¿Por qué adelantamos la hora?

¿Por qué adelantamos la hora?

¿Sirve?. ¿A quién y cómo?

El pasado 2 de octubre en la sala de Redacción de EL PUEBLO estábamos a contrarreloj porque contábamos con una hora menos de trabajo y además, había que salir a la calle una hora antes. Aunque esta semana estamos empezando a convivir con la nueva situación. En el presente informe intentaremos abordar la temática del cambio horario, desde los números que se generan del ahorro en el consumo energético, porque si nos preguntamos ¿por qué adelantamos la hora?, la primera respuesta que automáticamente pronunciamos es “para ahorrar energía”.

Pero también hemos escuchado en la calle cierta molestia por el tema de que todos los años hay que acomodarse para que disfruten los que pueden hacer turismo. También abordaremos algunos aspectos que pueden influir en la salud de la gente, posiciones políticas contrarias a esta medida, así como también la visión de los comerciantes en función de la influencia del horario al que tendremos por los próximos 6 meses.

¿EN REALIDAD HAY AHORRO?

¿Hay estudios sobre el ahorro? ¿Qué estimaciones se manejan? ¿El ahorro se traduce en menor gasto para hogares y empresas? Para verificar la respuesta a estas interrogantes veamos los números. Según datos que manejó el Directorio de UTE en el año 2007 “el ahorro de energía promedio por el cambio de hora fue de 0,9% entre octubre del 2007 y marzo del 2008, mientras que en las horas pico se ubicó en 4,5% y el pico máximo de potencia fue del orden del 5% menor al año pasado”.

El cambio de hora contribuyó en el ahorro de energía, sobre todo en las horas de mayor consumo. Las horas pico son entre las 18 y las 23 horas. Fue en esas horas que se logró un ahorro promedio de 4,5% durante ese período. Y el promedio general de ahorro fue de 0,9%.  Mientras que en países europeos que también adelantan la hora, como es el caso de España y Bélgica, el ahorro en el consumo es entre el 0% y el 0,5%.

UNA CUESTIÓN DE SALUD

El común de la gente puede sentirse molesto por la medida, más allá del ahorro global perseguido. Hay una hora más de sol, pero me tengo que levantar más temprano, y eso afecta a todos, tanto para ir a trabajar en el caso de los adultos como para los niños que van a la escuela, ya que todos tenemos que adaptarnos.  Quizá económicamente no nos provoque muchas molestias, pero podemos preguntarnos si se ocasiona algún perjuicio para nuestra salud. El atraso o adelantamiento de los horarios de las comidas o de sueño ¿altera nuestro reloj biológico? Los Ciclos circadianos o ritmos biológicos son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo. En dichos ciclos  la luz actúa como gran regulador de los procesos cíclicos, desde la vigilia y el sueño, a lo alimenticio, hormonal e incluso los defecativos.

Cuando se cambia la hora se produce un pequeño desajuste, que lo notan más quienes tienen un horario más estricto. La luz del sol pone en marcha la producción de la melatonina, que es un antidepresivo. Cuando las horas de luz disminuyen, aumentan los casos de depresión, ansiedad y regulación del sueño. Es parecido al trastorno de sueño que sufren los viajeros de vuelos transoceánicos, pero mucho más leve.

PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

Además del ahorro energético, algunos movimientos ambientalistas internacionales explican la importancia del cambio horario, en el afán de proteger el medio ambiente. La mayor cantidad de contaminantes, derivados del uso de hidrocarburos, se produce en las ciudades modernas entre las 7 y las 8:30 horas, al comenzar la actividad laboral.

El aire frío atrapa los contaminantes más peligrosos de la combustión de derivados del petróleo, manteniéndolos en las capas más bajas de la atmósfera, es decir, en contacto con cada uno de nosotros. Esa capa de máxima contaminación ambiental, comienza a diluirse poco después de la salida del sol, cuando el aire se calienta y los gases ascienden.

No hay inconvenientes en el trabajo rural

Algunos productores lecheros consultados para este informe, manifestaron a EL PUEBLO que el cambio de horario no les afecta para nada. Bruno Franzoni, productor con tambo en la zona de Paso de la Cadena, en las inmediaciones de las Termas de Arapey, expresó que el “cambio de hora no tiene ningún inconveniente, al contrario, puede tener alguna ventaja”.

Manifiesta que en el tambo, al utilizar una tarifa especial de UTE llamada “triple horario”, que en tiempos normales establece que desde las 17 a las 23 horas no se puede consumir porque es un horario pico, y con el adelantamiento de la hora, este pasa de las 18 a las 24 horas.

“Al disponerse así, nos favorece porque a veces en el turno de la tarde, utilizamos algunas horas de esa franja”, dice. En el establecimiento de Franzoni, se llevan adelante dos frecuencias de ordeñe, una a las cinco de la mañana y la otra sobre las tres de la tarde, las que se han mantenido con el nuevo horario. Agrega que “al contrario, en la mañana cuanto más antes se salga del calor es mejor para el trabajo y para el animal”.

