Uruguay quiere seguir escribiendo la historia

Uruguay quiere seguir escribiendo la historia

La historia le reservó a Uruguay otra cita ineludible: a partir de las 17 horas, la Celeste volverá a pisar Maracaná para enfrentar a Colombia por los octavos de final del Mundial. De ganar, la selección uruguaya se ubicará en el selecto grupo de los ocho mejores del mundo, por segunda vez consecutiva.

Uruguay enfrenta hoy a Colombia por los octavos de final del Mundial, en un escenario que le trae buenos recuerdos. La Celeste regresa al estadio en el que escribió su mayor hazaña futbolística, que es conocida como “Maracanazo” y de la que no hace falta agregar más datos.
Uruguay retorna a Maracaná, 64 años después de aquella gesta, para intentar batir a la peligrosa Colombia, y así dejar atrás la sombra del escándalo Luis Suárez.
En juego estará la posibilidad de meterse en el selecto grupo de los ocho mejores equipos del mundo, orgullo que Uruguay ya consiguió en Sudáfrica 2010.
La incógnita pasa por saber cómo afectará en los jugadores celestes el golpe de la FIFA, al echar del Mundial a la máxima estrella del plantel. “Indignación e impotencia: eso es lo que todos sentimos”, admitió el capitán Diego Lugano, tras conocerse el fallo. Pero agregó que “a nosotros no nos detendrá nada”. Y se sabe: envalentonarse ante las adversidades es marca registrada en Uruguay.
La principal interrogante del entrenador Óscar Tabárez es determinar quién sustituye, precisamente, a Suárez. La primera alternativa es Christian Stuani, en lo que no implicaría grandes cambios tácticos: en ese caso, Cavani cumplirá la función de “9” y Stuani jugará como mediapunta.
Diego Forlán, por su parte, padece algunos problemas estomacales, que lo relegarían en la consideración del DT.
Colombial llega firme a octavos, después de ganar con solvencia sus tres partidos del grupo inicial y hacer uno de los juegos más sólidos y efectivos del torneo.
La ausencia de Radamel Falcao es ya un vago recuerdo ante la personalidad demostrada por jugadores como James Rodríguez, a quien se lo compara con Carlos Valderrama.
El “Pibe” es un emblema de la mejor generación de futbolistas colombianos, que pese a su calidad solo logró alcanzar los octavos de final en Italia 1990. Nunca la selección “cafetera” superó ese límite y de Uruguay depende que no lo supere hoy.
De no haber un ganador en los 90 minutos de juego, uruguayos y colombianos disputarán un alargue de 30′, donde de persistir la igualdad, se pasará a la definición por penales. Quien resulte ganador, se las verá con Brasil o Chile en cuartos de final.

Uruguay enfrenta hoy a Colombia por los octavos de final del Mundial, en un escenario que le trae buenos recuerdos. La Celeste regresa al estadio en el que escribió su mayor hazaña futbolística, que es conocida como “Maracanazo” y de la que no hace falta agregar más datos.

Uruguay retorna a Maracaná, 64 años después de aquella gesta, para intentar batir a la peligrosa Colombia, y así dejar atrás la sombra del escándalo Luis Suárez.

En juego estará la posibilidad de meterse en el selecto grupo de los ocho mejores equipos del mundo, orgullo que Uruguay ya consiguió en Sudáfrica 2010.

La incógnita pasa por saber cómo afectará en los jugadores celestes el golpe de la FIFA, al echar del Mundial a la máxima estrella del plantel. “Indignación e impotencia: eso es lo que todos sentimos”, admitió el capitán Diego Lugano, tras conocerse el fallo. Pero agregó que “a nosotros no nos detendrá nada”. Y se sabe: envalentonarse ante las adversidades es marca registrada en Uruguay.

La principal interrogante del entrenador Óscar Tabárez es determinar quién sustituye, precisamente, a Suárez. La primera alternativa es Christian Stuani, en lo que no implicaría grandes cambios tácticos: en ese caso, Cavani cumplirá la función de “9” y Stuani jugará como mediapunta.

Diego Forlán, por su parte, padece algunos problemas estomacales, que lo relegarían en la consideración del DT.

Colombial llega firme a octavos, después de ganar con solvencia sus tres partidos del grupo inicial y hacer uno de los juegos más sólidos y efectivos del torneo.

La ausencia de Radamel Falcao es ya un vago recuerdo ante la personalidad demostrada por jugadores como James Rodríguez, a quien se lo compara con Carlos Valderrama.

El “Pibe” es un emblema de la mejor generación de futbolistas colombianos, que pese a su calidad solo logró alcanzar los octavos de final en Italia 1990. Nunca la selección “cafetera” superó ese límite y de Uruguay depende que no lo supere hoy.

De no haber un ganador en los 90 minutos de juego, uruguayos y colombianos disputarán un alargue de 30′, donde de persistir la igualdad, se pasará a la definición por penales. Quien resulte ganador, se las verá con Brasil o Chile en cuartos de final.

“Estamos heridos, pero con enorme rebeldía”

Óscar Tabárez admitió que Uruguay está “herido” por la sanción a Suárez, pero aseguró que afronta el partido de hoy con “una fuerza terrible y una enorme rebeldía”.

El técnico celeste cerró su discurso con un “¡vamos que vamos!”. En principio, Tabárez daría una conferencia de prensa, pero al final no admitió preguntas.

Con semblante serio, en ocasiones incluso emocionado, el técnico admitió que la sanción a Suárez fue de una “excesiva severidad”.

“Es una decisión que evidentemente está más volcada hacia las opiniones de la artillería mediática que explotó nada más terminar el partido, de periodistas que tomaron ese como único tema”, se quejó. “Y que no sé de qué nacionalidad eran pero todos hablaban en inglés”, agregó.

Tabárez anunció su decisión de renunciar a su cargo como miembro de la comisión de estrategia de la FIFA, organización a la que acusó de utilizar a Suárez como “chivo expiatorio”.

“Como entrenador y docente, se me presenta la teoría del ‘chivo expiatorio’. El que ha leído psicología sabe de qué se trata: de dar un castigo ejemplarizante a quien comete una falta, no un delito, para que el colectivo, o sea, los que reciben el mensaje, sepan lo que está bien y lo que está mal”, señaló Tabárez.

Uruguay – Colombia

URUGUAY

F. Muslera, M. Cáceres, J. Giménez, D. Godín, A. Peereira, A. Ríos, N. Lodeiro, C. Rodríguez, C. Stuani, E. Cavani, DT:O. Tabárez

COLOMBIA
Ospina, Zúñiga, Zapata, Yepes, Armero Aguilar, Sánchez, Cuadrado, J. Rodríguez, Ibarbo, T. Gutiérrez, DT: J. Pekerman