el área para ensayar una suerte de palomita y cabecear un balón que a los 35 minutos se transformó en gol.

Nacional salió a buscar el empate en la segunda parte, y antes del minuto el arquero verdinegro tuvo que saltar a buscar una pelota que se metía en el arco. A base de esfuerzo el gol llegó a los 15 minutos de la parte complementaria: tras fallidos intentos en el área fue Gonzalo Bueno el que pudo mandarla a guardar y poner el 1-1.

Pero el festejo no duró. En la jugada siguiente al tanto, El Tanque, al que parecía pesarle mucho el empate tricolor, pegó de nuevo y se puso 2-1. El colombiano Murillo se adelantó cuando vio que la bola iba al área chica, le escapó a la marca de todos los que estaban en el área, y con el arco vacío y sin ángulo definió.

Nacional demoró, pero arrinconó a su rival. Primero fue Andrés Scotti de tiro libre el que hizo temblar a la defensa, y después fue el arquero el que con una atajada gigante salvó lo que era el empate luego de un notable cabezazo de Sebastián Taborda, quien había ingresado durante la segunda parte.

Alexander Medina recibió la tarjeta amarilla número cinco, que lo deja fuera del próximo partido ante River Plate, pero que le permite enfrentar a Peñarol, lo mismo que sucedió con Alejandro Lembo. El zaguero fue amonestado por protestarle al árbitro, quien cobró penal a favor de El Tanque a falta de 10 minutos para el final. Romario se anotó su doblete personal al convertir desde los once pasos y puso el 3-1.

En la hora descontó Bueno otra vez pero no alcanzó. Peñarol se adueñó de la punta del Apertura y Nacional quedó segundo con 19 puntos, igual que Defensor.

Fuente: Montevideo Portal