Este tambero cuenta con unas 200 vacas en cada ordeñe y tiene un plantel de trabajo compuesto por seis trabajadores. Ramón De León, otro productor lechero, y colono de la zona de Colonia Ros de Oger (en el departamento de Paysandú), expresó que “una hora no influye para nada en el trabajo. Los horarios no fueron cambiados en la realidad del trabajo, ya que al contar con tanque de frío para el deposito de la leche, nos movemos sin necesidad de un horario para la entrega de la misma al camión surtidor de la cooperativa al que le entregamos el producto”.

Además “es mejor porque se termina en un horario más lejos del mediodía con el trabajo de la mañana, y cuando calienta el sol, tanto los animales como los empleados están fuera del horario de las tareas”. De León, maneja unas 80 vacas lecheras, y cuenta con tres familiares que trabajan en el tambo.

APROVECHAR LA LUZ SOLAR Y REDUCIR CONSUMO

Por su parte, el ingeniero Gabriel Rodríguez, presidente de la delegación uruguaya en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM), indicó que si bien no contaba en su poder con los números exactos “la medida del cambio de horario se adopta con el objetivo principal de aprovechar mejor la luz del día y obviamente reducir el consumo energético”.

“Los datos precisos y los porcentajes de reducción los maneja específicamente el Ministerio de Industria y la UTE, y para la CTM el tema es una decisión y listo”, afirmó.

En términos generales lo que sí es verdad “es que el consumo baja, porque al aprovecharse más la luz solar del día, se reduce el consumo energético en términos medios del país. Y esto se hace en muchos países y tiene como objetivo principal la utilización más eficiente la energía artificial, aprovechando por otro lado la energía natural que el sol nos brinda, y que nos puede hacer prescindir en algunas horas del día de algunos servicios que de lo contrario requerirían energía hidráulica, térmica cual fuera”.

MODIFICAR EL HÁBITO DE LA GENTE

Julio Píriz es trabajador de UTE e integrante de la Mesa Directiva de AUTE (Agrupación de Funcionarios de UTE) y si bien no trabaja en la parte técnica de dicho organismo, indicó a EL PUEBLO que la medida de cambio de hora “tiene que ver con el huso horario, y con las horas picos del consumo de luz”.

La base de suministro de energía en el Uruguay es básicamente hidráulica, constituida por las centrales hidroeléctricas (como las represas) ubicadas en el país. Además hay una “reserva fría”, que son las máquinas térmicas que consumen petróleo, en sus distintas formas. Ahora recién se está instrumentando el tema de la energía del viento y de los paneles solares, pero la gran masa de energía que entra a los cables es suministrada en sus mejores momentos por las tres represas de la UTE, ubicadas sobre el Río Negro (Rincón del Bonete, Baygorria y Palmar) a la que se le suma la de Salto Grande, ubicada sobre el río Uruguay.

“Cuando las reservas de agua son suficientes la inmensa mayoría del consumo está siempre cubierto de esa manera; en algún pico se encienden algunas máquinas que son por su orden la de la Central Batlle (con su actual ampliación) o la térmica de La Tablada, o la de Punta del Tigre. Esta respuesta siempre hay que tenerla, por más que se corra el huso horario”, explicó.

Señaló que al correr el huso en cierta manera “modificas los movimientos de la gente, pero el gran pico sigue siendo en el tiempo de la vuelta de la población a sus hogares (generalmente luego de las seis de la tarde), que llegan a la casa y encienden todo. El corrimiento horario hace que se pueda consumir menos energía de petróleo. En ocasión de la última sequía la UTE alcanzó a gastar 500 millones de dólares anuales en compra de petróleo (full oil, gasoil)”. Entonces, dice Píriz, que la medida del ahorro va por “dos lados”. Fundamentalmente en el caso de la UTE el tema consiste en “evitar comprar grandes masas de petróleo. Eso va unido a algunos proyectos que están en curso, y que refieren a la regasificadora que se va a instalar en Montevideo, de la que se obtendrá gas licuado, y UTE podrá utilizarlo”.

Adujo que el fenómeno que está pasando hoy es que “el consumo de energía eléctrica, o de distintas formas de combustibles, está creciendo exponencialmente en la misma medida que crece el bienestar de la población. Lo que antes en una casa común tenías un contador de 2 kilowatt, ahora la mínima es 3,3 kilowatt, porque casi todas las casas tienen varios artefactos eléctricos conectados en conjunto”.

Sostuvo que al ampliar los horarios de luz, se facilitan los movimientos y se cambian las horas picos. Dijo que “otro fenómeno que se está intentando crear” es el cambio de hábito en los hogares. “Hay planes de ahorro energético y hay que cambiar la forma de consumo eléctrico, hay que llegar a un uso eficiente de la energía”, indicó el trabajador.

