“Oportunamente será replanteado”, manifestó El proyecto del Ing. Dubosc fue planteado a nivel de instancias internacionales, dijo el Cap. Silbermann

“Oportunamente será replanteado”, manifestó El proyecto del Ing. Dubosc fue planteado a nivel de  instancias internacionales, dijo el Cap. Silbermann

Argentina no admite ni siquiera el estudio de factibilidad del proyecto del Ing. Dubosc, para la canalización del arroyo San Antonio, en territorio uruguayo, en sustitución del canal de navegación, que permanece inconcluso desde la construcción de la represa de Salto Grande y se extendería en costa argentina, desde el Ayuí hasta la represa de Salto Grande. En cambio en Brasil la iniciativa habría despertado interés.

La información precedente fue confirmada por el vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Cap. de Navío (r), Gastón Silbermann, quien aclaró que el interés brasileño fue detectado en forma personal y no mediante una planteamiento institucional, como en ocasión de recoger la posición argentina.
EL INFORME
DE SILBERMANN
En oportunidad de haberse realizado en la mañana anterior el acto de asunción oficial en sus cargos de los nuevos jerarcas del puerto de Salto,  llegaron a Salto las máximas jerarquías de la ANP, presididas por el C/N de Navío, (r), Gastón Silbermann Victoria, quien destacó que el proyecto que le fuera presentado por el  ingeniero Guillermo Dubosc se hallaba a estudio y había sido presentado en algunos ámbitos internacionales.
“Como vemos  presente al ingeniero  Dubosc que oportunamente hizo una presentación -hará un año  y poco en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, la presentación la hizo al ex Ministro de Transporte, Víctor Rossi , pero nosotros estábamos presente por la Administración Nacional  de Puertos, sobre la posibilidad de conectar el Río Uruguay aguas arriba y aguas abajo de las represa mediante un sistema ingenioso de conectar un arroyo que corre más o menos paralelo al río Uruguay y que sería necesario canalizar unos tramos, no me acuerdo exactamente cuántos kilómetros”.
Lo que quiero decir es que este tema está presente, está latente, planteado arriba de la mesa.
EN DOS OCASIONES
Personalmente yo lo he transmitido en dos ocasiones  en ámbitos internacionales. Por ejemplo uno de ellos fue en INRSA (Iniciativa para la Infraestructura Regional Sudamericana), este organismo que es multinacional y regional para América del Sur, que está avalado, administrado y financiado por tres organismos internacionales, como son el BID, Fonplata  y CAF, IRSA constituye diez ejes de integración y proyectos de desarrollo en toda América del sur. En cada uno de esos ejes, los países que lo integran, presentan sus proyectos y si todos los países están de acuerdo, uno de estos tres organismos internacionales de financiación lleva adelante el estudio de viabilidad y si el resultado es positivo y aceptado por los países integrantes de ese eje,  se pueden llevar adelante las obras  con la posible  financiación de estos organismos.
La conexión del río Uruguay aguas arriba y aguas debajo de la represa  fue  planteada también personalmente, y tuvo  una oposición de la Republica Argentina de no innovar por ahora, mientras tanto sobre el río Uruguay. Quería trasmitirles eso por un lado, que fue planteado internacionalmente y ni siquiera se aceptó que se llevara adelante el estudio de viabilidad.
En otra instancia, en un seminario que tuvo lugar en Porto Alegre- agregó Silbermann –  sobre hidrovías interiores, se lo plantee personalmente (esto ya no fue institucionalmente), al técnico profesional responsable de las hidrovías en la zona del Sur de Brasil.
EN EL SUR
DE BRASIL
Si bien fue una conversación personal, encontramos en este caso mucha receptividad y hasta aventuró que si fuera necesario Brasil hasta podría llegar a financiar la obra. No quiere decir que esto sea una posición, incluso en lo personal –expresó el vicepresidente de la ANP – entiendo que el Uruguay no puede admitir en aguas que son de uso nacional o trinacional, las obras las haga otro país porque esto a la larga trae consecuencias negativas, como ya ha ocurrido en otros casos, tanto en el río Uruguay, como en el Río de la Plata.
Lo que quería trasmitirles, dijo Silbermann, dirigiéndose a los diferentes operadores fluviales presentes en la ocasión, cual es la posición de autoridades “hidroviarias” como le llaman allí, en el Sur de Brasil.
Concluyó reiterando que “ese tema está en el tapete y llegado el momento va a ser replanteado nuevamente”.