ASPECTOS Y FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Más de 80 países en todo el mundo aplican el cambio horario con la intención de lograr dicho objetivo, pero los datos que resultan son escasos. En Uruguay, antes del año 2006, el gobierno nacional dictaba un decreto puntual en donde indicaba las fechas en que se produciría el adelanto de la hora legal (decreto 328/2004 –de  15/09/2004- y el decreto de fecha 10/03/2005). Pero a partir del decreto 311/2006 (del 04.09.2006) se dispuso que la hora legal se adelantara en toda la República a partir de la hora 2:00 AM del primer Domingo del mes de octubre de cada año” y que “a la hora 2:00 AM del segundo Domingo del mes de marzo de cada año, se retrasará la hora legal en toda la República”. Dicha norma considera que tal medida es pertinente a efectos de generar condiciones que conduzcan al ahorro de energía y una mejora en el factor de carga diario y el desplazamiento del pico del consumo de verano. Por lo que la propuesta redundará en un importante ahorro de generación eléctrica.

Por su parte, la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE), a través de su gerencia comercial, informó a sus clientes que “el adelantamiento de la hora permitirá gestionar en forma más eficiente los recursos energéticos disponibles, principalmente en los horarios de mayor demanda.

Los operadores dicen que el turismo y el comercio

no se ven afectados pero hay posiciones contrarias

Los operadores locales dicen que el turismo no se ve afectado, los comerciantes dicen que no pasa nada y el diputado colorado Marcelo Bistolfi, de Vamos Uruguay, señala su posición contraria a esta medida, porque asegura que provoca un “trastorno” importante.

EL TURISMO

Algunos operadores turísticos privados de la zona de las termas del Daymán consultados por EL PUEBLO aseguran que la medida de adelantamiento de la hora no afecta al sector. “A nosotros no nos perjudica en absoluto, al contrario. Como además lo que se da mayormente acá (en Daymán) es turismo interno, con mayor fuerza en esta época del año, no nos afecta para nada”, afirmaron.

Señalan además que respecto a los turistas que provengan de otro país, en el caso de los que arriben desde Argentina “ya saben como es la situación, saben que en Uruguay en esta época del año hay una hora más y por lo tanto no tienen mayores inconvenientes, porque solo es una hora, así que en realidad a ellos no les altera nada porque se siguen manejando con su reloj y llegan sabiendo como son las cosas. No dejan de venir en absoluto y a nosotros el hecho de que lleguen una hora después no nos altera en nada”, explicó una fuente consultada por este diario.

EL COMERCIO

Si bien el presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS), Ricardo Urroz, no había hablado con los demás comerciantes a los que representa sobre el tema, para saber si hay algún aspecto que deba ser considerado, aseguró que por su lado, el cambio de hora es hasta “positivo”.

“No hay ningún problema por lo general la gente se habitúa y uno también sin mayores inconvenientes. En relación al comercio en general hay algunos aspectos como el caso de una financiera que tiene sede en la capital del país y que cierra sus puertas a las 6 de la tarde y a veces eso puede sorprender al público que está habituado al cambio de hora, pero a veces algunos comercios se manejan con los horarios de Montevideo y no prevén estos cambios”, comentó.

Urroz dijo que en el caso de su comercio, debió correr media hora el horario de apertura del mismo en la tarde. “Porque antes era a las dos y media y queda muy temprano en esta época y más aún con la modificación del horario. Y en el verano vamos a abrir un poco más tarde y a cerrar más cera de la puesta del sol. Y al revés en la mañana donde vamos a tener que abrir más temprano, porque por ejemplo, ahora a las ocho de la mañana no hay movimiento, sin embargo, cuando haga más calor sí lo habrá”, destacó el comerciante.

El titular del CCIS señaló que las entidades bancarias “obligan en cierta forma a tener movimiento porque como éstos no modifican su horario, uno debe estar sujeto a ello”.

Pero subrayó que “lo positivo” de esta medida es que uno “se va a trabajar de día y sale de día, y aprovecha todo el tiempo a la luz natural. Dormís una hora menos, pero bueno. Por el momento no ha habido ningún comentario en el CCIS que amerite nada, pero en la reunión del miércoles vamos a ver qué pasa”, sostuvo el presidente del Centro Comercial, Ricardo Urroz.

BISTOLFI NO COMPARTE

A todo esto, el diputado por Salto del Partido Colorado, Marcelo Bistolfi, comentó que “no comparte” la decisión. Si bien Bistolfi dijo que “no conoce los números para conocer el fundamento real del cambio de horario”, aduce suponer que los mismos “deben ser bastante significativos” porque sino las autoridades del ramo “no lo harían”.

Para el legislador nacional la postura en el interior del país es “prácticamente una sola”, ya que esgrimió que “la gente descansa menos, porque se acuesta más tarde y se levanta más temprano, y en particular no estoy de acuerdo”, destacó. Pero volvió a decir que “no sé cuánto se ahorra en esto, pero si el ahorro es muy importante, vale la pena el sacrificio y habrá que adaptarse y mantener el cambio de horario. Aunque el punto es cuantificar el hecho, porque es bastante traumático el cambio de horario”.

Aseguró que ha mantenido conversaciones con diferentes legisladores del interior del país, los que haciéndose eco de lo planteado en sus respectivas comunidades, coinciden con Bistolfi, según afirma el diputado salteño, que la situación “perjudica” principalmente a los productores rurales.